Autor: Dávila, Carlos. 
 El "informe Enterría", acogido en provincias con reservas. 
 Reordenamiento total del proceso autonómico     
 
 ABC.    21/05/1981.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

El "informe Enterría», acogido en provincias con reservas

Reordenamiento total del proceso autonómico

MADRID (Carlos Dávíta), Debajo de las proclamas de satisfacción, irás o menos encendidas, con que han acogido los grandes líderes del Gobierno y la oposición el documento-ómnibus de García de interna y sus expertos, la realidad es que en las bases regionales y provinciales, el dictamen de los administrativistas ha caído como un verdadero bombazo. Todas las cautelas utilizadas por Felipe González para juzgar el texto no han servida de panacea para la irritación surgía en algunas federaciones socialistas. En esto, como se verá, es perfectamente objetivable un sentimienton de aldeanismo politico mas o menos fuerte depende de los personajes que lo protagonicen— que se ha quedado literalmente herido, por lo que ya se considera un paso en falso de los técnicos.

Ayer mismo un diputado centrista bromeaba con la imagen fotográfica de un presidente cíe Gobierno y un líder de la oposición consultando al abogado comun los próximos pasos de su camino politico. La imagen, burlona y excesiva, sirve, sin duda alguna, para significar hasta qué punto la iniciativa centrista y socialista de pedir consejos a los expertos se considera a estas alturas poco menos que una gran idea que, vistos los resultados, será escasamente practicable. Y es que, al margen de las resistencias socialistas y centristas —que de todo ha habido— las partidos racionalistas y regionalistas han reaccionado furiosamente. no me refiero ya al jefe del Euskadi Buru Batzar, que está en Madrid practicando una politica de buena vecindad y que es autor reciente de una de las frases más inoportunas, desgraciadas e intolerables de la democracia: Si no nos dejan en paz, ¿nos extrañará que, de cuando en cuando,surjan los tiros Claro esta que Garaicoecbea no le ha ido a la zaga en estolidez —y siento decir esto de un politico al que, hasta ahora, he considerado ejemplo de buen sentido— en unas declaraciones rigurosamente inadmisibles. No me refiero a ellos; no. Habió de los políticos de segunda fila, la mayoria es partido del Gobierno, que han recibido el dictamen de Enterria como si se tratara de un ataque frontal a sus creencias de siempre, creencias que tienen muy pocos años de vigencia.

LEY IMPRESCINDIBLE

Es curioso señalar que la parte que ha producido más recelo y hasta rabia ha sido aquella en la que la Comisión, con una gran corrección política y sentido del Estado, apuesta por una limitación de los entes uniprovinciales. Désde Santander a la rioja, provincias que tienen alguna razón en sus reclamaciones, hasta Guadalajara y Segovia, ha habido verdaderas pataleras impresentables. Y sólo, claro está, porque los expertos aconsejan a los políticos del lugar que se atengan a las normas y se solidaricen con procesos autonómicos cercanos en los que son absolutamente impresindible.

Pero dejando al lado esta anécdota que ha revestido caracteres de histriónica chacota lo cierto es que el informe de 113 folios va a poner a prueba todo el sístema constitucional español. La mayor aportación o novedad que aportan los trabajos de la Comísión es a propuesto de una ley orgánica de Ordenación del Proceso Autonómico, una norma interpretativa que los técnicos presentan como erramienta útil para transformar el Estado centralista y dictatorial que heredó la Constitución de 1978 en otro autonomico, solidario y libre y nada disgregador.

Garcia de Enterria y su equipo, al tiempo que aconsejan dos tratamientos de «orgánica» a asía ley imprescíndible, no desechan, sino que recomiendan, el planteamiento de pactos "politicos sobre los que, precisamente se articule el desarrollo del proceso autonómico. Aunque esta ley previsiblemente será protestada por las formaciones nactónalisías es, según todas las opiniones, un verdadero hallazgo nacido no para colarse de rondon entre la norma constitucio nal y los estatutos, sino para convertirse en el ínstrumento de reordenación de todas y cada una de las autonomias.

«NOES» significativos

Existe una gran dificultad para aplicar todos los principios que expone el dictamen: El proceso está en marcha y ya existe incluso tres estatutos de autonomía que tienen también significación de leyes organicas y que no pueden ser modificados mas que por referendum ¿Como resuelven los técnicos este contrasentido? La verdad es que soshayan con habilidad el problema y se mueven en el terreno de las ideas generales sin descender en este caso, al terreno de las concreciones. Dan. sin embargo, alguna pista de corro erfenden el Funcionamiento de las comunidades en un Estado unitario.

En el conflicto de las Diputaciones los administrativos tas desaconsejan absolutamente el modelo catalán que Jordi Pujol y su grupo nacionalista patrocina con la intención Se hacer fuerte la Generalidad a costa de lo que sea) y favorecen el ejemplo vasco, basado, como se sabe en la existencia de entidades forales, órganos ejecutivos que «fabrican» y ponen en funcionamiento toda la política provincial.

Hay en el dictamen dos «noes» especialmerite sugerentes. El primara niega toda virtualita a la proliferación de autonomias por la vía del articulo 15 de la Constitución. El seguido, se centra en la incoveniencia de las Comisiones mixtas de transferencias que hasta ahora han sido los entes de negociación, muchas veces chalana, entre el Estado y las Comunidades. Con respecto al artículo de marras, poco queda por decir, pero sí añadir que los socialistas van a encontrar serias resistencias en comunidades como la valenciana, en la que, previamente y con alguna inconciencia votaron por recorrer el camino rápido.

En cuanto al segundo de los puntos, la Comisión entiende que este procedimiento es lalaz en la práctica"; en resumidas cuentas, el Estado queda desprovisto de su capacídad de dírección en aras de un «entendimiento» que se viste, casi siempre, de fantasma de presion permanente que, se ejerce con la amenaza de crear aproblemas mas o menos serios.

La Comisión ha partido, en detinifiva, de una premisa: El derecho estatal prima siempre y sobre ella construye la mayor parte de sus argumentos. Es pronto, por supuesta, para ahondar en las consecuencias que se derivarán de un correcto seguimiento político del informe.

Hay que repetir que Gobierno y oposición están «casi»- -de acuerdo en su bondad y que, por tanto, según se supone, quieren aplicarlo. Hablar de frenazo autonómico comienza a ser, a partir de este momento, un concepto objetivo al que, quizá, habra que despojar de su contenido y de su formulación peyoralfva, el proceso no se va a parar, eso queda claro; pero tampoco seguirá marchando a la velocidad suicida que nos tiene acostumbrados.

 

< Volver