Autor: Suárez Alba, Alberto. 
 El proyectado Tercer Canal para, aquella comunidad, tema espinoso. 
 Fernando Castedo se entrevista hoy con el presidente del Gobierno vasco     
 
 ABC.    02/07/1981.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

El proyectado Tercer Canal para, aquella comunidad, tema espinoso

Fernando Castedo se entrevista hoy con el presidente del Gobierno vasco

VITORIA (Alberto Suárez Alba, corresponsal). «No vale la pena recibirle si a lo que viene es a hacer hablar de pájaros y flores», decía en los pasillos del Parlamento vasco el consejero de Cultura y portavoz oficial del Gabinete Garaicoechea, Ramón Labayen. Se refería al director general de Radiodifusión Española, Fernando Castedo, quien llegó a la capital vasca en su primera visita como tal.

Unas supuestas declaraciones del señor Castedo a un diado regional («Castedo no se responsabiliza de, los acuerdo firmados entre el Gobierno y el anterior equipo de Televisión Española» habían motivado las iras del Ejecutivo vitoriano, hasta el punto de que el consejero Labayen nos anunció que, de no rectificar esas palabras, el viaje del director general «carecía de sentido y de justificación».

La rectificación o aclaración llegó, vía télex firmada por la Oficina de Prensa del ente público RTVE y con las siguientes líneas: «Nunca el señor Castedo se ha manifestado en tal sentido y, por el contrario, procura llevar adelante los acuerdos y convenios establecidos por la anterior Dirección General del entonces organismo autónomo de RTVE.»

Antes de que este sencillo mensaje fuera recibido en el Gobierno de Vitoria y en las redacciones de los periódicos vascos, observadores políticos de esta ciudad vieron en peligro hasta el simple cambio de impresiones entre Castedo y Labayen —consejero a cuyo cargo figura el tema de la futura TV vasca, en ese Tercer Canal que no termina de ser «liberado» por el estado, a pesar de los acuerdos firmados en tal sentido en octubre pasado—, y no digamos el almuerzo previsto en Ajuria-Énea entre el director general y el «lendakari».

Con un telón de fondo repleto de dudas sobre qué va a ocurrir al final con la Televisión vasca y en «euskera» —uno de los asuntos que no avanzan en las negociaciones entre Vitoria y Madrid—, lo cierto es que esta mañana se entrevistará el director general Castedo con el señor Labayen, y que ambos acudirán después a almorzar con Carlos Garaicoechea.

Como alternativa a la evidencia de largos retrasos en la puesta en marcha del Tercer Canal de TV contrólelo en exclusiva por la comunidad autónoma, el Gobierno vasco ha sugerido a la Administración Central que le sean cedidos espacios en la programación regional de «Telenorte», ai objeto de ir ofreciendo por la Primera Cadena nacional, aunque sólo al área de Álava, Guipúzcoa y Vizcaya las realizaciones que viene preparando, rigurosamente en vascuence, el equipo contratado ya por la Consejería de Cultura. Aún no existe respuesta alguna oficia! sobre este tema-Acompañado por los principales miembros de su Gabinete, Fernando Castedo llegó el martes a Vitoria, iras haber inaugurado en Pamplona las instalaciones de Telenavarra, que comenzará a trabajar públicamente el día 6. En su residencia, el delegado general del Gobierno en el País Vasco, Marcelino Oreja, les ofreció una cena.

Pasando ya a otro tema, a* media tarde de ayer, en el Palacio de Ajuria-Enea, el delegado general del Gobierno y el presidente de la representación vasca en la Comisión mixta de .Transferencias abrieron una rueda de contactos, con el objetivo principal de ir salvando los escollos que se han presentado en las últimas negociaciones entre Madrid y Vitoria.

A esta conversación de Marcelino Oreja y Mario Fernández asistió también, por ser |a primera de esta nueva serie, el «lendakari» Garaicoechea, quien en su entrevista de hace una semana con el presidente Calvo-Sotelo

llegó con éste al acuerdo de que el delegado general y el consejero vasco de trabajo mantuvieran contactos periódicos.

Los temas atascados en las sesiones de la Comisión de transferencias irán siendo impulsados, en palabras del señor Oreja Aguirre, a base de éstas conversaciones en Vitoria, y que no supondrán intromisión alguna en las tareas de la propia Comisión mixta.

 

< Volver