Al hilo del debate del Estatuto de autonomía de Valencia en la Comisión Constitucional. 
 Abril Martorell: "El PSOE está incumpliendo el espíritu de los acuerdos"     
 
 ABC.    31/12/1981.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Abril Martorell: «El PSOE está incumpliendo el espíritu de los acuerdos»

MADRID. «La valoración política del dictamen de la Comisión Constitucional en el debate del

Estatuto valenciano es, para nosotros, enormemente positiva. Nosotros hemos sido coherentes en cuanto a la denominación, la bandera y el respeto a la identidad provincial, e igualmente hemos sido escrupulosos en el cumplimiento de los acuerdos autonómicos suscritos por UCD y PSOE». Esta fue, en síntesis, la respuesta que dio ayer en rueda de Prensa Fernando Abril Martorell, representante de la UCD valenciana, a la acusación por parte de los socialistas de incumplimiento de los pactos autonómicos por no haberse respetado el consenso acordado, según el PSOE, en la Asamblea de los 146 de Peñíscola.

Fernando Abril, que estaba acompañado por el diputado José Ramón Pin Arboledas; el secretario de Política Territorial de UCD, Juan Manuel Reol Tejada, y el secretario de Estado para las Comunidades Autónomas, Manuel Broseta, dio la vuelta a los argumentos de los socialistas afirmando que «el que está incumpliendo el espíritu de los pactos autonómicos firmados en julio pasado es el PSOE. Este Estatuto —dijo— ha sido consensuado en un 95 por 100. El que haya dos puntos de discrepancia no justifica la actitud del PSOE.»

Para los centristas, lo que subyace en el conflicto PSOE-UCD, planteado al hilo de los debates del Estatuto de autonomía de Valencia, responde a la distinta concepción política de cómo se construye el Estado de las autonomías y a la propia vigencia de unos pactos autonómicos difícilmente aceptados por algunos sectores del PSOE que provienen de antiguos partidos nacionalistas. «Yo sé —dijo Abril Martorell— que la izquierda ha hecho esfuerzos de maduración desde 1977, pero lo que les ocurre a algunos nacionalistas del PSOE valenciano es que todavía no se han desintoxicado del síndrome de acumulación ideológica de la clandestinidad, según lo definió Felipe González, y rechinan al entrar en contacto con la realidad.»

De la misma forma, Abril Martorell insistió en que los socialistas no estaban contando toda la verdad del proceso autonómico valenciano: «En Peñíscola —dijo—, las actas taquigráficas dan fe de que se aprobó un texto para llegar al Parlamento, y, junto a él, el texto alternativo de UCD en los tres puntos más conflictivos. Los socialistas no han dicho que muchos de sus representantes se salieron de dicha asamblea porque no querían votar aquel texto, ante lo cual UCD no quiso romper el PSOE y votamos dos cosas: el texto del proyecto y los textos alternativos.»

A esta argumentación, Joaquín Muñoz Peirats, también diputado centrista por Valencia, ha declarado a A B C que lo ocurrido en Peñíscola difiere de las manifestaciones de Fernando Abril. En en su opinión ha habido por lo menos «incitación» a la ruptura de dichos pactos por parte de la UCD: «Los pretendidos "textos alternativos" es una cosa que no existe; lo que se presentó en Peñíscola fueron enmiendas que se defendieron, pero no fueron votadas. Lo que se ha hecho en la Comisión, y por lo que estoy profundamente indignado, ha sido revivir una lucha que ya estaba solucionada en Valencia.»

Por otra parte, Reol Tejada dijo en la rueda de Prensa: «Reto a Alfonso Guerra o a cualquier representante del PSOE a que nos diga un solo punto en el que se hayan incumplido los pactos autonómicos. No es comprensible que el PSOE quiera transferirnos sus tensiones internas en Valencia.»

También Manuel Broseta se defendió de las acusaciones socialistas: «Ha sido el PSOE quien ha incumplido los pactos, porque cuando fueron firmados se acordó adaptar todos los Estatutos en trámite a esos acuerdos, y mientras que nosotros hemos presentado las enmiendas oportunas para ese ajuste, los socialistas no han presentado ninguna.»

 

< Volver