El "cheli" juvenil, una muestra de la pobreza mental del idioma. 
 Manuel Seco: "Las autonomías plantean situaciones pecualiares a la lengua"     
 
 ABC.    19/02/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

«El "cheli" juvenil, una muestra de la pobreza mental del idioma

Manuel seco «Las autonomias Plantean

MADRID, Las. conferencias que Manuel Seco venta impartiendo en la Fundación March sobre «Los problemas de la lengua española» han finalizado con la cuarta Intervención del ciclo.

Manuel Seco, académico de la Española y doctorado en Filología Románica por la Universidad de Madrid, es autor de un «Diccionario de dudas y dificultades de la lengua española» y de una «Gramática esencial del español».

«El dominio del lenguaje —dijo— por parte del ciudadano medio es más bien poco brillante. La actitud de los jóvenes ante el idioma, con la adopción cada vez más frecuente del «cheli», la vaguedad de sus términos, el hecho de que necesitan cada vez más acompañarse de gestos y del tono de la voz, para reforzar lo que oralmente no ha sido expresado, contribuye a la indigencia lingüística y mental. Esta actitud de despego y desgana hacia las formas normales de la lengua es. una vía hacia la incomunicación.»

SE HACE NECESARIO UNA LENGUA UNITARIA.—-Manuel Seco considera más adecuado referirse a español que a castellano para designar la lengua de la comunidad hispanohablante, ya que «el rechazo sistemático del primer nombre implica el error de suponer que la lengua oficial de España y de las naciones hispanoamericanas es patrimonio de una sola región».

El profesor señaló que para lograr la eficacia de la comunicación se hace necesario

«aspirar a una forma de "lengua estándar", que sea reconocida por el conjunto de los usuarios, prescindiendo de las variedades locales o sociales de individuos o grupos; y esa forma estándar debe establecerse sobre la base del nivel culto».

En opinión del conferenciante, «con la pedantería, o el falso lenguaje democrático a partir de los cuales se suelen mover nuestros políticos se incurre, por un lado, en la ocultación de la vaciedad de contenidos de sus ideas; y por otro, en una postura demagógica». También es muy alta —subraya Seco— la responsabilidad de los medios de comunicación, orales y escritos: «El periodismo hablado debe vigilar, como se hace en otros países, que la fonética de sus locutores se ajuste a la del español estándar; en cuanto a la estructura gramatical, los grandes medios de comunicación son vehículo de vacilaciones que, a causa de su gran difusión, pueden producir alteraciones injustificadas en el sistema.»

PROCEDIMIENTOS DE AMPLIACIÓN DEL LÉXICO.—Abordó Manuel Seco los procedimientos de ampliación del léxico de hoy en sus tendencias más significativas: el auge de adjetivos en —al (por presión del inglés), como «educacional», «opcional», etc.; los sufijos un —ata, en el lenguaje juvenil «cubata», «bocata, «drogata»; casos de derivaciones impropias, los préstamos de otrás lenguas o de sectores particulares de la propia lengua: "las distintas ciencias tecnicas y actividades han suministrado al general multitud tía metáforas que con frecuencia acaban por lexicalízarse.»

Junto a la tendencia al «desuso" dé la lengua entre los jovenes , señala seco el lenguaje criptico de la generación adulta y como forma mixta, el « descuido afectado de algunos hombres publicos. motivado tal vez por el temor de que el cuidado de la forma de expresión pudiera ser tachado de prejuicio burgués o de estigma de derechas. En definitiva, las tres actitudes —afirma Seco— son expresiones diversas de una única realidad: la indigencia mental.».

LAS AUTONOMÍAS Y SUS SITUACIONES—.Además, en España, la formación de las autonomías plantea situaciones peculiares que afectan a la lengua oficial: «la convivencia en armonía del castellano con las otras lenguas españolas es una riqueza que sólo por ceguera se puede rechazar.¿Es posible la codificación de una arma lingüística unitaria en un mundo tan amplio y diverso como el hispánico? Hay, en realidad, no una, sino una serie de normas nacionales en nivel culto; pero, encima de ellas, una supernorma, un ideal Supracional de lengua postulado por la lengua escrita».

«En el ideal de unidad —concluye Seco— tiene un papel fundamental la enseñanza de la lengua que ha de dedicarse a desarrollar la facultad lingüística del individuo. Sería necesario persuadir a las autoridades educativas de que la lengua es la materia central de todo el stetema de la enseñanza. Por otrá parte, es fundamental la importancia, en este terreno, de los medios de comunicación de masas: estos son los principales maestros, buenos o malos, del lenguaje.»

 

< Volver