Autor: Moreno, Pedro. 
   Críticas en el Senado a la política de preautonomías     
 
 Informaciones.    22/06/1978.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 20. 

MADRID, 22 (INFORMACIONES, por Pedro Moreno).

LARGO e interesante resultó el debate general sobre política de autonomías llevado a cabo en el Pleno del Senado, debate en el que intervinieron los -portavoces de todos los grupos parlamentarios, con excepción del mixto, y que fue cerrado con la intervención del ministro para las Regiones, don Manuel Clavero Arévalo.

Críticas en el Senado a la política de preautonomías

Coincidieron todos los senadores en el retraso con que el tema ha sido tratado en la Cámara, máxime cuando algunos de ellos manifestaron su intención de enmendar el proyecto constitucional a fin de convertir el Senado en la Cámar de las nacionalidades y regiones.

El debate sobre política de autonomías vino originado por la exposición que, sobre la marcha de las preautonomias, hizo en el último Pie no el señor Clavero, exposición que fue ayer calificada como «tan decepcionante como es y ha sido la política autonómica del Gobierno», según palabras del senador catalán don Josep Benet.

INMÓVILÍSIMO

Abrió el fuego de las intervenciones don Antonio Carasol Dieste, senador socialista por Teruel, quien calificó la política autonómica como «una pantallas tras la que el Gobierno pretende camuflar su inmovilismo». expresando seguidamente «las profundas raíces federalistas del P.S.O.E.». Señaló que el fin principal de las aspiraciones autonómicas es «la corrección de desigualdades». Criticó la intervención del ministro de las Regiones, la cual, a su juicio, «adoleció de capacidad de análisis, al mismo tiempo que no se brindó a explicar la farsa que se ven obligados a desempeñar los Gobiernos preautonómicos. El Gobierno parece decidido a no compartir el Poder y no ofrece suficiente credibilidad en su política regionalista. Concebida de esta forma su política autonómica —terminó el señor Carasol—, el Gobierno invita a pensar que su única intención es desacreditar el proceso desde sus orígenes. Es preciso dar contenido a las autonomías, aún en su actual provisionalidad».

Don Miguel Unzueta, en nombre de los senadores vascos, expresó la dificultad formal para definir las autonomías, «aunque existe la evidencia de que servirán para que no sigan produciéndose situaciones injustas. Por supuesto que la autonomía, por sí sola, no lo arregla todo, porque dicha situación sin trabajo puede resultar tan nociva como el centralismo dogmático».

El señor Unzueta acusó al Gobierno de «seguir un sistema lineal en la política preautonómica, basado en la coyuntura! razón que invitó a restablecer provisionalmente la Generalidad de Cataluña, polémica fórmula, cuyo error hubiese sido fácilmente superado con examinar la historia de España». Más adelante, don Miguel Unzueta se refirió al tema vasco señalando que «algo falla cuando tres guerras civiles no han servido para que el pueblo no hay encontrado su espacio político». Tras afirmar que «la igualdad absoluta es la mayor de las desigualdades», el senador vasco recordó unas palabras de Julio Caro Baroja: «En Vasconia queda todo por hacer; todo menos lo que se ha realizado hasta ahora.»

EL FRENO DE LAS DIPUTACIONES

Tras las intervenciones de don Luis Sánchez Agesta (grupo independiente), que hizo especial referencia a la unidad y solidaridad que debe presidir el proceso autonómico y a la importancia del Senado como futura cámara de las regiones, y de don Domingo García Sabell (agrupación independiente), quien propugnó la distinción entre las autonomías de Cataluña, Euskadi y Galicia y el resto de España, tomó la palabra don Josep Benet, senador de la Entesa deis catalans, que comenzó denunciando «la constante improvisación en la política preantonómica del Gobierno, carente de imaginación y concediendo primacía a los intereses de partido sobre los populares». El señor Benet solicitó la sustitución de las actuales diputaciones por comisiones gestoras como condición necesaria para dotar de contenido a los entes preautonómicos.

Graves acusaciones al vicepresidente del Gobierno, don Fernando Abril Martorell, fueron hechas por el senador del grupo P.S.I. don Alfonso Moreno de Acevedo, preguntándose si su prolongada ausencia del Senado, cuando repetidas veces se ha reclamado su presencia, obedece «a una posible incapacidad en el desempeño del cargo que ocupa, obligando a ser testaferros a los ministros y representantes del Gobierno que acuden a la Cámara para contestar cuestiones que necesitan su respuesta». Calificó las preautonomías como (un invento de coyuntura que, cuando menos, permite pensar en la falta de fe del Gobierno para acometerlas,,.

Antes de la intervención del ministro de las Regiones, don Vicente Sánchez Cuadrado (U.C.D.) señaló que el Gobierno «desarrolla una política autonómica coherente con la realidad del país».

SER ESPAÑOL

Uno a uno, don Manuel Clavero Arévalo respondió a los portavoces parlamentarios. En síntesis, su intervención comenzó negando la acusación de lentitud en el proceso autonómico, comparando lo realizado en otras épocas españolas y lo ocurrido en Italia, que tardó veinte años después de la proclamación constitucional antes de poner en marcha sus autonomías. «Muchas personas —afirmó, respondiendo al señor García Sabell— de muchas. regiones, no sólo de Galicia, han sacrificado sus vidas en aras de la consecución autonómica.» Hizo especial hincapié en el tema de la unidad, señalando que ((Cuanto más integrante de una tierra se siente el hombre, más español se reafirma». Don Manuel clavero rechazó la acusación de uniformismo en el trato de las preautonomías, «precisamente —dijo— porque el tratamiento dado a cada una ha partido de la iniciativa de sus parlamentarios».

Respondiendo a los ataques formulados por el senador Moreno de Acevedo a don Fernando Abril, el ministro de las Regiones resaltó ¡su entrega a las tareas del Gobierno, sin horas para el descanso. Fernando Abril —señaló— ha sido un hombre ejemplar

en el tránsito hacia la democracia».

CORTINAS DE HUMO

«El Gobierno protege lo que ha creado, y no es lícito achacarle fines nebulosos —dijo más adelante—. El Gobierno no falsea sus fines ni crea, cortinas de humo, porque supongo que ninguno de ustedes ni ninguno de los que nos sentamos en la otra cámara queremos cortinas de humo para sus regiones.»

Don Manuel Clavero se refirió más tarde a la importancia de qué debe dotarse a la figura del delegado del Gobierno en los entes autónomos, para afirmar las ideas de unidad y solidaridad, «ideas —dijo— que pasan por la existencia de una cámara en que se sienten juntos los representantes de las regiones».

Citando al profesor Sánchez Agesta, el señor Clavero señaló qué «el problema de las autonomías está pendiente con la Historia, pero es también un problema tremendamente difícil de resolver. Esta es la gran responsabilidad y el gran reto que tememos cuantos gozamos de la suerte de representar a los españoles en el momento actual».

RESTO DE LA SESIÓN

La comisión mixta Congreso-Senado resolverá las diferencias surgidas entre ambas Cámaras respecto al proyecto de ley que deroga las bases no desarrolladas del Estatuto de la Administración Local, proyecto que el ministro del Interior, don Rodolfo Martín Villa,,calificó como «clarificador de la vida municipal».

Por otra parte, con la abstención del grupo P.S.I., el Senado aprobó una proposición de ley presentada por cincuenta senadores y defendida por su primer firmante, don Julio Nieves Borrego (U.C.D.), quien puso de manifiesto las razones sociales que aconsejan otorgar un suplemento de crédito a los Presupuestos Generales del Estado por valor de 3.500 millones de pesetas para acciones de desarrollo comunitario, dotado en el actual ejercicio con 500 millones de pesetas. Apoyó la proposición el senador del P.S.O.E. don José Antonio Pérez Gallego, mientras que intervino en contra el portavoz del P.S.I., don Manuel Villar Arregui.

 

< Volver