En el diálogo con los agricultores. 
 Adolfo Suárez piensa que no debe intervenir  :   
 Existen organismos adecuados para ello. 
 Arriba.    04/03/1977.  Página: 15. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

Nacional

EN EL DIALOGO CON LOS AGRICULTORES PIENSA QUE NO DEBE INTERVENIR

MADRID. (De nuestra Redacción y resumen de agencias.)—En círculos allegados a Presidencia del

Gobierno, se manifestó a Europa Press que el Presidente Suárez, como lo viene demostrando desde que

asumió el cargo, es partidario del diálogo como medio de resolver los problemas, pero considera que no

tiene que ser necesariamente él quien intervenga en todos los casos, cuando existen organismos

adecuados para ello.

Esta parecía ser la actitud de Presidencia del Gobierno ayer por la mañana, ante las peticiones formuladas

en las últimas veinticuatro horas, para que el Presidente Suárez recibiera a «una comisión» de los

representantes de los agricultores, para tratar de resolver el problema que ha derivado en la concentración

de miles de tractores a lo largo de múltiples carreteras españolas.

El miércoles por la tarde se hicieron varias gestiones con diversas personalidades políticas españolas para

que actuasen de mediadores entre los representantes de los agricultores y la Presidencia del Gobierno. Tal

mediación ha sido llevada a cabo, con la contestación antes citada.

Al margen de todo este tema de la mediación y de la postura de Presidencia del Gobierno, en otros

círculos que siguen muy de cerca el problema, se manifestó a Europa Press que en bastantes comisiones

«representantes de los agricultores», figuran políticos de diversos partidos, entre ellos el comunista, que,

con su gestión para ser recibidos por el Presidente del Gobierno, tratarían de conseguir un reconocimiento

«de hecho» de su existencia y, al mismo tiempo, la desautorización de las organizaciones y organismos

que en estos momentos, tienen como misión abordar estos problemas.

Escrito de la Coordinadora

En la mañana de ayer, la Coordinadora Nacional de Asociaciones de Agricultores y Ganaderos en

conflicto entregaron en el Registro de la Presidencia del Gobierno un escrito solicitando audiencia con el

Presidente Suárez.

Firmaban el escrito de petición de audiencia: José Joaquín Pérez de Ovanes, de Navarra; Mateos Sierra

Bardaji, de Aragón; Carlos Andréu Abelló, de Cataluña; Salvador Madrid Cabezo, de Murcia; Ángel

Bazoco Zabarri, de Álava; Andrés Varela Sáez, de Albacete; Antonio Ortiz de Landazuru, de Logroño;

Benito García Sigüenza, de Burgos; Cayetano Martínez, de León; Miguel Aguado, de Palencia, y

Hermenegildo García de Zamora.

La postura del Ministerio

Por otra parte, Logos informaba ayer que los problemas planteados por la generalidad de los agricultores,

sea quien fuere el que se atribuye su representación, no pueden tener solución inmediata. Según fuentes

allegadas al Ministerio de Agricultura, mientras no haya un previo restablecimiento de la normalidad no

será posible plantearse con seriedad las posibles soluciones que habrían de producirse por la vía de la

representación agraria reconocida legalmente, como son las Cámaras Agrarias, en tanto no se llegue a la

constitución de las corres-pendientes asociaciones, de acuerdo con la nueva disposición legal.

En todos los círculos consultados se condena la forma en que ha sido resuelta la manifestación de los

agricultores en la provincia de Valladolid, recuerdan que el propio Ministro de Agricultura reconoció el

orden y la ponderación con que se estaba desarrollando la manifestación, sin interferir el tráfico rodado en

las carreteras, al situarse los tractores en los arcenes de las mismas.

La Hermandad denuncia maniobras políticas

De otra parte, el Comité Ejecutivo de la Unión Nacional de Empresarios Agrarios, reunido el miércoles

en Madrid, ha hecho público un comunicado, en que denuncia la perentoria situación del campo, la

desconsideración de la Administración pública hacia el agro, justifica la masiva salida de tractores a las

carreteras; pide un compromiso público al Ministerio de Agricultura y al Gobierno mediante declaración

formal sobre un replanteamiento de la retribución del sector agrario, y, finalmente, lamenta y denuncia

abusos de la buena fe y del carácter profesional de las manifestaciones campesinas, así como «maniobras

e intentos por parte de personas y organizaciones ajenas al sector para atribuirse su paternidad con fines

partidistas y políticos».

El Ministerio pospone las soluciones al restablecimiento de la normalidad

El CNJA se solidariza

Por su parte, el CNAJ (Centro Nacional de Jóvenes Agricultores), cuyo secretario general es el agricultor

cordobés Felipe González de Canales, ha enviado una nota a los medios informativos en la que apoya el

movimiento de los campesinos en conflicto, y en concreto las reivindicaciones de igualdad ante la

Seguridad Social, libertad sindical y «apoyo a una necesaria Federación de todas las Centrales Sindicales

Agrarias en una Federación Nacional Gremial».

El CNJA pide en su nota que la Administración haría «una nueva fijación de precios agrarios acorde con

el índice de coste de vida, de un 20 por 100 de aumento como mínimo respecto a la campaña anterior».

 

< Volver