Autor: Onega López, Fernando. 
   Estrategia final     
 
 Ya.    08/06/1986.  Página: 11. Páginas: 1. Párrafos: 16. 

Domingo 8 de junio de 1986

MEMORIAS DE CAMPAÑA

Estrategia final

FERNANDO ONEGA

EL mirlo, definitivamente, no salía de su asombro. Yo creo que tenía un empacho. Había estado

escuchando todas las radios, y las noticias de mítines se le habían pegado a las plumas. La cigarra le

sorprendió riéndose. Se reía solo, como se ríen los mirlos al mediodía.

—Es que acabo de escuchar a Guerra. ¿Sabes cómo le ha llamado a Garrigues?

—Tahúr de Manhattan.

—Tonta eres. Le ha llamado «Garrigues Walker etiqueta Roca».

—La verdad, mirlo, es que no encierra mucha teoría del Estado, pero está bien. Y Garrigues le tiene que

dar tas gracias. Creo que es la primera vez que, para bien o para mal, Antonio Garrigues sale en la greña

electoral.

Bajaron el mirlo y la cigarra cuesta abajo, saltando el uno y cantando la otra, comentando lo divertido que

se ponía el patío de las urnas. El mirlo, que es suarista, celebra a cada salto lo bien que va su candidato:

«Hasta Emilio Romero está hoy más complaciente.» La cigarra, que es indecisa, se apunta a la corriente

mayoritaria: «Desengáñate, negro. El mismo lo dice: a Suárez le quieren, pero no le votan.» Se avino, de

todas formas, a reconocer que esta campaña ha mostrado un Suárez más suelto y agresivo, y que ha

conseguido el máximo de todo líder sin dinero:

vivir en un círculo vicioso. Los periódicos hablan de Suárez porque crece en los sondeos. Y crece en los

sondeos porque los periódicos hablan de Suárez.

No se quedó el mirlo muy convencido de lo fácil de la explicación:

—A mí, dime lo que quieras. Pero lo cierto es esto: que el Duque siempre tuvo algo muy parecido a un

complejo ante Felipe y ante Guerra. Y, por lo que sea, lo ha perdido. Ahora está al ataque. ¿Tú no crees

que será que quiere capitalizar todo el descontento, a la derecha y a la izquierda?

Comentaron después lo bien que estuvo Fraga en las respuestas a las preguntas agresivas de oyentes de

Radio Popular de Bilbao, lamentaron que Carrillo no pudiera estar hoy en la fiesta del PCE, y fueron a dar

con sus pensamientos a Rodríguez de la Borbolla.

—¿Lo has visto, murió? Ha aceptado un debate con Hernández Mancha, que es el candidato andaluz de la

Coalición Popular.

—Me huele a chamusquina. Si acepta el mano a mano con Mancha, es que algo busca. Mira, niña: el

candidato que a Borbolla le da miedo es el comunista Julio Anguita. La estrategia es, por tanto, ignorarlo.

Tal como está Andalucía, el PSOE no quiere nada a su izquierda. Lo único que quiere es referencias a la

derecha; sólo referencias a la derecha, para decirle a los braceros «o los señoritos, o nosotros».

Admiróse la cigarra de tanta sabiduría estratégica, y no tuvo más remedio que preguntan

—Entonces, ¿por qué no acepta Felipe dialogar con Fraga?

—Lo hará, pequeña saltamontes, lo hará. Si el CIS, Julián Santamaría, le dice que Suárez o Roca, o

Gerardo Iglesias, le quitan votos, aceptará un debate con Fraga, para decir al final: «o este señor, o yo».

—No entiendo nada, lamentó la cigarra. Felipe había dicho que se pusieran de acuerdo entre todos.

—Olvídate de lo dicho, muchacha. Estamos en campaña.

 

< Volver