Marcos Vizcaya entregó el documento en Administración Territorial. 
 El Gobierno vasco manifiesta su desacuerdo con la "cumbre" autonómica     
 
 ABC.    08/07/1981.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Marcos Vizcaya entregó el documento en Administración Territorial

El Gobierno vasco manifiesta su desacuerdo con la «cumbre» autonómica

VITORIA. El Gobierno vasco, por medio del diputado nacionalista Marcos Vizcaya, entregó ayer a la Administración Central un documento en el que rechaza los acuerdos pactados por los partidos que componen la «cumbre» autonómica, según informó a Efe Mario Fernández, consejero de Trabajo.

El documento, que en opinión del presidente de la representación vasca en la Comisión Mixta de Transferencias es «extraordinariamente claro», rechaza todo intento de modificar el Estatuto de autonomía del País Vasco, así como de cualquiera de las leyes aprobadas por el Parlamento de la comunidad autónoma.

El documento, entregado en el Ministerio de Administración Territorial, considera «inaceptable» la aplicación de la fórmula de «comisiones sectoriales» para la negociación de las transferencias, dado que, según explicó Mario Fernández, «en el Estatuto vasco, en la disposición transitoria segunda, está expresamente detallado que el sistema aplicable será el de una comisión mixta paritaria».

Asimismo, e) Ejecutivo vasco —siempre según Mario Fernández— considera también inaceptable la aplicación, en la comunidad autónoma vasca, del acuerdo tendente a hacer coincidir las elecciones de las comunidades autónomas en un mismo día y dentro de 1983, porque contradice lo dispuesto en el artículo 26 del Estatuto, en el que se dice que «el Parlamento vasco será elegido por un periodo cíe cuatro anos».

En el mismo sentido, el Gobierno vasco indica su criterio de que no debe afectar a Euskadi el acuerdo tendente a impedir que el presidente del Ejecutivo autonómico disuelva la Asamblea legislativa vasca, ya que ésta es precisamente una de las atribuciones que le confiere expresamente al «lendakari» la ley de Gobierno, aprobada en el Parlamento de Vitoria la pasada semana, con los votos favorables de la representación vasca de los cuatros partidos que componen la «cumbre» autonómica, es decir, UCD, PSE-PSOE, PCE-EPK y AP.

Para Mario Fernández, «la "cumbre" autonómica pretende articular el Estado de las autonomías no teniendo en cuenta que existen Estatutos ya aprobados».

«El Gobierno vasco no va a aceptar acuerdos que supongan la modificación del Estatuto, y estamos dispuestos a utilizar todas las armar jurídicas a nuestro alcance para evitarlo. Cuando defendemos el Estatuto —concluyó—, no estamos defendiendo una ley nuestra, sino una ley del Estado.»

 

< Volver