Autor: Manzano, Andrés. 
 Tendrá un parlamento con 96 miembros y una ley regulará las relaciones entre el Estado, la comunidad y el municipio. 
 Esta misma semana se concluirá la relación del borrador del Estatuto de Autonomía de Madrid     
 
 El País.    24/05/1982.  Página: 25. Páginas: 1. Párrafos: 13. 

Tendrá un parlamento con 96 miembros y una ley regulará las relaciones entre el Estado, la comunidad y el municipio

Esta misma semana se concluirá la redacción del borrador del Estatuto de Autonomía de Madrid

Madrid contará con un Parlamento de 96 miembros, gobierno autónomo y tendrá un Tribunal Superior de Justicia, según el borrador de Estatuto de Autonomía que esta misma semana quedará ultimado por los partidos políticos, gracias especialmente a los acuerdos finales entre UCD y PSOE, sobre los que se basará especialmente el futuro de la nuera región. El posible régimen especial para la ciudad de Madrid —tema que, por su complejidad, podría haber alargado excesivamente las conversaciones— será objeto de una ley, tramitada en las Cortes, que regulará las relaciones entre el Gobierno de la nación, te comunidad autónoma y el Ayuntamiento madrileño en el ejercicio de sus respectivas competencias.

ANDRÉS MANZANO

En contra de lo que se esperaba hace meses, prácticamente desde que el 25 de junio de 1981 una moción del presidente de la Diputación de Madrid, el socialista José María Rodríguez Colorado, pusiera en marcha el mecanismo autonómico madrileño, el texto consensuado del borrador de estatuto no ha presentado demasiadas dificultades. Miguel Doménech, presidente provincial de UCD, manifestó a este periódico que era necesaria una voluntad política de entendimiento y de seriedad, porque en el proceso preautonómico de la provincia donde reside la capital del Estado, afirmó, no podían producirse espectáculos ni disputas tan desagradables como las ocurridas con motivo del estatuto valenciano, que podrían haber sido aprovechadas por las fuerzas anticonstitucionales para potenciar su campaña denigratoria del actual sistema democrático. "Que este clima de entendimiento y buena voluntad se haya logrado en un momento preelectoral, prueba fehacientemente el sentido de problema de Estado, de necesidad de sacar adelante la configuración del Estado de las Autonomías, que ha presidido el transcurso de las negociaciones, por encima de intereses personales o de grupo. UCD de Madrid quiere que el texto del estatuto esté entregado en las Cortes en junio, antes.de que termine el período de sesiones parlamentarias".

Batallas internas

Aunque las ejecutivas provinciales de socialistas y centristas niegan el haber recibido recomendaciones d.e las altas instancias de sus partidos, es indudable que éstas han existido. La Federación Socialista Madrileña eligió la fórmula de integrar en la comisión técnica redactora del borrador a dos colaboradores de María Izquierdo, secretaria federal de Política Autonómica, Juan Lobato y Jesús Rubí, para garantizar que luego no habría problemas entre lo acordado por el aparato provincial y las directrices del comité federal. Curiosamente, estas directrices han sido de moderación, de no pasarse a la hora de recabar competencias, con la vista puesta en no incrementar las tensiones originadas a nivel nacional por la LOAPA. En cualquier caso, los socialistas no han rebajado en absoluto el nivel de competencias previstas en los pactos autonómicos del 31 de julio de 1981 acordadas entre el PSOE y el Gobierno.

En el caso de UCD, son conocidas las presiones de algunos altos cargos internos del partido para imponer sus criterios al comité provincial de UCD-Madrid a la hora de redactar el borrador, hasta el punto de que gran parte del primer texto ucedista fue redactado directamente por aquéllos, y no por el aparato provincial. En este primer borrador se incluía la existencia de un órgano colegiado integrado por un representante de la Jefatura del Estado, otro por cada uno de los tres poderes, ejecutivo, legislativo y judicial, un quinto del Ministerio de Asuntos Exteriores, el alcalde de Madrid y el presidente de la Comunidad Autónoma. El presidente de dicho órgano seria nombrado por el presidente del Gobierno de la nación.

Sin embargo, el comité ucedista que ha llevado las negociaciones con los socialistas fue designado por el aparato provincial, y se eligió a personas poco proclives, por su formación técnica, a someterse a presiones*de instancias no jerárquicas, sobre todo en el caso de Manuel Fraile, exsecretario de Formación de UCD, exsecretario de Estado para la Función Pública y actual letrado en Cortes. Los otros dos son Luis María Huete, excalde de Madrid, buen conocedor de la administración municipal, y José María Fluxá, secretario de Formación de UCD-Madrid. El peregrino e inaceptable —para los socialistas— órgano citado ha sido eliminado sin mayores problemas del texto negociado.

A propuesta de UCD, y sin que tampoco hubiera resistencias por parte de la FSM, se ha acordado que el tema de conceder un régimen especial a la ciudad de Madrid, como capital de la nación y sede del Gobierno, sea objeto de una ley discutida y aprobada en las Cortes, en la que se regularían las relaciones entre el Ayuntamiento madrileño, Gobierno nacional y Comunidad Autónoma en el ejercicio de sus respectivas competencias. El punto concreto del posible subsidio de capitalidad está rechazado de entrada, por entender que va en contra del principio de solidarídas interregional.

Otro de los temas acordados es que el parlamento regional contará con un diputado por cada 50.000 habitantes, lo que arroja un total de 96 diputados, número que puede sufrir variaciones, pequeñas, por la actualización del censo electoral. UCD, sin embargo, aún defiende la idea de aplicar algún mecanismo territorial corrector para asegurar la representación política en el parlamento regional de los pueblos pequeños, petición insistemente solicitada por sus bases.

El 5% será el mínimo de votos que deberán obtener los partidos para acceder a la representación parlamentaria. En este punto, el PCE ha mostrado su postura favorable a rebajar el índice hasta el 3%, aunque los comunistas sobrepasaron el 10% de! total de votos emitidos en Madrid en las elecciones legislativas de 1979 y no parece que su presencia en la cámara autonómica corra serio peligro por un hipotético bajón en el número de sus electores,

Calendario

Por lo demás, el borrador de estatuto prevé la constitución de un Tribunal Superior de Justicia, la capitalidad en la villa de Madrid, las instituciones y gobierno regional concretadas en un Consejo de

Gobierno (el parlamento), un consejo Ejecutivo de Gobierno y el Presidente del mismo, elegido por mayoría absoluta en la cámara previa presentación de su programa de acción. En caso de que no alcanzara la mayoría absoluta, bastaría en una segunda votación con la mayoría simple y, si en el plazo de dos meses tampoco se consiguiera ésta, después de sucesivas votaciones, se procedería la disolución de la cámara regional y la convocatoria de nuevas elecciones.

En el transcurso de esta semana está previsto que se termine el borrador de estatuto, incluidas las disposiciones transitarías, y se que se convoque la asamblea de parlamentarios para los primeros días de junio. Miguel Doménech expuso que en esa misma semana se establecerían los contactos informativos y de recogida de opiniones con las instancias nacionales del partido, el Gobierno y el Ministerio de Administración Territorial, que serán tomadas en cuenta en lo posible. Asimismo, hoy está prevista una reunión de los representantes socialistas con Carmela García Moreno, de Acción Democrática, y a lo largo de toda la semana se mantendrán conversaciones con PCE y AP.

El hecho de que todos los números uno de los partidos parlamentarios estén en Madrid podría plantear algún problema final, aunque la idea básica es que cuando se constituya la asamblea de parlamentarios, el borrador esté tan definido que no sea necesaria comenzar una nueva negociación en el seno de aquélla. Por UCD, además del presidente del Gobierno, Calvo Sotelo y del expresidente Adolfo Suárez, está el ministro de Agricultura José Luis Alvarez. UCD deberá dialogar individualmente con dos de sus figuras más relevantes en Madrid, Miguel Herrero de Miñón y Osear Alzaga, aunque Doménech apuntó su esperanza y casi convencimiento de que tampoco los habrá.

Por parte de los socialistas, con Felipe González y el alcalde de Madrid, Enrique Tierno como primeros parlamentarios de la lista, no parece que vaya a haber problemas, por la razón apuntada anteriormente.

Quedan los casos particulares de Ramón Tamames, el político que más trabajó en el tema en los últimos años, que abandonó el PCE y no está sujeto a disciplina de partido, y el de Blas Pinar, líder de Fuerza Nueva, también en el Grupo Mixto. Carrillo y Fraga encabezan las listas del PCE y de AP. En cualquier caso, parece existir una mayoría de parlamentarios y diputados provinciales que aseguran su intención de seguir las directrices de sus partidos.

 

< Volver