El proyecto de ley de Régimen Local en el Parlamento. 
 Se garantiza el mismo nivel de autonomía a todos los municipios     
 
 ABC.    19/05/1981.  Página: 32. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

El proyecto de ley de Régimen Local en el Parlamento

Se garantiza el mismo nivel

de autonomía a todos los municipios

MADRID. El Gobierno inició ayer los trámites para presentar en el Congreso de los Diputados el proyecto de ley de Régimen Local. El ministro de Administración Territorial, Rodolfo Martín Villa, entregó ayer al presidente del Congreso un ejemplar del proyecto, aunque es el Ministerio de la Presidencia el encargado de hacer la presentación oficial ante el Parlamento.

Según explicó el señor Martín Villa, esta ley viene a garantizar la autonomía de los Ayuntamientos tanto respecto del Estado como de tos entes autonómicos; se suprimen gran número de controles, autorizaciones y aprobaciones´ que hasta ahora se ejercían sobre los entes locales, con lo que se conseguirá una mayor celeridad y eficacia en la gestión de sus intereses. Todos los municipios, tanto si pertenecen a alguna comunidad autónoma como si no, tendrán el mismo grado de autonomía, pues no sería lógico, precisó el ministro de Administración Territorial, que los Ayuntamientos catalanes y vascos estén sometidos a un mayor control que el resto de los municipios españoles,

IDÉNTICO NIVEL DE AUTONOMÍA. El proyecto de ley de Régimen Local tiene su punto de partida y marco delimitador en la Constitución, que consagra los principios básicos en relación con la Administración local: la autonomía de las Corporaciones locales en la gestión de sus intereses peculiares y específicos; el carácter representativo y democrático de los órganos de Gobierno y Administración de de los municipios y provincias y la suficiencia de las haciendas locales.

Respecto al tema de las Haciendas, señaló el ministro que la suficiencia económica y financiera de los Ayuntamientos y Diputaciones constituye la auténtica garantía para la existencia de una efectiva autonomía local. La ley establece que las Corporaciones locales dispondrán de los medios y recursos necesarios para el cumplimiento de sus fines específicos. Necesariamente el

Estado deberá controlar el tema de los impuestos municipales, ya que si los deja a la libre, disposición de los Ayuntamientos todo el sistema fiscal del Estado quedaría desorganizado y al mismo tiempo es necesario ejercer una labor de armonización de las distintas Haciendas locales para evitar, en muchos casos, agravios comparativos. La ley establece los principios generales del régimen tributario local, pero no regula detalladamente los impuestos municipales, que serán objeto de una futura ley de Tributos Locales, que se enviará próximamente al Congreso.

SE REFUERZAN LOS ÓRGANOS EJECUTIVOS. La nueva ley de Régimen Local trata de potenciar la figura de los órganos ejecutivos de las Corporaciones local y provincial, alcalde y presidente, de modo que se consiga una gestión ágil y eficaz de los servicios públicos. Las facultades de alcaldes y presidentes de Diputación quedan notablemente incrementadas en esta ley. Las competencias del municipio quedan ampliadas también en la ley, estableciéndose que éstos pueden promover todo tipo de actividades y prestar cualquier clase de servicios públicos que contribuyan a satisfacer las necesidades y aspiraciones de los vecinos.

En el proyecto de ley se recoge la posibilidad de que determinados municipios, por causas peculiares, se acojan a regímenes especiales, Carta, Concejo Abierto o Corporaciones Metropolitanas.

Respecto a la organización interna de los municipios el proyecto detalla las competencias del alcalde, tenientes de alcalde, Pleno y Comisión permanente, así como las de los delegados y presidentes de Juntas de Distrito. Los delegados serán nombrados por el alcalde entre funcionarios de carrera de nivel superior de cualquiera de las Administraciones públicas. Los presidentes de Juntas Municipales de Distrito pertenecerán al partido que haya obtenido mayor número de votos en el distrito.

REFORMA ELECTORAL.

El proyecto no incluye ningún tipo de regulación sobre la forma de elección de alcaldes y concejales. En opinión del ministro, este tema no debe quedar incluido en una ley de Régimen Local, sino dentro de una ley general que regule todo tipo de consultas electorales. Existe la posibilidad de una amplia reforma del sistema electoral, según el criterio de que la lista más votada en cada municipio obtenga la mayoría de los concejales, con lo que se conseguiría un gobierno municipal verdaderamente fuerte, que una vez terminadas las luchas electorales se dedicaría a la administración del municipio y no a hacer política.

 

< Volver