Balance de las preautonomías. 
 Asturias, en punto muerto     
 
 ABC.    27/04/1979.  Página: 10. Páginas: 1. Párrafos: 14. 

BALANCE DE LAS PREAUTONOMIAS

Asturias, en punto muerto

YA en el primer borrador constitucional se establecía la imposibilidad de que las regiones con menos de un millón y medio de habitantes pudieran constituirse en territorios autónomos. Desde aquellos momentos, los afanes autonomistas asturianos tropezaron con una diversidad de dificultades, tolo comparables a las murcianas. El balance que realiza el presidente del Consejo Regional de Asturias, en este segundo trabajo de la serie, está signado por la frustración ante lo qué considera discriminación hacia su tierra y lentitud general del proceso.

«Estamos como al principio: esta etapa preautonómica sólo ha servido para que podamos trabajar estableciendo unas pequeñas bases que puedan permitir desarrollarnos.» Con esta visión de «punto muerto» de la preautonomía asturiana, don Rafael Fernández Alwez, presidente del Consejo Regional de Asturias, hace el balance de la corta etapa de preautonomía para una región que, por su particularidad —el ser uniprovincial—, contó desde el primer momento con serias dificultades para la consecución de su autonomía.

El señor Fernández Alvarez desarrolla asi su impresión de este tiempo preautonómico:

OBJETIVOS

«La realización de la preautonomía tiene que ser una labor de configurar con amplitud las necesidades de una región y las soluciones que puedan arbitrarse partiendo de una solidaridad interregional y humana. Si dentro de cada región se establecen políticas divergentes en lugar de políticas de disensión y entendimiento, la situación de España no tendrá solución.

»Por nuestro lado, desde el momento en «fue nos constituimos como ente preautonómico, en noviembre de 1978, y comenzamos a funcionar con 14 parlamentarios cubriendo tas distintas consejerías, nuestro objetivo claro ha sido el establecer un plan que comprendiese no menos de cincuenta años de futuro para Asturias; un futuro, por supuesto, revisable y rectificable cuando fuera necesario con arreglo a las distintas variaciones que pudieran producirse.

«Hemos caminado en alguna dirección. Una de nuestras realizaciones ha sido la de establecer un sistema de detección de las distintas carencias que tiene la región y tas soluciones viables pensadas desde un punto de vista popular, ya que han sido consultados los propios asturianos para que nos expliquen sus problemas y planteen las soluciones.

•Este proceso se ha concretado mediante el establecimiento de un centro de documentación y estudios propios de la región, .pero nos han dejado hacer mucho menos de lo que hubiéramos podido realizar.»

TRABAS

«El Gobierno nos ha dado todas las vueltas que ha querido: no hemos podido conseguir

sede oficial porque no han tenido interés en dárnosla, ya que eso nos quita cohesión y capacidad de trabajo. Incluso nos han diferenciado en el aspecto presupuestario a pesar de que Asturias y Murcia son dos preautonomías de las mismas características; y para el mismo plazo de tiempo —del 10 de noviembre al 31 de diciembre de 1978—, mientras Asturias recibía veinte millones da pesetas aproximadamente, a Murcia se le concedieron treinta y seis millones. La diferencia es clarar la presidencia del Consejo de Murcia la ostenta UCD; sin embargo, el Conseja de Asturias está presidido por el PSOE.

»La explicación que se puede dar a las trabas puestas a la consecución de la preautonorrtía asturiana es que el Gobierno no tiene una política preautonómica; ha comenzado un proceso, que se ha configurado en un marco constitucional, por la presión de la izquierda y porque no podía negar una realidad que él mismo había creado, pero el Gobierno no tiene ni idea de lo que hay que hacer en el proceso preautonómico.

«Desde mi punto de vista esta actitud del Gobierno es extraordinariamente grave, porque el día que en Asturias (que, a pesar de su configuración económica y de ¡a rudeza de los trabajos que realizan Jos asturianos, es una provincia pacifica), surjan gru-púsculos que levanten banderas que hasta ahora no podíamos imaginar, llegaremos a una situación peligrosa.

«Porque cuando has hecho concebir a la gente la ¡dea de una preautonomía, primero, y de una autonomía, después; cuando has hablado, en la Universidad por ejemplo, de la defensa de la cultura, de la tradición y «i folklore, y luego no hay resultados, esas personas, a niveles universitarios, se sienten defraudadas; a niveles de trabajadores esta eltuación de falta de ordenación del territorio puede llevar a situaciones muy grave».

»Y esa posibilidad me asusta; me asusta que se levante cualquier grupo y, en lugar de hablar de ideas políticas, de socialismo, comunismo, de UCD, hablen de nacionalismo»

RAFAEL LUIS FERNANDEZ ALVAREZ

Don Rafae/ Luís Fernández Alvarez, pre sitíente del Consejo Regional de Asturias, fue reelegido senador del PSOE por Oviedo el pasado 1 de marzo. Nació en Oviedo el 1 de octubre de 1913; licenciado en Derecho, se especializó e n Economía y Hacienda Pública.

Desde poco antes de Iniciarse la guerra civil española, lúe consejero de Hacienda del Consejo Interprovincial de Asturias y León; exiliado en México desde ¡unió de 1939, regresó definitivamente a España en 1976. En noviembre de 1978 fue elegido presidente del ente preautonómico asturiano por consenso de todas las tuerzas políticas. En la actualidad, y tras /as elecciones, ha puesto su cargo a disposición del Consejo.

 

< Volver