Córdoba, Granada, Jaén y Málaga. 
 Provincias con menor crecimiento  :   
 "No existe política regional en España". 
 El Imparcial.    12/01/1978.  Página: 23. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Córdoba, Granada, Jaén y Málaga

PROVINCIAS CON MENOR CRECIMIENTO

(según un estadio del Banco de Bilbao

EL problema planteado por el desarrollo regional español y sus desequilibrios sigue inédito, esperando la acción vigorosa de una política capaz, de incidir eficazmente para su corrección. La situación deprimida de extensas áreas de la geografía española requiere, obviamente, el esfuerzo solidario de toda la nación española. De otra forma, la España invertebrada seguirá vigente todavía por algún tiempo», dice un estudio realizado por el Banco de Bilbao sobre la renta nacional de España en el período 1955-1975.

La economía española se articula regionalmente en torno a tres núcleos: Madrid, Pais Vasco y Cataluña; incluso es claramente observable la difusión o extensión del desarrollo de estas tres zonas sobre algunas provincias contiguas. Este efecto es más marcado en las zonas característicamente industríales, como son el País Vasco y Cataluña

«No existe política regional en España»

En cambio, la difusión del crecimiento de Madrid es menor, probablemente por el mayor predominio en Madrid del sector servicios (con menores efectos multiplicadores), que alcanza un 67 por 100, aproximadamente, de la producción, mientras que no llega al 50 por 100 en las otras dos zonas desarrolladas.

En general, la concentración de la producción sigue mantenida en las cinco provincias: Barcelona, Madrid, Valencia, Vizcaya y Oviedo.

El examen de la distribución personal de la renta pone de relieve algunos cambios importantes en la dístribucíón por provincias y en el orden de las mismas dentro del ámbito o del conjunto nacional. La crisis económica, en general, redujo el crecimiento de las provincias con mayor nivel dé renta y las de más bajo nivel de renta. En cambio, afectó menos a las provincias situadas en un nivel intermedio.

Hay que subrayar asimismo que algunas de las variaciones en el orden relativo de algunas provincias españolas se deben exclusivamente a los efectos de los cambios en las producciones agrícolas y ganaderas, por lo que su desplazamiento tiene un carácter pasajero y no es significativo a largo plazo.

En cuanto a las provincias con menor crecimiento de la renta figuran Córdoba, Granada, Jaén y Málaga, afectadas por la mala cosecha agrícola.

Es destacable también la caída de las tres provincias insulares, muy afectadas, como Málaga, por la caída del turismo, y la de .Lérida., Cuenca y Toledo, con producción frutícola y vinícola en 1975 por debajo de lo normal.

 

< Volver