El proyecto de Estatuto entrará en el Parlamento en este período de sesiones. 
 El lunes, los parlamentarios de Madrid empiezan a debatir la autonomía     
 
 ABC.    09/06/1982.  Página: 31. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

MIERCOLES 9-6-82

El proyecto de Estatuto entrará en el Parlamento en este período de sesiones

El lunes, los parlamentarios de Madrid empiezan a debatir la autonomía

MADRID. Para el próximo lunes, día 14, está prevista la constitución de la Asamblea de parlamentarios y diputados provinciales de Madrid para estudiar el Anteproyecto de Estatuto de autonomía de la Comunidad de Madrid, que ha sido elaborado conjuntamente por UCD y PSOE y aceptado por todos tos partidos. Los representantes de los cuatro partidos estiman que el proyecto, una vez debatido por la citada Comisión, puede tener entrada en el Parlamento antes de que finalice el actual periodo de sesiones. SI se cumplen los plazos previstos, se convocarán elecciones autonómicas en Madrid en la primavera del año que viene.

El anteproyecto que se someterá a la Asamblea de parlamentarios y diputados provinciales ha sido elaborado en base a los distintos proyectos particulares de cada partido, estando todos de acuerdo en los puntos básicos, existiendo una serie de discrepancias que serán resueltas en la Asamblea. La determinación de la circunscripción electoral es uno de. los puntos de discordia más importantes. Socialistas y comunistas quieren que tos limites de la circunscripción coincidan con tos de la provincia, mientras que UCD estima que deberían establecerse unos distritos electorales que garantizasen una representatividad homogénea de todos los ciudadanos de la provincia, pues la influencia de la capital sobre el resto de los pueblos de la provincia se cree que va a ser muy fuerte.

La futura Comunidad autónoma de Madrid estará compuesta por 96 representantes, uno por cada cincuenta mil habitantes, cifra que no se considera excesiva y que, según expresó ayer Joaquín Leguina, representante del PSOE, se sitúa dentro de la banda representativa de otras Comunidades autonómicas.

LA VILLA DE MADRID Y EL ESTADO.

Según el anteproyecto conjunto de todas las fuerzas políticas, la Villa de Madrid, por su condición de capital del Estado, es la sede de las instituciones centrales del mismo. Por ello tendrá un régimen especial que vendrá regulado por una ley de Cortes Generales que establecerá las relaciones entre las instituciones estatales, autonómicas y municipales, en el ejercicio de sus respectivas competencias. Aquí también se dan una serie de discrepancias entre los distintos grupos, que van desde considerar las, relaciones entre la Villa de Madrid y el Estado como meramente protocolarias, como estima el PCE, hasta la promulgación de un Estatuto de capitalidad, como opina AP. Todos, sin embargo, están de acuerdo en que el Estatuto de Autonomía no es el marco adecuado para dejar completamente reglamentada esta cuestión y que tiene que ser la futura Comunidad Autónoma !a que decida.

Como órgano legislativo de la Comunidad Autónoma de Madrid se establece el Consejo General de Madrid, que será elegido cada cuatro años y constará de los 96 representantes ya citados. Como órgano ejecutivo se establece el Consejo Ejecutivo de Gobierno, quien tendrá diez miembros o consejeros, además de su presidente. De entre los consejeros se podrán nombrar uno o más vicepresidentes a los que sí se les exigirá la condición de consejeros electos. Los cargos de presidente y consejeros ejecutivos de la Comunidad autónoma de Madrid serán incompatibles con el ejercicio de cualquier cargo o profesión.

COMPETENCIAS LEGISLATIVAS. Según el anteproyecto, corresponde a la Comunidad de Madrid la plenitud de la función legislativa en las siguientes materias: la organización de sus instituciones de autogobierno; las alteraciones de tos términos municipales comprendidos en su territorio; la ordenación del territorio, urbanismo y vivienda; las obras públicas de interés de la Comunidad dentro de su propio territorio; los ferrocarriles y carreteras cuyo itinerario se desarrolle íntegramente en el territorio de la Comunidad de Madrid y, en los mismos términos, el transporte desarrollado por estos medios o por cable; los puertos lacustres y aeropuertos deportivos, así como los que no desarrollen actividades comerciales; la agricultura y ganadería de acuerdo con la ordenación general de la economía; tos proyectos, construcción y explotación de los aprovechamientos hidráulicos, canales y regadíos de interés de la Comunidad: las aguas minerales y termales; la pesca en aguas interiores, la caza y la agricultura; ferias interiores; el fomento del desarrollo económico de la Comunidad de Madrid dentro de tos objetivos marcados por la política económica nacional; la artesanía; museos, bibliotecas y Consevatorios de Música de interés para la Comunidad de Madrid; el Patrimonio Monumental de la Comunidad; el fomento de la cultura y la investigación; la promoción de turismo, el deporte y la adecuada utilización del ocio; la asistencia social y la vigilancia y protección de edificios e instalaciones.

La Comunidad de Madrid tendrá el mismo régimen tributario que el resto de la nación y todos los grupos políticos están de acuerdo en que su establecimiento no supondrá incremento de la presión fiscal para los ciudadanos, estando previsto que la Comunidad funcione con sus recursos financieros propios y las transferencias fiscales y presupuestarias previstas en la ley.

Lo Comunidad tendrá 96 consejeros elegidos para cuatro años

 

< Volver