Autor: Gundín, José Antonio. 
 Ayer concluyó, sin sorpresas, la Plenaria. 
 Los obispos aprueban el proyecto de la provincia eclesiástica extremeña     
 
 ABC.    30/11/1980.  Página: 32. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

Ayer concluyó, sin sorpresas, la Plenaria

MADRID (José Antonio A. Gundin). En un oferto aire de provisionalidad y de calma extraña, concluyó ayer la XXXIII Asamblea Plenaria del Episcopado español, reunida desde el pasado hiñes. La casa del Pinar de Chamante —lugar de las reuniones— ha presentado estos días un aspecto más sosegado y silencioso que en anteriores ocasiones.

Pese a que la garra popular de algunos temas (viaje del Papa, elecciones episcopales) hacia prever una Plenaria «caliente», los obispos han preferido tratar estos días las cuestiones de orden y dejar para mas adelante la parte mayor «del león».

Uno de tos puntos que en un comienzo aparecían con mayor interés, como es el de la «ley» electoral, ha sido zanjado sin mayores complicaciones. Se rechazaron de entrada algunas de las propuestas que aspiraban a cambiar el sistema tradicional de elecciones y el debate se centró en el Informe presentado por la Comisión Permanente.

La filosofía de este informe puede resumirse en lo siguiente: las provincias eclesiásticas deberían elaborar unas ternas para ocupar los puestos de presidente, vicepresidente de la Conferencia y titulares de las Comisiones, y enviarlas al Secretariado. Este, a la vista de los candidatos presentados, redactarla una lista de los más votados a la próxima Plenaria y sobre ella se realizarían las elecciones definitivas.

La propuesta, empero, ha sido rechazada por la mayoría de los obispos y se ha decidido seguir el esquema tradicional, es decir, realizar las elecciones sin presentación previa de candidaturas. Como señaló ayer el portavoz de los obispos, la campaña electoral se iniciará en el momento mismo de las elecciones, ni antes ni después.

Tampoco ha habido sorpresas de última hora sobre el viaje del Papa a España. El portavoz episcopal se limitó ayer a dar los nombres que integrarán la Comisión encargada del viaje, sin otros comentarios. Además de los miembros fijos (presidente de la Conferencia, arzobispo de Madrid, presidente de la CONFER y secretario del episcopado), esta Comisión contará con la participación de monseñor Benavent, vicario general castrense, monseñor Pía, auxiliar de Valencia, y monseñor Estepa, auxiliar de Madrid.

APROBADO EL PROYECTO DE LA PROVINCIA EXTREMEÑA

La sorpresa parecía estar reservada para la provincia eclesiástica extremeña, proyecto largamente acariciado por los obispos y diocesanos de esta región española. Con evidente satisfacción, monseñor Montero manifestó ayer que la Conferencia había dado su aprobación para que el tema pasara a la consideración del Papa. Según monseñor Montero, la futura provincia eclesiástica tendría su capital en Badajoz —de donde él es obispo— y comprendería, además, las diócesis de Coria y Plasencia.

Cabe recordar aquí que, con esta propuesta, ya son dos las presentadas por la Iglesia española al Papa. La primera fue presentada el pasado año y aspira a crear la provincia eclesiástica de Pamplona, integrada también por las diócesis de Bilbao, San Sebastián y Vitoria; dicho más llanamente, esta sería la Conferencia episcopal vasca, a la que no son ajenas las implicaciones políticas.

CALENDARIO DE FIESTAS RELIGIOSAS

La tan traída y llevada polémica de las fiestas religiosas ha entrado finalmente en el

aula episcopal. Conforme al acuerdo jurídico entre España y la Santa Sede, los obispos han elaborado el siguiente calendario de fiestas religiosas: Epifanía (6 de enero), San José (19 de marzo), Ascensión del Señor, Corpus Chisti,

Santos Pedro y Pablo (29 de junio), Asunción (15 de agosto), Todos los Santos (1 de noviembre) e Inmaculada (8 de diciembre). Las fiestas de ámbito nacional (Navidad, Año Nuevo, Pilar) no han sido consideradas por éstas integradas en el Estatuto de los Trabajadores. Los obispos han puntualizado que. en caso de renunciarse a alguna de esas fiestas, se suprimirían San Pedro y San Pablo y la de San José, quedando el precepto al ámbito regional. Como es obvio, este calendario habrá de ser ratificado aún en las conversaciones previstas entre la Iglesia y el Estado.

Muy poco se ha avanzado en esta XXXIII Plenaria sobre la cuestión de la enseñanza, al menos en lo que concierne a los asuntos más espinosos. Según el portavoz episcopal, se han aprobado algunas propuestas por las cuales la Comisión de Enseñanza tendrá la facultad de controlar los libros de catequesis y enseñanza que se pongan en circulación. Cabe apuntar, además, que esta Comisión se desglosará en un futuro en varias subcomisiones (enseñanza religiosa, educadores cristianos y centros de enseñanza), al igual que ocurrirá con las de obispos-religiosos y Seminarios Universidades.

Finalmente, la XXXIII Asamblea Plenaria ha aprobado las conclusiones operativas referentes a las relaciones obispos-religiosos (entre las que destaca la potenciación de la Comisión y la participación de los religiosos en los trabajos episcopales y las proposiciones sobre la migración.

 

< Volver