Autor: García Moreno, Gaspar. 
 Si el Gobierno no suspende la construcción de la central nuclear. 
 Los órganos representativos extremeños amenazan con dimitir     
 
 Informaciones.    03/09/1979.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

A pesar de los rigorosos controles policiales, veinticinco mil personas llegaron a Villanueva de la Serena (Badajoz) para manifestarse contra la central nuclear de Valdecaballeros

SI EL GOBIERNO NO SUSPENDE LA CONSTRUCCIÓN DE LA CENTRAL NUCLEAR

Los órganos representativos extremeños amenazan con dimitir

CASI 25.000 PERSONAS EN LA MANIFESTACIÓN ANTINUCLEAR DEL SÁBADO

BADAJOZ, 3 (INFORMACIONES).

Todos los representantes del pueblo extremeño —Junta Regional, parlamentarios, Diputaciones y Ayuntamientos— podrían dimitir próximamente de sus cargos si la Administración no da respuesta satisfactoria a la suspensión que se solicita de la construcción de la central nuclear de Valdecaballeros. En apoyo de estas reivindicaciones, cerca de 25.000 personas participaron el pasado sábado en una manifestación encabezada por los 130 alcaldes que desde hace días permanecen encerrados en el Ayuntamiento de Villanueva de la Serena. Con excepción de algún incidente aislado sin importancia, la manifestación se desarrolló en todo momento de modo ordenado, según el corresponsal de INFORMACIONES, Garpar García Moreno.

Tan sólo durante él caminar de la multitud, que también portaba en su mayoría brazaletes negros, algunos grupos minoritarios que mostraban banderas partidistas, profirieron algunos gritos, que fueron inmediatamente acallados por el servicio de orden de la manifestación. Asimismo, ya cuando los alcaldes se introducían nuevamente en el Ayuntamiento para continuar su encierro, algunos presentes profirieron diversos gritos contra el Jefe del Gobierno, presidente de la Junta de Extremadura y la propia Junta. Por lo demás, los manifestantes se condujeron dentro de un impresionante silencio por lo que las fuerzas del orden no tuvieron que intervenir.

¡La manifestación se inició con unos 8.000 participantes, ya que diversos controles policiales detuvieron gran número de vehículos que, de toda la región, acudían a sumarse al acto antinuclear. No obstante, incluso campo a través en ocasiones, el número de participantes fue incrementándose hasta completar la cifra citada anteriormente, unos 25.000. Asimismo, según dijeron algunos participantes e INFORMACIONES, un buen número de personas, ante la dificultad en íncorporarse a la manifestación, decidió volver a su lugar de procedencia y protagonizar allí marchas de menor entidad.

Por otra parte, fue comentada la exclusiva presencia de tres parlamentarios socialistas, que se incorporaron a la manifestación una vez concluida la polémica reunión de la Junta, de Extremadura, durante la cual fue rechaza, da una moción del P.S.O.E. —U.C.D. cuenta con mayoría absoluta— en contra de la Instalación de la central de Valdecaballeros y, concretamente, de cualquier instalación de este tipo en Extremadura. En este sentido, si fue aprobada, una moción centrista en la que, si bien se solicitaba el apoyo a la suspensión de autorización para construir Valdecafaalleros, el partido gubernamental dejaba abierta la posibilidad de un cambio de emplazamiento para dicha central nuclear y además, se abstenía de opinar concretamente sobre el tema en general.

Durante esta reunión llegaron incluso a producirse insultos velados contra el presidente de la Junta, lo que obligó a éste a expresar una advertencia a algunos de los miembros de la Junta y, concretamente, al ucedista y delegado de Cultura de la misma, señor Martín Tamayo, que se hizo constar en acta.

LA MOCIÓN

No obstante, la moción aprobada, en síntesis, tiene como principal punto el del acuerdo de la Junta de encabezar la dimisión colectiva de todos los representantes del pueblo extremeño a todos los niveles: Junta Regio-nal, parlamentarios, diputaciones y Ayuntamientos, «a fin de que quede claro que

tales representantes no aceptan, ni comparten, ni negocian con la Administración central». Según la moción, esta actitud sería tomada si no se suspende inmediatamente la resolución que aprueba la construcción en Valdecaballeros de una central nuclear. Asimismo, en la moción centrista, la Junta Regional de Extremadura se adhiere al recurso contra la resolución de la Dirección General de Energía.

 

< Volver