Autor: ;Cuadra Fernández, Bonifacio de la. 
 Debate constitucional. Prosperó la redacción de la ponencia, con abstención de las minorías nacionalistas. 
 La cooficialidad de las lenguas vernáculas será regulada en los estatutos de autonomía     
 
 El País.    17/05/1978.  Página: 12-13. Páginas: 2. Párrafos: 33. 

La Comisión de Asuntos Constitucionales y Libertades Públicas del Congreso de Diputados

infundió ayer un mayor ritmo a sus trabajos y aprobó siete artículos del anteproyecto

de la Constitución, del 3 al 9 incluido. Excepto el tercero, relativo a la cooficialidad

de las lenguas maternas, todos fueron aprobados por unanimidad.

Tratan, entre otros temas, de la bandera

de España, la capital del Estado, los partidos políticos como expresión del pluralismo democrático,

los sindicatos y organizaciones cívicas y profesionales y la misión de las Fuerzas Armadas.

Informan Soledad Gallego-Díaz y Bonifacio de la Cuadra.

Prospero la redacción de la ponencia, con abstención de las minorías nacionalistas

La cooficialidad de las lenguas vernáculas será regulada en los estatutos de autonomía

El debate sobre la cooficialidad del castellano con las demás lenguas maternas españolas, y sobre la obligatoriedad exclusiva o no del conocimiento del castellano,finalizó ayer en la Comisión de Asuntos Constitucionales y Libertades Públicas del Congreso de los Diputados con la aprobación del texto propuesto por la ponencia, que remite la regulación de la oficialidad de las demás lenguas a los futuros estatutos de autonomía y concede al castellano la exclusividad en cuanto a obligación de conocimiento.

La discusión del artículo —el número tercero del anteproyecto de Constitución— llevó toda la mañana y fue protagonizada, fundamentalmente, por los representantes de las minorías vasca y catalana y por los de Alianza Popular, en quienes recayó la tarea de consumir casi todos los turnos en contra de las enmiendas propuestas por los primeros. UCD y PSOE, los dos grupos mayoritarios, prefirieron mantenerse más al margen, aunque tanto los representantes socialistas como el del grupo comunista, Jordi Solé Tura, propusieron ligeras modificaciones encaminadas a garantizar el uso de las lenguas vernáculas y a completar el espíritu de igualación entre las diversas lenguas de España.

Vascos y catalanes pretendieron con sus enmiendas que se reconociera claramente en la Constitución la cooficialidad de las lenguas maternas y que se potenciaran los medios para que éstas fueran conocidas y usadas en todos los ámbitos sociales. El diputado catalán, integrante del grupo mixto, Carlos Güell de Sentmenat, propuso que en el apartado tercero del artículo se afirmara que las distintas modalidades lingüísticas serán objeto de especial respeto, enseñanza y protección.

Se sumó a esta enmienda el representante de la minoría catalana, Ramón Trias Fargas, y se abstuvieron el representante de La minoría vasca, Iñigo Aguirre, el comunista Jordi Solé y Emilio Gastón, del grupo mixto. Las enmiendas socialista y comunista, cuyo sentido ya hemos explicado, obtuvieron el apoyo conjunto de estos dos grupos, más el de las minorías. Fueron derrotadas por catorce votos a favor y diecinueve en contra (UCD y AP). Emilio Gastón propuso que el carácter de cooficialidad se extendiera también a las modalidades lingüisticas que se utilizan normalmente en zonas muy específicas del territorio nacional, como la franja cátalano-parlante de Aragón. Fue derrotada con la abstención de ambas minorías.

A lo largo de los debates se emplearon repetidamente citas contradictorias de don Miguel de Unamuno, cuyo pensamiento respecto a las lenguas vernáculas se empeñaron en interpretar en uno u otro sentido los señores diputados. Iñigo Aguirre cerró su intervención con un párrafo en euskera y cuando el presidente de la comisión, Emilio Attard, le rogó que lo tradujera, se lamentó de que el Parlamento no dispusiera de traductores propios. Manuel Fraga reaccionó duramente afirmando que el Congreso se podía convertir en las «naciones desunidas» de España. El mismo diputado aliancista provocó las carcajadas de sus compañeros cuando, al contestar al señor Trías Fargas que había dudado de algunas de sus citas, le dijo; «No fotem, señor Trías.»

La redacción finalmente aprobada por la comisión fue considerada por el representante de la minoría catalana, señor Trías, como «aceptable» y digna de respeto. «Es un texto bueno, que supera lo que se estableció en la Constitución de 1931. Siento que no se haya dado un paso más que no afectaba al criterio último y que hubiera sido suficiente para que, en lugar de abstenernos, como hemos hecho, hubiéramos votado a favor», dijo.

Texto de los artículos aprobados

Los artículos aprobados ayer, todos ellos por unanimidad, excepto el tercero y el ultimo apartado del noveno, son los siguientes:

Artículo!. 1. El castellano es la lengua oficial del Estado, Todos los españoles tienen el deber de conocerlo y el derecho a usarlo.

2. Las demás lenguas de España serán también oficíales en las comunidades autónomas, de acuerdo con sus respectivos estatutos.

3. La riqueza de las distintas modalidades lingüisticas de España es un patrimonio cultural que será objeto de especial respeto y protección. (Treinta y un votos a favor, ninguno en contra y tres abstenciones: PNV, Minoría Catalana y Grupo Mixto.) Articulo 4.1. La bandera de España es de tres franjas horizontales, roja, gualda y roja, siendo la

gualda de doble anchura que las rojas.

2. Los estatutos podrán reconocer banderas y enseñas propias de las comunidades autónomas. Estas se utilizarán junto a la bandera de España en los edificios públicos y en los actos oficiales.

Articulo 5. La capital del Estado es la villa de Madrid.

Artículo 6. Los partidos políticos expresan el pluralismo democrático, concurren a la formación y manifestación de la voluntad popular y son instrumento fundamental pata la participación política. Su creación y el ejercicio de su actividad son libres dentro del respeto a la Constitución y a la ley. Su estructura interna y funcionamiento deberán ser democráticos.

Artículo 7. Los sindicatos de trabajadores, las asociaciones empresariales,

los colegios y demás organizaciones profesionales, contribuyen a la defensa y promoción de los intereses económicos y sociales que le son propios. Su creación y el ejercicio de su actividad son libres dentro del respeto a la Constitución y ala ley. Su estructura interna y funcionamiento deberán ser democráticos. Artículo 8.1. Las Fuerzas Armadas, constituidas por el Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire, tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional.

2. Una ley orgánica regulará tas bases de la organización militar dentro de los principios de la presente Constitución.

Artículo 9.1. Los ciudadanos y los poderes públicos están sujetos a la

Constitución y al ordenamiento jurídico.

2. Corresponde a los poderes públicos promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en que se integran sean reales y efectivas; remover los obstáculos que impidan o dificulten su plenitud y facilitar la participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica, cultural y social.

3. Se reconocen los principios de publicidad y jerarquía normativa; de legalidad; de irretroactividad de las normas saitcionadoras no favorables o restrictivas de derechos individuales; de seguridad jurídica, y de responsabilidad de los poderes públicos. (En la votación de este último apartado se produjo la abstención de Miguel Roca, déla Minoría Catalana.)

Las minorías defendieron la enseñanza de sus lenguas

Iñigo Aguirre (PNV): La mención a ta obligatoriedad de conocer el castellano puede interpretarse como una imposición, ya que en un párrafo anterior se habla de su oficialidad y esa oficialidad supone la necesidad de conocerlo. Es una reiteración. Nosotros no pretendemos que todo el mundo sepa euskera, catalán o gallego, pero si que se reconozca el derecho a utilizarlos en todos los ámbitos sociales, porque ese derecho llevará a la necesidad de conocerlos. La redacción actual no satisface a este grupo, porque los vascos hemos sufrido la interpretación de las leyes y sólo creeremos en la letra impresa cuando en la práctica podamos utilizar nuestra lengua en todos los ámbitos, sobre todo en la televisión.

Manuel Fraga (AP): Me opongo a esta enmienda. El espíritu de la redacción actual del articulo es el más profundo respeto a esas lenguas, pero no es menos cierto que en España, como en todos los Estados nacionales es consustancial una lengua principal y dominante, por las razones que sea, y esa lengua es el castellano. Jordi Solé (comunista): Proponemos que se diga que el castellano es la lengua oficial, in perjuicio de lo que se establece en el apartado 2 del artículo y que se añada la palabra igualmente cuando se dice que las demás lenguas podrán ser oficiales en los territorios autónomos. La actual redacción puede dar origen a equívocos. Queremos subrayar la igualdad jurídica y conseguirla sin ambigüedad alguna. El equívoco actual puede dar motivo a conflictos entre la Administración del Estado y la Administración autónoma. Manuel Fraga: Lamento discrepar. La redacción actual distingue tres niveles: una lengua oficial del Estado nacional, el español; las lenguas que podrán ser cooficiales, y un tercer nivel para lenguas como el arañes, bable, etcétera. No es necesario modificar nada José Manuel Paredes (UCD):

El castellano no puede asumir la responsabilidad de perseguidor de otras lenguas, ni la de las agresiones de que han sido objeto esas otras lenguas. No hay que ignorar la realidad actual: enormes masas de personas se han tenido que desplazar a territorios de lengua euskera o catalana. Liciniode la Fuente (AP): Pido que no se haga una declaración constitucional sobre la cooficialidad de las demás lenguas. Ese es un problema muy profundo. Sigamos la línea de la Constitución del 31 y si nos equivocamos tendremos la posibilidad de rectificar.

Jordi Solé: No entiendo el sentido de la enmienda del señor Fuente. Debería decir, después de haberle escuchado, pura y simplemente que no habrá otra lengua oficial que el castellano. Es una radical incomprensión del problema que hoy nos planteamos. Felipe Lorda (Socialistas de Cataluña): Propongo que se añada un párrafo en el sentido de que los poderes públicos pondrán los medios para que todos los residentes en territorios autónomos conozcan la lengua respectiva. Es justo que exista igualdad de oportunidades entre el catalán y el castellano. En primer lagar porque tienen la misma categoría lingüística y en se-

(Pasa a la página 13.)

(Viene de la página 12.}

gundo porque los catalanes tenemos muchos escarmientos históricos. La historia del catalán es conmovedora y singularísima. Merece respeto. Queremos que se nos garantice su pleno uso libre, un bilingüismo equilibrado, que no contiene ningún elemento de coacción.

Francisco Letameodía (Grupo Mixto): Hay que ganar tiempo al tiempo. Queremos que la cooficialidad pueda decretarse inmediatamente después de promulgada la Constitución, sin esperar a los estatutos. La cooficialidad no perjudica a los emigrantes; ellos quieren aprender e integrarse en la comunidad.

Ramón Trías Fargas (Minoría Catalana); La lengua es un derecho humano. Queremos que el catalán esté en igualdad de condiciones con otras lenguas. Si se deja para el estatuto puede suceder lo que en el 31, que luego existia la duda. Carlos Güell de Sentmenat (Grupo Mixto). Hablo en nombre de mi partido, Unió de Centre de Catalunya, para proponer que se aluda a (a enseñanza, palabra esencial porque refleja un punto neurálgico.

José Luis Mellan (UCD): No estamos de acuerdo con la jerarquización de los tres apartados del artículo que pretende interpretar AP. Estamos de acuerdo con la cooficialidad, pero la obligatoriedad no se referirá más que al castellano.

 

< Volver