Autor: Fernández-Rúa Plasencia, José María . 
 También dictaminó el régimen presupuestario de los Entes preautonómicos. 
 El Congreso aprueba el proyecto de cesión de tributos a la Generalidad     
 
 ABC.    28/05/1981.  Página: 12. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

También dictaminó el régimen presupuestario de los Entes preautonómicos

El Congreso aprueba el proyecto de cesión de tributos a la Generalidad

MADRID (José María Fernández-Rúa). El Pleno del Congreso de los Diputados aprobó ayer tarde el proyecto de ley de cesión de tributos a la Generalidad de Cataluña y el de régimen presupuestario y patrimonial de los Entes preautonómicos, en una sesión que se caracterizó por el elevado número de votaciones y las escasas intervenciones.

Igualmente, la Cámara Baja tomó en consideración una proposición de ley suscrita por varios grupos parlamentarios y relativa a la figura del delegado del Gobierno en las comunidades autónomas, aunque rechazó la que había defendido el PSOE para modificar la ley General del Servicio Militar.

Cuarenta minutos fueron suficientes para que la Cámara dictaminase el proyecto de cesión de tributos a la Generalidad. El análisis del texto se había iniciado a última hora del martes, después del debate sobre los sucesos de Barcelona.

El «consenso» entre los grandes partidos fue notorio. Se introdujo una única alteración, en el artículo que se refiere a tos conflictos de atribuciones, al prosperar La enmienda de Coalición Democrática que defendió Antonio Carro. Concretamente dice el apartado modificado de este precepto que los acuerdos de las Juntas Arbitrales tendrán carácter ejecutivo y no son impugnables, salvo en la vía contencioso-administrattva, tanto por parte de las Administraciones en conflicto como por parte de los contribuyentes.

Esta ley establece que se cede a la Generalidad el rendimiento de Cataluña en los siguientes impuestos: Extraordinario sobre el Patrimonio de las Personas Físicas, General sobre Sucesiones, sobre transmisiones Patrimoniales, y sobre el Lujo, con algunas condiciones, entre otros.

Los tributos se regirán por la ley General Tributaria, los convenios internacionales para evitar la doble imposición, la ley propia de cada tributo, los Reglamentos generales dictados en desarrollo por la ley General Tributaria y de las leyes propias de cada tributo, así como las demás disposiciones de carácter general reglamentarias o interpretativas, dictadas por la Administración del Estado.

ENTES PREAUTONÓMICOS

Seguidamente se entró en el debate del proyecto de ley por el que se determina el régimen presupuestario y patrimonial de los Entes preautonómicos. Sólo tres ministros estuvieron en la sesión (Luis Ortiz, Rodolfo Martín Villa y Jaime García Añoveros), mientras que en tos escaños había algunas ausencias.

Este proyecto también fue aprobado sin modificaciones, salvo la supresión del párrafo segundo del artículo quinto, que decía: «si los Presupuestos Generales no fueran aprobados antes del primer día del ejercicio económico correspondiente, quedará automáticamente prorrogada la vigencia del anterior».

En este extremo hubo unanimidad en la Cámara. La izquierda intentó, en vano, que prosperaran algunas enmiendas —como la del PC que defendió Fernando Pérez Royo— para que no figurase en el texto que los Presupuestos se presenten «financieramente equilibrados».

Este proyecto subraya, entre otras cosas, que los Entes preautonómicos ejercerán su actividad económica y financiera en coordinación y, relación con la Hacienda Pública del Estado, en base a que el sistema de gestión y administración de los ingresos cedidos a los respectivos Entes seguirán rigiéndose por las mismas reglas jurídicas originales o, en su caso, por las emanadas de las instituciones del Estado. El tratamiento fiscal de tos Entes preautonómicos será el mismo que la ley tiene establecido o establezca para el Estado.

DELEGADOS DEL GOBIERNO

El siguiente tema que abordó el Pleno del Congreso fue la toma en consideración (en cuya votación UCD se abstuvo) de la proposición de ley que desarrolla el artículo 154 de la Constitución. Este dice que «un delegado nombrado por el Gobierno dirigirá la Administración del Estado en el territorio de la comunidad autónoma y la coordinará cuando proceda con la Administración propia de la comunidad».

Se registró un divertido encontronazo verba) en el que intervinieron Miguel Herrero (UCD), Miguel Roca (Minoría Catalana) y Gregorio Peces-Barba (PSOE). Quizá el que obtuvo matricula de honor en ingenio —y así lo reconoció Roca, al aplaudirle— fue el portavoz centrista. De cualquier forma esta proposición fue admitida a trámite.

Blas Carracho Zancada (UCD), por otra parte, se opuso a la proposición socialista —que defendió Barragán— para modificar la ley General del Servicio Militar. Fue rechazada en votación.

 

< Volver