Autor: Apostua, Luis. 
   Reflexión sobre la realidad     
 
 Ya.    29/04/1973.  Página: 14. Páginas: 1. Párrafos: 20. 

Reflexión sobre la realidad

Don Luis Carrero: amplios cauces de participación en el destino colectivo.

Don Licinio de la Fuente: sin nostalgia por el pasado y sin temor al futuro.

Los otros caminos del aperturismo.

Expulsión del corresponsal de YA en Marruecos.

Diecisiete años de política equivocada, según Robot.

Bases realistas para las relaciones España-Marruecos.

Un amplísimo programa industrial expuesto por el señor López de Letona.

El procedimiento para conseguir esos objetivos puede ser múltiple. Por ejemplo, en una cena-coloquio de hombres políticos de variadas tendencias, que publicará próximamente la revista "Discusión y Convivencia", don Alfonso Osorio dice que quizá los aperturietas del Régimen equivocaron la táctica por empeñarse con uñas y dientes en conseguir el asociacionismo político, habiendo dejado en segundo plano otras cosas muy importantes, como la representatividad en ayuntamientos y diputaciones.

Otro ejemplo de qué podría hacerse está descrito en el libro sobre las Cortes y su función de don Carlos Iglesias Selgas; sostiene la teoría de una gran revitalización posible a base de los procuradores familiares. Incrementando su número en proporción al censo efectivo de habitantes, no como ahora en que "pesan" igual Madrid y Barcelona que otras provincias de escasa población.

Para YA, la semana de noticias marroquíes ha culminado con la expulsión de nuestro corresponsal don José María Gómez Salomé de Marruecos. Unas semanas antes había sido prohibida la entrada en el país a Mr. Giniger, corresponsal de "The New York Times", noticia que en una entrevista recogió YA.

Quizá como Ironía del destino, la última crónica del señor Gómez Salomé—en la primera plana de YA—decía en grandes títulos. "Se considera en Rabat que han sido colocados firmes pilares de entendimiento y cooperación. Existe la impresión de que el intercambio de mensajes entre Franco y Hassan II ha sido decisivo para desbloquear la tensión hispano-marroquí."

¿Cuáles son esos nuevos pilares? Por parte marroquí han sido explicados con total claridad en unas declaraciones al despedirse de Barajas el ministro señor Benhima tras dos días de conversaciones con el señor López Bravo.

• El primero de esos pilares consiste en derribar el mito o tópico de que España y Marruecos en los diecisiete años pasados habían mantenido buenas relaciones; en opinión marroquí, por portavoz tan autorizado como el ministro de Negocios Extranjeros, eso no ha sido cierto.

Imagino la estupefacción que ello habrá causado en muchos círculos españoles, pero no cabe duda de que la clarísima franqueza de la expresión sirve al menos para despejar las nubes y enfrentarnos con la realidad.

• El segundo consiste en reafirmar la soberanía sobre las setenta millas de aguas como decisión irreversible del Monarca y el paso a una segunda fase, en que, previo ese reconocimiento, se puedan realizar acuerdos con empresas pesqueras; en esa danza de acuerdos posibles, España es uno más de loa países aspirantes.

• El tercer pilar, de inequívoco signo positivo, es considerar los incidentes pesqueros y las intervenciones militares como menos importantes que la voluntad de diálogo y negociación sentada por los dos ministros en sus entrevistas de Rabat y de Madrid.

Independiente mente de un arreglo definitivo de la cuestión, subsisten aspectos aún no dilucidados, como es el derecho de paso de los pesqueros españoles que faenan en otras aguas africanas y que, al retornar a sus puertos, han de navegar las aguas marroquíes con las bodegas repletas. Si fuerte es el principio de soberanía sobre aguas adyacentes en loa usos

Internacionales marítimos, no menos fuerte es el de libertad de navegación; esa libertad puede tropezar, de hecho, con Intervenciones de las lanchas marroquíes.

 

< Volver