Autor: A. S. A.. 
 "Se aprovecha de sus recursos y patrimonio, pero no respeta su identidad". 
 Solidaridad Alavesa denuncia la actitud del Gobierno Vasco con esa provincia     
 
 ABC.    26/12/1981.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

«Se aprovecha de sus recursos y patrimonio, pero no respeta su identidad»

Solidaridad Alavesa denuncia la actitud del Gobierno vasco con esa provincia

VITORIA (A. S. A., corresponsal). Manifestándose prácticamente a diario desde la primera pagina del diario ¡ocal «Norte Exprés», y publicando sus artículos bajo el lema

«En defensa de Álava», una nueva asociación titulada Solidaridad Alavesa censura y crítica las acciones del Gobierno vasco sobre esta provincia, «cuya identidad —dice— no respeta, y de cuyos recursos y patrimonio se aprovecha». Desde hace un trimestre, Solidaridad Alavesa intenta agrupar a los ciudadanos para que se manifiesten contra «los enemigos de nuestra peculiar tradición de autonomía administrativa, que ahora está siendo absorbida y anulada por el Gobierno autónomo».

Defiende Solidaridad —a cuyo frente se encuentran el parlamentario vasco de Alianza Popular Santiago Grino y el director del periódico vespertino, Felipe Garola de Albéniz— la salvaguardia de ¡as instituciones provinciales, así como los recursos con que Álava ha contado siempre, junto con el hecho de que Álava, Guipúzcoa y Vizcaya constituyen tres realidades con entidad histórica, tres modalidades de ser vascos, «porque los alaveses son vascongados aunque no hablen el vascuence ni tengan preponderancia de sangre ancestralmente vasca».

GRAN DERECHA.—Se advierte en Solidaridad Alavesa la presencia especial de Alianza Popular, que intenta promover en esta provincia la gran derecha. «En Solidaridad —dicen sus primeros militantes— tienen cabida personas de cualquier ideología, con tai de que no. tengan planteamientos ni marxistes ni separatistas, y estén por la defensa de los valores e intereses de Álava. Y, de hecho, en ella están integrados militantes de UCO, PSOE, AP y PNV, e incluso antiguos "abertzales" de izquierda.»

A la opinión de los sectores nacionalistas en el sentido de que Solidaridad pretende la escisión de Álava de la comunidad autónoma de Euskadi, la nueva agrupación argumenta que, estando eso muy lejos de su intención, «debe quedar claro que Álava no está dispuesta a admitir que la autonomía la perjudique en relación a un "status" anterior, y que tos fueros de Álava vean su aplicación mermada y su desarrollo y actualización paralizadas».

Ciento treinta personas acaban de reunirse en la capital, en un acto cuya entrada ha estado restringida, y han acordado constituir con carácter asociativo una entidad que, definitivamente, llevara el nombre de Solidaridad Alavesa. En enero, una asamblea similar aprobará sus estatutos, llegándose a la inscripción final en el registro legal de asociaciones.

IDEOLOGÍA FORAL—Entre los fines que se persiguen figuran el de intentar unir a los partidos vascos de ideología foral, de cara a las próximas confrontaciones electorales.

A la acusación por parte de Acción Nacionalista Vasca de «agrupar en su seno a los sectores más reaccionarios, clericales y antivascos de Álava, y defender los intereses de la oligarquía caciquil local», Solidaridad Alavesa ha respondido que, sencillamente, «nos defendemos de los centralismos hegemónicos y uniformistas porque no tenernos por qué soportar una excesiva burocracia, un claro nepotismo, unas instalaciones que rondan lo fastuoso, unos gastos desmedidos.,., no va todo ello con el carácter alavés».

Solidaridad se proclama foral, eminentemente foral, y agrega que «la foralidad está enraizada en la viva entraña del pueblo vasco, y lo está desde tiempo inmemorial: fue el desarrollo de los buenos usos y costumbres de esta tierra. Es más —añade—: la milenaria idiosincrasia vasca es foral. Esto significa que, por ir Vasconia entroncándose en lo que luego sería España, siempre fue compatible el vivo amor a nuestras costumbres, a nuestra cultura, a lo vasco, con el vivo amor a España».

 

< Volver