Los líderes autonómicos no pudieron entrevistarse con Suárez. 
 Encuentro institucional del Rey con Pujol y Garaicoechea     
 
 Diario 16.    05/06/1980.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 16. 

El Rey Don Juan Carlos recibió al mediodía de ayer a los presidentes de los Gobiernos autónomos del País Vasco y Cataluña, Carlos Garaicoechea y Jordi Pujol, a los que coincedió sendas audiencias institucionales. Ninguno de los dos líderes políticos se entrevistaron con el presidente Suárez y mientras que Pujol echaba la culpa del retraso en el contacto a la agenda del jefe del Ejecutivo, el lendakari manifestaba que el encuentro podía producirse en cualquier momento. El jefe del Gobierno autónomo vasco señaló también que el PNV está deseando volver al Parlamento.

Por su parte, el honorable, que afirmó no poder decir nada sobre el delegado del Gobierno en Cataluña, señaló que mañana quedará constituida la comisión mixta.

Los líderes autónomos no pudieron entrevistarse con Suárez

Encuentro institucional del Rey con Pujol y Garaicoechea

Madrid — Jordi Pujol, presidente de la Generalidad de Cataluña, manifestó a la salida de la audiencia que le concedió el Rey Don Juan Carlos que «si se retrasa la entrevista con el presidente Suárez no será por motivo político alguno o porque haya reticencias, sino por problemas de "agenda"».

Pujol, que enmarcó su visita a Madrid como institucional, rechazó toda intencionalidad política en la audiencia del Monarca para añadir después que «el sentido político lo tendrá el día que celebre mi encuentro con el presidente Suárez. Es ahí cuándo y dónde tenemos que hablar de temas políticos. Con el Rey se habla de temas institucionales».

El honorable, que pasó en Madrid su aniversario de boda aseguró tener una gran fe en que «a pesar de que algunas cosas se ven en estos momentos un poco oscuras, el país salga adelante».

Sobre los problemas con los que se enfrenta en Cataluña, Pujol señaló los referentes a la relación de la

Generalidad con el Gobierno y el resto de las instituciones del Estado y añadió que «dos escollos que tenemos son los de siempre: relanzar toda la negociación de los traspasos y que algunas de nuestras reivindicaciones más clásicas, como puede ser la televisión, sean atendidos con interés y con comprensión».

Preguntado si tiene prevista Su Magestad el Rey una visita próxima a Cataluña, Pujol contestó que no habían hablado de este tema.

Sobre 3a fecha en que tendrá lugar la entrevista con Suárez, el presidente de la Generalidad contestó que «en realidad estas entrevistas tuvieron que hacerse tiempo atrás. Yo tenía prevista la audiencia con el Rey el lunes de la semana pasada, pero húbo de aplazarse por la celebración del debate en el Congreso de los Diputados, porque el Rey pensó, y creo que con absoluta razón por esta voluntad de deslindar lo que es institución de lo que es política, que mientras que durara el debate, no recibirla a ningún jefe político, y así me lo hizo saber».

«Esta misma causa —añadió— ha determinado el aplazamiento de mi contacto con Suárez, porque yo no quería en forma alguna forzar una entrevista con el jefe del Ejecutivo, en un momento en el que él tenía otras preocupaciones.»

Escuchar con atención Jordi Pujol señaló también a los periodistas que tiene que venir a Madrid en un momento en que «lo que a mí me interesa plantear pueda ser escuchado con toda atención, porque Cataluña lo merece».

También fue preguntado por su entrevista del martes por la noche con Carlos Garaicoechea, presidente del Gobierno autónomo del pais vasco. En relación con posibles coincidencias entre ambas nacionalidades históricas, Pujol dijo que son distintas «y que no hay que ser ningún lince para ver que los problemas del País Vasco son diferentes a Cataluña, como distinta es la

estrategia que hay que seguir».

«Lo que pasa —añadió Pujol— es que tenemos un punto en común y es que los vascos quieren ser vascos y los catalanes, catalanes, y esto nos hermana en cierto sentido y esperamos que, además, todo esto lo podamos hacer muy positivamente dentro del conjunto de toda la política española. Y creo que se va a encontrar el destornillador para salir de esta situación.»

El presidente de la Generalidad se trasladó a continuación al Congreso de los Diputados, donde de recibido por Landelino Lavilla, en su despacho oficial. Su automóvil fue precedido por motoristas de la Policía Municipal madrileña, que le abrió paso con sonido de sirenas.

Desacuerdo

Al término de esta visita, Pujol mostró su desacuerdo con el planteamiento autonómico realizado días pasados en la Cámara Baja, tanto por el Gobierno, como por el Partido Socialista, si bien

«las coordenadas autonómicas que al final se fijen, las que la mayoría del pueblo español determine, nosotros procuraremos modificarlas si en algo no nos gustan, siempre por vías pacificas y parlamentarias, pero vamos a jugar dentro de ellas con toda lealtad y además procurando ser lo más útiles posible».

Pujol se mostró partidario finalmente de aportar la experiencia catalana conjunto de España «para que el sistema autonómico cuaje y funcione».

El honorable fue recibido por la tarde por el presidente del Senado, Cecilio Valverde, y a continuación, regresó a Barcelona.

 

< Volver