España-Marruecos     
 
 Informaciones.    05/05/1973.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

ESPAÑA-MARRUECOS

LA mecánica administrativa marroquí todavía funciona con perezosa lentitud: un acto administrativo decretado por el ministro del Interior el día 30 de marzo —la expulsión del corresponsal en Tánger del diario madrileño «Ya»— no ha sido ejecutado hasta el día 29 de abril. La mecánica administrativa marroquí además funciona mal: según narraba el citado periódico días pasados, con justa indignación, Marruecos ha intentado reiteradas veces coaccionar su línea editorial con amenazas en la persona de su corresponsal, señor Gómez-Salomé. El Gobierno español «ha mostrado su preocupación» por la referida expulsión.

Él asunto de la pesca lleva camino de resolverse; por de pronto parece que de la pesca se ha pasado a un examen económico-comercial mas amplio de las relaciones entre los dos países. Ayer mismo la comisión delegada para Asuntos Económicos aprobó unas bases para la reestructuración socioeconómica de los pescadores de Barbate (Cádiz) —la localidad más seria y duramente afectada por la extensión unilateral de las aguas marroquíes—, lo que nace suponer que las concesiones a Marruecos serán amplias, puesto que la vida marítima de este puerto —ahora dependiente de la pesca en el Estrecho— va a cambiar de signo.

El ministro de Comercio ha visitado Rabat días pasados, acompañado de una significativa delegación de altos funcionarios, como el secretario general técnico y secretario del gabinete técnico de su Ministerio, director general de Pesca y el director general de Relaciones Económicas Internacionales del Ministerio de Asuntos Exteriores. Coinciendo con su estancia han sido excarcelados de un cuartel de marinería del puerto de Casablanca, donde llevaban presos desde el día 25 de abril, los diez tripulantes des pequero español «Joaquín y Santiago»; previo ingreso de la multa correspondiente, también se devolvieron las patentes de navegación a los pesqueros «Niágara» y «Playa Getares». En la actualidad ya no hay ningún barco detenido en puertos marroquíes.

«Las economías de los dos países son complementarias y deberán desarrollarse en el futuro sus intercambios», ha dicho el ministro, quien ha afirmado que España seguirá comprando a Marruecos fosfatos naturales —a pesar de nuestras propias explotaciones en la provincia de Sahara— de quien es el primer cliente (en 1972 importamos 1.667.000 toneladas, de una producción de 14 millones de toneladas). También se esperan acuerdos ventajosos para la distensión sobre el paso de los productos hortofrutícolas marroquíes por la Península y en materia de comunicaciones.

 

< Volver