Autor: Baeta, Fernando. 
 Aragón. 
 La derecha se vuelve nacionalista     
 
 Diario 16.    19/09/1979.  Páginas: 1. Párrafos: 15. 

La derecha se vuelve nacionalista

Fernando Baeta

ZARAGOZA, 10 (Corresponsal (D16).— «Aragón es nación», manifestó al rotativo zaragozano «Aragón Exprés» el ucedista y presidente de la Diputación General de Aragón (DGA), Juan Antonio Bolea Foradada.

Tal afirmación levantó un enorme revuelo en el mundo político zaragozano. En esas mismas declaraciones manifestó que «en el Estatuto de autonomía de Aragón no puede aparecer el término región».

Según algunos portavoces del PSOE y del PCE, «la derecha zaragozana se está volviendo nacionalista».

En unos pocos días dos de los más conocidos líderes de la derecha aragonesa, Hipólito Gómez de las Roces, presidente del Partido Aragonés Regionalista, y Juan Antonio Bolea se han mostrado partidarios de que Aragón sea considerada nación.

Hipólito Gómez fue presidente de la Diputación Provincial de Zaragoza, en los últimos años del franquismo y en los primeros de Rodolfo Martín Villa al frente del Ministerio del Interior.

En medios políticos de Zaragoza no sólo de la izquierda, extrañó mucho su manifestación nacionalista, toda vez que en los debates sobre el proyecto de Constitución, Gómez de las Roces se mostró claramente antinacionalista.

Según manifestó Carlos Murillo, miembro del Movimiento Nacionalista Aragonés, «si Gómez de las Roces, en un próximo futuro, asume el derecho de autodeterminación de Aragón, yo, que soy agnóstico, voy a poner una vela a la Virgen del Pilar».

La postura de Bolea Foradada puede tener una explicación más convincente en unos momentos en los que su estrella parece declinar en el seno de su propio partido, manifestaron a DI6 fuentes de la misma UCD.

Su fracaso en la última reunión del consejo de gobierno de la DGA parecer haber avivado su vena nacionalista.

UCE quiere igualdad

El tema de la autonomía para Aragón va a seguir enfrentando a la derecha e izquierda aragonesa. Más concretamente, el tema de la representación de cada una de las tres provincias en las futuras Cortes de Aragón.

UCD mantiene la más estricta igualdad entre las tres provincias y la izquierda, en este caso concreto, el PSOE, solicita una representación proporcional al número de habitantes. Bajo esta teoría, Zaragoza, tendría 33 escaños (uno por cada 20.000 habitantes); Huesca lograría nueve; Teruel siete; y el resto de la provincia de Zaragoza sin su capital, seis.

El mismo presidente de la DGA manifestó a diversos, medios periodísticos de Zaragoza que «hay que tener el máximo, respeto por las provincias de Huesca y Teruel y dejar que ellas elijan el sistema que desean».

Alrededor de 180 alcaldes turololenses, todos ellos de UCD, se reunieron ante la llamada d,e Román Alcalá, presidente de la Diputación de Teruel, y José Ángel Biel, secretario de la DGA. El principal acuerdo de esta reunión no fue otro que el de declarar innegociable el tema de la igualdad de las tres provincias. Esta declaración fue firmada por el 80 por 100 de los alcaldes asistentes y viene a demostrar que Teruel se va a convertir en la principal llave de paso hacia la autonomía para Aragón.

Si los 180 alcaldes de UCD se niegan a solicitar el Estatuto,´si éste recoge el voto proporcional al número de habitantes, Aragón se podría quedar compuesto y sin Estatuto, como indica el artículo 151 de la Constitución.

UCD en Huesca no va tan lejos, quizá porque no pudo reunir a un número de alcaldes semejante al de Teruel, y manifiesta que habrá que negociar. La idea del ucedista y presidente de la Diputación de Huesca, Aurelio Biarge, consiste en que Zaragoza capital sea considerada corrió otra capital, a efectos de representación, una cuarta parte del total de Aragón.

La izquierda también está dispuesta a negociar y sigue opinando que, mientras no se demuestre lo contrario, «un hombre es igual a un voto».

Asimismo, fuentes del PSOE manifestaron a D16 que la resolución de UCD en Teruel «es una coacción para los que queremos un Estatuto de autonomía para nuestra región».

 

< Volver