Autor: ;Vaquero, José Manuel. 
 UCD retira su posición a la candidatura de Lerma para presidente de la Generalitat. 
 Inminentes cambios en las instituciones autonómicas del País Valenciano y Asturias     
 
 El País.    04/11/1982.  Página: 23. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

UCD retira su oposición a la candidatura de Lerma para presidente de la Generalitat

Inminentes cambios en las instituciones autonómicas del País Valenciano y Asturias

Los resultados electorales del 28 de octubre pasado van a suponer de forma casi inmediata el cambio en la cúpula de algunas instituciones autonómicas de Valencia y del Principado de Asturias basta ahora ocupados por miembros de UCD, partido que en el caso concreto del País Valenciano no ha obtenido ningún escaño en las elecciones. Joan Lerma, secretario general del PSPV-PSOE, tomará posesión de la presidencia de la Generalitat valenciana en los próximos días, ya que UCD ha retirado su consulta al Consejo de Estado sobre la presunta ilegalidad de su elección. Por su parte, el actual presidente de la Junta General del Principado de Asturias (Parlamento regional), Agustín Antuña, será sustituido con toda probabilidad por un diputado socialista.

El partido centrista intentó impugnar la elección de Joan Lerma, que se produjo el pasado mes de agosto, por considerar que no se ajustaba a la letra del Estatuto de Autonomía del País Valenciano, informa Jaime Millas. No obstante, la impugnación no se produjo y UCD simplemente elevó consulta al Consejo de Estado, congelando el Gobierno de la nación el resultado de la elección hasta conocer la resolución del alto organismo.

UCD, por medio del consejero de Agricultura, Manuel Tarancón, ha afirmado a EL PAÍS que "aun creyendo que la actuación de la Asamblea provisional valenciana supuso una apropiación indebida por no ser de su competencia la elección de presidente de la Generalitat antes de las elecciones regionales, retiramos la consulta al Consejo de Estado". Esta decisión se cristalizará en un próximo pleno del Consejo valenciano convocado para mañana, viernes. Los seis consejeros centristas pusieron sus cargos a disposición del nuevo presidente nada más conocer los resultados de las elecciones que han dado la mayoría absoluta al PSOE en el País Valenciano. Alianza Popular se ha convertido en la segunda fuerza política, si bien no cuenta con representantes en las instituciones autonómicas valencianas ya que cuando éstas se constituyeron carecía de representantes valencianos en el Parlamento de la nación.

"Hay una realidad de derecho y otra de hecho", manifestó Tarancón. La situación de derecho en la autonomía valenciana es la permanencia de seis diputados centristas en el Consejo, cinco socialistas y uno comunista, ya que el Estatuto de Autonomía institucionaliza esta composición hasta la celebración de las primeras elecciones autonómicas, previstas entre febrero y mayo de 1983. Esta realidad de derecho se opone, sin embargo, a los resultados de las elecciones pues UCD perdió la representación parlamentaria que le otorgaba esta proporción de representantes en el Gobierno regional y Alianza Popular no puede permanecer al margen de las instituciones autonómicas, al ser desde el 28 de Octubre la segunda fuerza electoral valenciana.

"En cualquier caso, es competencia del pleno del Consell resolver estos temas", agregó Tarancón, "pues no es el presidente quien designa a los consejeros sino el pleno quien los asigna". El futuro Consell puede contar con trece miembros, si el PSPV-PSOE entiende que el presidente de la Generalitat, y por tanto presidente del Consell, es una institución a agregar a los actuales doce miembros del Gobierno autónomo, o mantener la composición actual, por lo que, en el supuesto de que UCD vote en contra mociones de la izquierda, éstas pueden salir adelante por el voto de calidad de Joan Lerma, hoy presidente inpectore.

Cambios en Asturias

La recomposición de la Junta General del Principado de Asturias (Parlamento regional), que se realizará en los próximos días como consecuencia de los resultados de las elecciones provocará también, con toda seguridad, la sustitución del actual presidente de la ´Asamblea, Agustín Antuña, de UCD, por un diputado regional socialista. Dicha recomposición, informa José Manuel Vaquero, aumentará la ventaja de la izquierda sobre la derecha en la Cámara, convertirá al PSOE en la primera fuerza política y a AP en la tercera, por delante del PCA.

La vía de acceso de Asturias a la autonomía —articulo 143 de la Constitución— y el estatuto asturiano obligan, según los especialistas y los dirigentes de los partidos consultados por este periódico, a sustituir los diputados regionales que accedieron a la Junta General por su condición de parlamentarios. La Cámara asturiana está formada por los diputados provinciales —la Diputación quedó extinguida— y un número de miembros igual al doble de los parlamentarios asturianos del Estado. Los resultados de las pasadas elecciones legislativas despegan al PSOE de UCD y convierten a AP en la tercera fuerza política en Asturias, detrás de UCD. Los socialistas tendrán veintiocho diputados regionales (antes veinticuatro); UCD, trece (antes veinticuatro); AP, nueve (antes tres); PCA, siete (antes siete), y el Grupo Mixto, uno (antes uno). El proceso de recomposición de la Cámara será el siguiente: los parlamentarios de las Cortes Generales o sus sustitutos no reelegidos quedarán automáticamente cesados con la proclamación oficial de los resultados de las pasadas elecciones. A continuación, la asamblea de estos parlamentarios designará su representante en la Junta General del Principado y cada partido incorporará a ésta un número de miembros igual al de los parlamentarios obtenidos el 28 de octubre en Asturias. Con la nueva composición, el PSOE conseguirá la presidencia de la asamblea en la segunda vuelta sin necesidad de recurrir a los votos del PCA; mientras que UCD y AP han de aliarse para repartir entre ellos una vicepresidencia y una secretaría de la mesa de la Junta General del Principado.

 

< Volver