El Parlamento. 
 Las regiones marginadas claman en el Senado     
 
 Diario 16.    30/03/1978.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 40. 

Las regiones marginadas claman en el Senado

MADRID, 30 (D16 y agencias).— Los senadores de las regiones más marginadas de España, Extremadura y Andalucía, junto con la Mancha, alzaron ayer su voz en el Pleno del Senado para preguntar a los representantes del Gobierno cuestiones relacionadas con el desequilibrio regional, las autonomías, comercialización de productos agrarios y las medidas a adoptar para que no exista desigualdad ni privilegios.

Antes de comenzar la sesión, poco antes de las cinco de la tarde, y una vez leída el acta de la sesión anterior, la Cámara asintió a los sentimientos de pesar que fueron expresados por el presidente del Senado, Antonio Fontán, en relación con el asesinato del director general de Instituciones Penitenciarias, Jesús Haddad.

Cañada: Las autonomías consagran privilegios

La primera pregunta fue formulada por Pedro Cañada Castillo, senador extremeño de UCD (Cáceres), sobre el desequilibrio regional y su relación con las autonomías en materia de inversiones.

Cañada mostró su preocupación ante la posibilidad de que las autonomías lleguen a significar la consagración de privilegios a favor de determinadas regiones, en contra de las más deprimidas. Se preguntó Cañada si las autonomías van a servir para hacer un desierto de Extremadura, región que es más extensa que algunos países europeos, como Suiza, Holanda o Bélgica, y que, según afirmó, está cansada ya de palabras y engaños.

«Queremos —añadió— que las autonomías no consagren desigualdades, sino que se desarrollen en un marco de equilibrio. Ha sonado la hora de la unión entre las regiones marginadas, entre las distintas zonas de la España rural, que, con el consentimiento de todos, sigue aguantando su marginación.»

Cañada terminó manifestando que. si España saltara en pedazos no serían los extremeños los más perjudicados, por ser los que menos tienen. Pediremos, tal vez, agregó, la autonomía por despecho o por desesperación, para una tierra que es rica, pero que ha sido empobrecida. Propuso al Gobierno que las inversiones del Estado se realicen en proporción inversa a la renta per cápita.

La planificación depende de la Constitución

Contestó, en nombre del Gobierno, el secretario de Estado de Coordinación y Programación, José Luis Leal, quien afirmó que a lo largo de los años pasados la inversión se hizo en base a una planificación más sectorial que regional y subrayó que la inversión pública realizada en Extremadura ha sido de un 23 por 100 del total, cifra que supera a la media nacional, situada en un 16 por 100.

«El desarrollo de cada región será posible en la medida en que surja de la región misma, siendo el papel del Gobierno el de apoyar las iniciativas», agregó.

Igualdad en el trasvase A continuación, el senador de UCD por Cáceres, Joaquín Hurtado Simón, formuló varias preguntas, en relación con el .trasvase Tajo - Segura.

Antes de formular su pregunta, el senador se refirió a la condición de subdesarrollo en que se encuentra Extremadura, y preguntó si la ley del trasvase iba a ser cumplida en su totalidad, conforme a la ley, y si se iba a dar el mismo trato de igualdad a ambas cuencas.

Respondió el ministro de Obras Públicas y Urbanismo, Joaquín Garrigues Walker, quien manifestó que ya era la cuarta vez que respondía a estas preguntas sobre el tema del trasvase.

El Gobierno, no dispuesto a indemnizar

Respondiendo a otras preguntas, dijo el ministro que no está dispuesto en la ley el indemnizar a la provincia de Cáceres con una tasa por cada metro cúbico de agua trasvasada. Dijo también que el Ministerio nunca había dicho que para esta primavera fuera a estar en pleno funcionamiento el trasvase.

El ministro respondió que comprendía que el tema del agua era muy importante, y que el trasvase era una herencia del pasado, en la que se había invertido un gran capital. Dijo que se debía dar un tratamiento del tema por medio de comisiones en el Congreso y en, el Senado.

El sindicato de la tierra

El senador socialista por Albacete, Andrés Picazo González, planteó una pregunta sobre la falta de consulta por el Gobierno al sindicato agrario de la UGT, en materia de política agraria basada en los pactos de la Moncloa.

El senador mostró su extrañeza porque el Gobierno no hubiera tenido en cuenta al sindicato de la tierra de UGT «cuando —dijo— estaba implantado en más de 42 provincias, y con más de 150.000 afiliados.

Jaime Lamo de Espinosa, ministro de Agricultura, en su primera intervención ante el Pleno del Senado contestó a la pregunta de Picazo, manifestando que los hechos a los que se había referido habían ocurrido antes de su llegada al Ministerio, pese a lo cual subrayó su solidaridad con las decisiones tomadas por su predecesor, Martínez de Genique. Lamo dijo que estaba dispuesto al diálogo con el sindicato agrario de UGT

Irregularidades en Mercas»

La cuarta pregunta al Gobierno, del Pleno, fue formulada por el senador por Badajoz, Alfonso Moreno de Acevedo, del grupo parlamentario de Progresistas y Socialistas Independientes, sobre política de comercialización de productos agrarios.

Afirmó que se están produciendo notorias irregularidades en las empresas nacionales Mercasa y Mercorsa, y agregó a este respecto que cabría preguntarse sobre si tienen Justificación los nombramientos efectuados recientemente de tres nuevos altos directivos, que pertenecen a la UCD. En este sentido se preguntó si no será una fórmula que determinados miembros de la UCD, en situación de cese, ocupen puestos en empresas nacionales. Terminó proponiendo la formación de una comisión investigadora sobre la situación de estas empresas.

Le contestó el subsecretario de Mercado Interior, Agustín Hidalgo, quien, tras reconocer que Mercasa ha ofrecido algunos signos de falta de funcionamiento eficaz, señaló que la empresa ha registrado trece bajas en su plantilla y cinco altas, con un balance que viene a significar un ahorro anual de cinco millones de pesetas. Añadió que las irregularidades deben ponerse en conocimiento de los Juzgados o de la propia Administración, y finalmente afirmó que el criterio seguido por el Gobierno para el nombramiento de los altos cargos se basa exclusivamente en la preparación y experiencia de xas personas, ignorando el subsecretario, en este caso, si los directivos nombrados pertenecen o no a la UCD.

La imposición autonómica

El senador Moreno de´ Acevedo, tras un amplio preámbulo en el que criticó el que las preautonomías se hubiesen dado por decreto, y no se hubiesen discutido en las Cámaras, preguntó al ministro para las Regiones cuánto iba a costar el proceso autonómico, que se iba a obtener de las preautonomías, y si se iba a algún régimen de igualdad entre ellas.

Se refirió después al caso concreto de Extremadura y a las negociaciones que se llevan a cabo con el Gobierno para conseguir la preautonomía. En este punto y tras preguntarse qué negociación cabe cuando de una de las partes está toda la fuerza, preguntó al ministro sobre su definición de la palabra consenso, y criticó este término.

Contestó el ministro Clavero Arévalo diciendo que el Gobierno no impone la preautonomía a nadie. El Gobierno concede la preautonomía a los que la solicitan, y se les da tras la previa negociación y el consenso sobre el estatuto.

Finalizó su intervención afirmando que el Gobierno cree que con las preautonomías se ha fortalecido el camino hacia la democracia en España, pero que el fenómeno autonómico ha de basarse necesariamente en la unidad que no puede romperse porque los problemas no se resuelvan en Madrid. «El Gobierno —añadió— se opondrá con firmeza a todo intento de independentismo. La autonomía no significa más poder para un territorio y para sus clases políticas, sino un gran sacrificio y entrega para la región, el éxito o el fracaso será el éxito o el fracaso de una sociedad democrática.»

Improvisación catalana Josep Benet, en nombre de Entessa dels Catalans, subrayó que la política de preautonomía no estaba prevista en el programa electoral de la UCD, pero que el Gobierno del presidente Suárez se había visto obligado a improvisarla tras el triunfo de las fuerzas autonomistas en las elecciones del 15 de junio.

Recordando que hoy se cumple medio año desde que fue promulgado el decreto-ley reconociendo la Generalidad provisional de Cataluña, el señor Benet denunció que hasta el momento ni un solo servicio de la Administración central o de las Diputaciones catalanas ha sido traspasado todavía a la Generalidad, que, dijo, continúa tan vacía de contenido como estaba al principio.

«Si el pueblo catalán Se ve frustrado en sus esperanzas —añadio—, la calma que ahora vive Cataluña puede transformarse en tempestad.»

Benet terminó calificando como importante el próximo viaje del presidente Tarradellas a Madrid y dijo que el presidente de la Generalidad tendrá en esta ocasión detrás de sí a todo el pueblo catalán, incluso a aquellos que, dijo, como yo, hemos discrepado muchas veces de su política, y será muy grave que regrese a Cataluña sólo con promesas.

E1 pueblo quedará harto

El senador socialista por Sevilla Francisco García de la Borbolla afirmó que la concesión de las preautonomías por el Gobierno ha sido empujada por el pueblo español, harto de centralismo, y que algún día se cansará de que le creen ilusiones que nunca se cumplirán.

Se preguntó, dados los seis meses de la preautonomía catalana, y su situación, qué ocurrirá con el resto de las regiones que no tienen tradición autonómica. Finalmente habló de las conversaciones mantenidas para lograr 1a preautonomía andaluza.

El ministro Clavero negó a Benet que el balance de estos seis meses de la preautonomía catalana fuese negativo, y que el retraso en las

transferencias estuviese motivado por el Gobierno.

La sesión terminó a las diez de la noche, reanudándose hoy a las cuatro y media de la tarde.

 

< Volver