Colegios profesionales     
 
 Informaciones.    05/05/1973.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 2. 

COLEGIOS PROFESIONALES

CONTINUAN las protestas de los Colegios profesionales ante el nuevo proyecto de ley sobre su regulación oficial publicado recientemente. El Colegio Oficial de Arquitectos de Cataluña y Baleares ha enviado un telegrama al Jefe del Estado, con el ruego de que sea retirado de las Cortes tal proyecto, ya que «la limitación de funciones que comporta constituye una excepción en el proceso de evolución y desarrollo de las estructuras del país». Por su parte, el Colegio de Abogados de Orense acordó en una reunión extraordinaria que «estimando que el proyecto de ley atenta y menoscaba la libertad de independencia de la Abogacía, que debe desenvolverse al margen de toda injerencia de cualquier matiz, formula su total y completa oposición a dicho proyecto de ley e interesa del Consejo General de la Abogacía adopte las medidas oportunas para lograr que dicho proyecto no se convierta en ley». Dicho Consejo General! en su reunión del 2 de mayo, adoptó el acuerdo de «manifestar a la Presidencia del Gobierno su discrepancia con el mismo y la conveniencia de que sea sustituido por otro en cuya elaboración sean oídas las corporaciones interesadas, encomendando a los procuradores en Cortes representantes de la Abogacía que formulen las enmiendas que estimen conducentes al mantenimiento de la autonomía e independencia de los Colegios». También se ha manifestado en contra del proyecto el Colegio de Abogados de Santander y el Colegio de Economistas de Barcelona.

Ante las Innumerables protestas, se ha ampliado el plazo para la presentación de enmiendas al proyecto en diez días. Entre las enmiendas presentadas destaca una a la totalidad presentada por el señor Rosón Pérez, en la que solicita que el proyecto sea devuelto al Gobierno para una mejor consideración. El señor Rosón, procurador familiar por Lugo, fundamenta su enmienda en que el proyecto no es oportuno, no tiene en cuenta la verdadera naturaleza de los Colegios profesionales, no es consecuente con el principio constitucional que manda amparar las corporaciones y es impreciso porque, de una parte, omite preceptos básicos, y, de otra, contiene reglamentaciones impropias.

 

< Volver