Comisión permanente del Congreso Sindical. 
 Urge la regulación de la huelga     
 
 Informaciones.    30/01/1975.  Páginas: 1. Párrafos: 33. 

URGE LA REGULACIÓN DE LA HUELGA

MADRID. 30. (INFORMACIONES y S. I. S.)—«Si seguimos contando con el apoyar de aquellos a quienes representamos, permaneceremos en nuestra casa, que es la Organización Sindical, y para desplazarnos de ella tendrían que recurrir al empleo de la fuerza".

El señor Martín Sanz nos ha asegurado esta mañana que esta fue, a falta de comprobarlo en las cintas megnetofonícas, la frase, si no textual, al menos en su sentido auténtico, que dijo ayer durante el largo debate —mas de cinco horas— de la Comisión Permanente de la Organización Sindical. Don Dionisio Martín Sam asegura que la frase que se ha publicado atribuyéndotela está, por lo menos, mutilada.

La frase es "Esta es nuestra casa, y si alguien quiere echarnos de aquí tendrá que hacerlo por las armas.»

En la arriscada y larguísimo sesión —cinco horas— o puerta cerrada, presidida por el ministro señor Fernández Sordo, hubo ataques para los qué promueven la reforma constitucional y el pluralismo sindical, para un sector de la Prensa «que sirve a los intereses capitalistas», para el Gobierno, sobre todo por sus contactos con el señor Fraga. Sé habló de que "es inaudito que se pueda pactar de espaldas a los trabajadores y de sus genuinos representantes», de que es necesaria la defensa a, ultranza del carácter representativo sindical afrente a las erosiones de tos ataques dirigidos contra la Organización» y mantener la unión en la base laboral, se insistió en solicitar audiencia con el Jefe del Estado y con el presidente Arias para Obtener explicación directa de la política que se sigue en estos momentos.

Un orador pidió "firmeza al Gobierno para actuar frente a la conducta de algunas persona» que han estado viviendo de las ubres de la Administración y ahora defienden ¡0 que en otro tiempo atacaban». En fin, como acuerdo mas importante figura la petición de la regulación urgente del derecho de huelga.

Al comienzo de la reunida el secretario general adjuntó de la Organización Sindical, don Melitino García Carrero, expuso la actuación. sindical del conjunto y el desarrollo y ejecución, de los acuerdos del, Congreso. En el detalle del informe llamó la atención sobre el hecho de que las preocupaciones sindicales se centran en dos "ámbitos: la difícil coyuntura en que se desenvuelve la economía no sólo nacional, sino incluso mundial; y sus repercusiones en el campo de las relaciones laborales.

EL AÑO MAS CONFLICTIVO DESDE 1963

Informó luego que los datos más generales sobre la conflictividad laboral durante 1974 son los siguientes: 1.141 empresas afectadas y 2.196 conflictos, con participación de 669.861 trabajadores y un millón ochocientos veinte mil novecientos noventa y cinco días de trabajo perdidos. El número de conflictos por cada 100.000 personas activas es de 17,1.

El total de conflictos colectivos ocurridos en 1974 afectó al 5,23 por 100 de la población activa española, lo que significa que el pasado fue el año más conflictivo desde 1963. Sin embargo, tí número total de conflictos, asi como el de trabajadores afectados y de jornadas de trabajo perdidas sigue estando muy por debajo respecto de los países del Mercado Común, según se destacó.

Dentro del epígrafe que corresponde al derecho de reunión de los sindicatos, dijo que se celebraron en el año 1974 un total de 1.29S reuniones, con 172.368 asistentes.

CONDE BANDRES

El señor Conde Bañares resumió en primer lugar las actividades del Consejo Nacional de Empresarios en los ámbitos nacional e internacional durante el período de julio de 1974 a enero dé 1975. Resaltó los aspectos relacionados con las negociaciones, con el Mercado Común, el problema energético, las Intersiones extranjeras en España y las relaciones de los organismos empresariales del mundo libre.

Pero la preocupación empresarial actual, comparada en los, contactos con la pase representativa del empresario, se funda, según el informe, en razones económicas y sociales.

Entre las primeras, el informe mencionaba el debilitamiento del crecimiento económico y de las inversiones, que pueden llegar al 2,4 por 100 y 3 por 100, respectivamente;" la baja de la actividad laboral con el paro creciente, que ya alcanza el 2 por 100 de la ooblación activa.

En cuanto a las segundas, el deterioro del clima social, él aumento de las demandas salariales, la capacidad de pago del sistema económico, la falta de respeto de las normas laborales legales

o convencionales, las impugnaciones de representatividad sindical para desprestigiar la acción de los interlocutores mas válidos para la convivencia en las empresas; el clima de conflictividad, en fin, que se apodera de zonas concretas, por motivos más politicos que económicos.

La con fianza empresarial se restaura —agrega el texto—, eliminando de este modo otros factores de incertidumbre mediante la clarificación del futuro de la empresa, su concepción socio-económica el respeto a la libertad de la iniciativa privada, etc., que convendría usar por la garantía que supone para las inversiones, Imprescindibles tanto para la expansión interior y exterior de nuestra economía cuanto para mantener el nivel de empleo.

De ahí que en momentos de crisis económica como la actual —continúa— no quepan improvisaciones, sino prudencia, como la que han manifestado recientemente el Gobierno laborista inglés y los partidos políticos norteamericanos.

El Informe se muestra partidario, ademas, de la regulación de las huelgas y cierres de fábricas, no como derecho, sino como realidad a la que hay que dar solución. Afirma la necesidad de un diálogo social entre el Gobierno y las organizaciones profesionales del mundo del trabajo Implicadas, en la preparación de normas y en la responsabilidad de su ejecución, como una base imprescindible de la acción política general.

El. informe propone finalmente que . la Organización Sindical y los organismos profesionales que la integran procedan al estudio y propuesta de soluciones, que serán elevadas al Gobierno como disposiciones administrativas, en su caso, o a las Cortes como proposiciones de ley.

La Comisión Permanente aprobó unánimemente el informe y propuesta.

El presidente del Consejo

Nacional de Trabajadores, señor-Alvarez Abellán, enumeró las principales reivindicaciones planteadas, especialmente referidas a las de más general coincidencia, estableciendo dentro de las mismas

un cierta orden de preocupaciones,: como son: los precios, el pleno empleo sin despidos indenización, la Seguridad Social, la vivienda, la negociación colectiva, las ordenanzas laborales, ios conflictos colectivos, la elevación de asignaciones por ayuda familiar, el impuesto sobre los rendimientos del trabajo personal y la reforma fiscal, cuya importancia. —dijo— Queremos recalcar ante ciertas opiniones y resistencias nuevas.

Aludió a la regulación de los conflictos colectivos, incluida la huelga, y subrayó que resulte evidente que la situación no consiente demora alguna, «por lo que —dijo— somos los representantes sindicales los primeros interesados en que definitivamente se proceda a su regulación actualizada, de cuya carencia pagamos la consecuencia en nuestra función, al encontrarnos injustamente enfrentados y presionados entre la ley y la realidad».

PRESUPUESTOS: VEINTE MIL MILLONES

Después informé el director de Administración y Finanzas. El proyecto de .presupuestos generales de la Organización Sindical para 1975, que fue aprobado, se cura, tanto en ingresos como en gastos, en 20.015.761.523 pesetas.

Respecto al presupuesto de Ingresos, 16,000 millones proceden de cuotas, entre las que destaca la recaudación por cuota Sindical, único recurso propiamente general de la Organización Sindical, que alcanza el 66 por 100 del total, derivándose el resto de las rúbricas de ventas de bienes y servicios, ingresos patrimoniales, transferencias corrientes, enajenación de inversiones reales, transferencias de capital y variaciones de activos y pasivos financieros.

ACALORADAS INTERVENCIONES

En el capitulo de intervención hablaron varios empresarios y trabajadores, quienes coincidieron en la defensa de la Unidad sindical, que algunos quieren romper dijo uno de, ellos, a fin de que les sirva para sus fines. "En este sentido se criticó la presunta reforma constitucional que algunos pregonan como necesaria, y se indicó concretamente que era inaudito que se pueda pactar a espaldas de los trabajadores y de sus genuinos representantes, que están capacitados para, si es necesario, preparar y afrontar el desarrollo, sindical.

Algunos insistieron en la defensa a ultranza del caracter representativa sindical frente a las erosiones de los ataques contra ella dirigidos, y en la necesidad de mantener la unión con la base laboral, a la que se dijo; machos representantes sindicales defienden denodadamente, pesé a las amenazas y coacciones que algunos vienen sufriendo por su actúación.

En un momento dado se atacó, sin citar nombres, a un sector de la Prensa, del que se dijo que con pretextos de informar con liberalidad, se dedica a servir a los intereses capitalistas, en contraposición con la Prensa honesta, que, aunque critica la labor sindical, es objetiva en sus apreciaciones.

La Administración fue atacada por algunos de los asistentes, en especial en relación con la política y el

control de los precios y las importaciones agrícolas, ganaderas y alimentarias.

Se insistió en la conveniencia de , solicitar audiencia al Jefe del Estado y al presidente Arias para tener explicación directa de.la política general qué se sigue, en especial por su incidencia y. relación con la Organización Sindical. En este sentido, varios oradores consideraron conveniente una clarificación en temas diversos, entre los que se citó el de la huelga y su regulación; legal: acomodada a los tiempos actuales.

Otro orador pidió firmeza al Gobierno para actual fren: te a lo que calificó de conducta de algunas personas que han estado viviendo de las ubres de la Administración y ahora defienden lo que en otro tiempo consideraban como cosa propia

CONCLUSIONES ADOPTADAS

El ministro de Relaciones Sindicales y presidente del Congreso, señor Fernández Sordo, que a lo largo de todo el debate intervino en repetidas ocasiones en un propósito de encauzarlo a definiciones concretas, resumió tul final del mismo las intervenciones y propuso a la Permanente, obteniendo el respaldo unánime de ésta, la aprobación de unas conclusiones, generales pero concretas, que abarcan los temas sobre los que se había dialogado.

Así se aprobó pedir la urgente regulación de la huelga, así como una nueva regulación y actualización del seguro de desempleo y una más efectiva y amplia participación de los representantes sindicales en las instituciones de crédito que son las Cajas de Ahorro.

Señaló el señor Fernández Sordo como desde la última reunión dé la Comisión Permanente se ha producido lo que en frase de la moción del Consejo Nacional de Trabajadores se denomina la culminación- realmente clave del desarrollo de la ley Sindical, que no es otra que el de la puesta en marcha de la acción sindical, en la empresa, de acuerdo con el articuló 12 de la mencionada ley.

Se refirió a los Estatutos de los Sindicatos Nacionales y señaló que las asociaciones sindicales que en los mismos figuran nada tienen que ver coa las asociaciones políticas. «Debe quedar absolutamente claro —añadió el señor Fernandez Sordo— que nosotros entendamos que el sindicalismo hay que hacerlo en el sindicalismo, y el que quiera hacer política de grupo debe hacerla en grupos politicos.»

Destacó asimismo cómo en toda la labor de los Estatutos ha existido una gran preocupación por la unidad, principio absolutamente esencial y que no tiene nada que ver con la unicidad, de la que hoy se habla.

«Somos consientes —dijo el señor Fernandez Sordo— de que la coflictividad y los ataques a la

Organización Sindical y a su representantes no son el resultado de una lucha de facciones sindicales, sino que es más bien una lucha contra lo que significa un baluarte para la paz de estos últimos años.

Se trata de ataques fue se sabe perfectamente de dónde vienen, y por ello no sólo no deben preocupar, sino que pueden constituir un timbre de orgullo paca la misión que tienen los representantes sindicales"

«Son ataques —añadió— de los que fracasaron cuando estuvieron, en circunstancias desde las que podían decidir y podían hacer modificaciones y perfeccionamientos. De los que tuvieron poder y dominio sobre la sociedad española y que ahora vuelven, naturalmente, cuando algo se les ha Quitado.

De los que, en definitiva, temen al futuro; porque los que de verdad creemos en el futuro, en un futuro" constitucional, auténtico y riguroso en la paz del 18 de julio, somos nosotros. Y en eso no cedemos a nadie la primacía.»

Señaló finalmente que «estamos realmente en tiempos difíciles, pero que los vamos acometiendo con serenidad. Abordándolos con el más limpio intento de unas ideas claras y con la conciencia, incluso, de nuestros propios fallos, a esto es asi —terminó el señor Fernández Sordo— y si hace varios años se dijo que "bienaventurados los años difíciles, porque ellos nos depuran de los cobardes" podremos decir también que "bienaventurados estos tiempos difíciles, que no sólo nos van a depurar de los cobardes, sino también de aquellos que tienen prisa por cambiarlo todo, de los que tienen prisa para no cambiar nada, e incluso depurarnos de nuestros propios errores".

El año laboral más conflictivo desde 1963

SEÑOR FERNANDEZ SORDO: «El sindicalismo hay que hacerlo en el sindicalismo y la política de

grupos en grupos políticos»

SENOS MARTÍN SANZ: «Tendrán que echarnos por la fuerza»

10 de enero de 1975

INFORMACIONES

 

< Volver