Un próximo encuentro de Calvo-Sotelo y Felipe González desbloquearía la negociación. 
 Los acuerdos alcanzados en la "cumbre" autonómica, recogidos en un documento     
 
 ABC.    03/07/1981.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 20. 

Un próximo encuentro de Calvo-Sotelo y Felipe González desbloquearía la negociación

Los acuerdos alcanzados en la «cumbre» autonómica, recogidos en un documento

MADRID. Como se ha venido informando, la relación comunidad autónomaDiputación y la representatividad de cada provincia en la asamblea regional son los principales puntos de divergencia de la llamada «cumbre» autonómica entre los cuatro partidos mayoritarios.

Tras cinco sesiones negociadoras, los participantes en la «cumbre» han decidido volver a reunirse el próximo día 8. En medios políticos, consultados por Efe, se baraja ya un encuentro a\ más alto nivel entre el presidente del Gobierno, Leopoldo Calvo-Sotelo, y el secretario general del PSOE, Felipe González, para desbloquear la actual situación. No Obstante, en la reunión última los representantes del Gobierno, UCD, PSOE, PCE y AP fijaron en un documento los acuerdos obtenidos en anteriores sesiones y que afectan a gran parte de las vientidós conclusiones del «informe Enterría».

Sobre la base de estos veintidós puntos, se ha redactado un borrador con propuestas de acuerdo. Efe ha tenido acceso a este documento que, en síntesis, es el siguiente:

Mapa autonómico. Configuran el mapa autonómico dieciséis comunidades, con la iniciativa de alentar la autonomía de Baleares, que todavía no se ha producido; obligar a que Segovia se integre en Castilla-León, supliendo su fallida iniciativa municipal por la vía del artículo 144 de la Constitución; es decir, presentando a las Cortes un proyecto de ley orgánica antes del próximo 1 de octubre, previa consulta con los representantes segovianos.

En Madrid, una vez constituida en comunidad preautonómica uniprovincial, sus Municipios solicitarán la autonomía y elaborarán su Estatuto por la vía del artículo 143 dé la Constitución, como las demás comunidades autónomas, excepto las históricas.

Las fuerzas políticas se comprometen a que las dos Cámaras —Congreso y Senado— aprueben el carácter de «entidad regional histórica» para las comunidades uniprovinciales de Asturias, Cantabria y la Rioja, Madrid, Murcia, y Ceuta y Melilla, que también podrán ser Corporaciones locales con régimen de «carta especial».

Navarra mantendrá el respeto constitucional del pacto foral, con el amejoramiento, según las negociaciones en curso, en las que el Gobierno y la Diputación Foral ya reconocen el carácter preconstitucional del derecho foral navarro, así como de las leyes tradicionales en que se ha amparado durante siglos.

Elecciones en 1983. Una vez dictaminados por la Comisión Constitucional del Congreso los Estatutos de Cantabria, Asturias y Andalucía, todos los ya presentados en Cortes (Murcia, Rioja y Canarias), se dictaminarán antes del 31 de diciembre. En esta fecha han de estar también presentados todos los de las demás regiones.

Los partidos políticos se comprometen a buscar una solución constitucional para que todas las elecciones en las comunidades autónomas se celebren el mismo día. Al Parlamento gallego se celebrarán en la fecha del 15 de octubre, al tiempo que el referéndum para el Estatuto andaluz. Las elecciones en Andalucía tendrán lugar entre el 1 de febrero y el 31 de mayo de 1983.

El proceso de homogeneización de las competencias transferíbles a todas las comunidades autónomas se iniciará este mes. Antes del 1 de octubre deberá estar elaborado el calendario de transferencias por áreas y departamentos homogéneos, siguiendo el orden ya establecido de transferencias a las comunidades ya con Estatuto.

Los calendarios de transferencias posteriores serán conocidos con seis meses de antelación. Estas transferencias se harán por Comisiones sectoriales de ámbito nacional, agrupadas por materias que se traspasarán, a ser posible, de forma simultánea y homogénea, incluidas las del País Vasco y Cataluña, previa consulta con sus respectivos Gobiernos.

Las comunidades que van por el artículo 143 se comprometerán a no asumir las competencias que exceden el artículo 148 de la Constitución, que ya se les reconocerán en sus respectivos Estatutos, si no es previo acuerdo de su asamblea y aprobación en las Cortes por ley orgánica.

En el tema de las relaciones entre el Ejecutivo y el legislativo de las comunidades autónomas hay acuerdos básicos sobre la necesidad de que los Ejecutivos no puedan disolver las asambleas; que se acomode la designación del presidente del Ejecutivo regional a la forma en que se designa el presidente del Gobierno autónomo, estableciéndose que, si en el plazo de dos meses no se alcanza a designar a ninguno por mayoría simple, se disolvería la asamblea.

Se acepta el voto o moción de censura constructiva en la elección directa del primer grado de los parlamentarios. Hay discrepancias sobre si deben tener o no inmunidad —PCE y PSOE—, o sólo inviolabilidad —UCD y AP

 

< Volver