Autor: Sáenz-Díez, Margarita. 
 Por su campaña sobre las autonomías. 
 Malestar en la Generalidad por la actitud de la patronal     
 
 ABC.    11/06/1981.  Página: 12. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Por su campaña sobre las autonomías

Malestar en la Generalidad por la actitud de la patronal

Barcelona (Margarita Sáez-Díez, corresponsal). La creación de un nuevo mecanismo de seguimiento de las autonomías, en este caso el que se propone instituir la CEOE, ha sido acogido muy negativamente en los ámbitos autonómicos catalanes. En los mismos, se achaca, en buena parte, tal iniciativa a las presiones ejercidas en este sentido por la gran patronal catalana, Fomento de Trabajo Nacional.

La autonomía de Cataluña, regulada por la Constitución y el Estatuto, precisada por numerosas leyes orgánicas en proyecto, delimitada probablemente en fecha próxima por el contenido del informe García de Enterría —muchos de cuyos criterios coinciden textualmente con varias de las manifestaciones públicas de Leopoldo Calvo-Sotelo— deberá contar a partir de ahora con- la mirada fiscalizadora de la CEOE.

Parece ser que el argumento principal esgrimido para constituir ese Comité de asuntos autonómicos de la CEOE, es la preservación de la unidad de mercado. Cuestión a la que se refirió el ministro Martín Villa al hacerse pública la creación del mencionado organismo.

No obstante, que las autonomías, en concreto la catalana, no atenían ni se proponen atentar contra la unidad del mercado español es una afirmación reiteradamente sostenida por el presidente de la Generalidad, los miembros de su Gabinete y la totalidad de los partidos políticos.

A pesar de ello, el mencionado Fomento del Trabajo Nacional insiste en estos argumentos a la hora de manifestar su oposición a la Generalidad. Su postura exhibe, además, una falta de coherencia con la línea mantenida antes de las elecciones al Parlamento de Cataluña.

En la etapa preelectoral, Fomento no sólo se volcó por medio de manifestaciones públicas, edición de folletos y otros medios no totalmente aclarados, en propagar una campaña «que impidiera que la Cámara catalana fuera ocupada por el marxismo», sino que apoyó financieramente a los partidos del centro y la derecha, entre ellos Convergencia Democrática, partido en el Gobierno de la Generalidad, como se sabe.

Las posturas poco flexibles del Fomento del Trabajo Nacional, que preside paradójicamente una persona que no pertenece al mundo empresarial, Alfredo Molinas, son criticadas abiertamente por los sectores más abiertos de la burguesía y las alias finanzas catalanas. Cabe recordar en este sentido que el presidente Jordi Pujol, contra quien se ha situado en varias ocasiones este importante miembro de la CEOE —Fomento— fue fundador y es principal accionista del grupo Banca Catalana, efectivamente no situado en el «ranking» de los «siete grandes», pero con peso económico especialmente en Cataluña, indudable.

El conseller de Comercio y Turismo, Francesc Zanuy, en el acto de presentación en Cataluña del semanario socioeconómico «Nuevo Lunes», efectuada en la Cámara de Comercio el martes por la tarde, negaba tajantemente las manifestaciones de quienes sostienen que las autonomías del Estado español atentan contra la unidad del mercado.

 

< Volver