Autor: Polo, José H.. 
   Aragón: satisfacción general     
 
 Informaciones.    13/03/1978.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 2. 

ARAGÓN: SATISFACCIÓN GENERAL

ZARAGOZA, 13.

A UNQUE no se ha manifestado, salvo contadas excepciones de manera ruidosa y desde luego en ningún caso multitudinaria —informa nuestro corresponsal, J. H, Palo—, la satisfacción por la concesión de la preautonomía aragonesa es evidente en los distintos medias políticos y regionales, cuya opinión ha sido, de un modo u otro, pulsada.

El presidente de la Diputación de Huesca, don Saturnino Argüís, dice que es hora de olvidar pequeñeces y elevarnos la importancia de la situación que nos toca vivir en estos momentos». Don Juan Antonio Bolea Foradada, diputado de U.C.D. por Zaragoza, afirma Que «debemos seguir luchando para que en la Constitución que ha de aprobarse en las Cortes se reconozca el derecho de autonomía de los pueblos, sin discriminaciones y en un plano de igualdad y solidaridad). Para don Gaspar Castellano, presidente de la Diputación de Zaragoza, la preautonomía, o mejor, su concesión, «constituye un hecho histórico y trascendente, ya que es el arranque de la consolidación de nuestra identidad».

Don Gaspar Auna, diputado del P.S.O.E. por Huesca, se felicita porque a partir de ahora será posible abordar algunos de los graves problemas que Aragón tiene planteados: «Tendremos, cara a estos problemas, una mayor capacidad de presión.» Don Emilio Gastón, diputado del P.S.A. por Zaragoza, asegura que hay que «ir directamente, con toda la urgencia del mundo, a conseguir la autonomía y todo lo que este término significa; gobernarse a si mismo», además de abogar por la permanencia de la asamblea de parlamentarios. Una buena noticia te parece a don Hipólito Tornea de las Roces, diputado por Zaragoza: «Habrá que esperar —agrega— a la lectura, del texto legal para saber si además es una noticia suficientemente buena, pero en todo caso debemos alegrarnos sinceramente de que Aragón encuentre algo del eco que merece».

Don Fidel Ibáñez, del comité regional del P.C.E., tras insistir en que sólo se trata de una descentralización, reconoce que ((puede resultar suficiente para paralizar proyectos relativos a nuestra región y que amenazan nuestra existencia)). Recojo, por último, un juicio de don Ramón Sainz de Baranda, senador de la_ C.A.U.D. por Zaragoza: >Lo importante ahora —dice— es que el pueblo aragonés tome conciencia de que solamente siendo dueño de su destino podrá evitar la situación semícolonial a que ha estado destinado.»

 

< Volver