Un importante y valiente informe sindical     
 
 ABC.    14/03/1964.  Página: 61. Páginas: 1. Párrafos: 3. 

UN IMPORTANTE Y VALIENTE INFORME SINDICAL

El cuidadoso informe que el vicesecretario nacional de Ordenación Económica, don Rodolfo Argementería, presentó ante el Pleno del Congreso Sindical sobre la evolución económico-social de España en 1963, permitió a los congresistas conocer el punto de vista de la actual Organización Sindical sobre los grandes fenómenos que han dibujado el aspecto de nuestra economía en los últimos doce meses.

Trabajo seriamente meditado, construido con toda honestidad intelectual, su aportación al conocimiento exacto de la realidad nacional constituye un acontecimiento altamente positivo en los tareas de un Pleno donde a veces los debates han insistido sobre aspectos menores, tomando un tono excesivamente detallista, que si bien demostraba la liberalidad de la Presidencia para autorizar toda suerte de intervenciones, también ha proporcionado algunas veces a las sesiones un ritmo enredado en el pormenor.

El informe presentado por el señor Argamentería reúne todas las virtudes de este tipo de trabajos y, aunque, naturalmente, puedan señalarse en su análisis algunas ausencias que la extensión del tema hacían inevitable las grandes lineas de fuerza—o de debilidad—del año económico-social del país, aparece» estudiadas con impecable corrección. No existe ningún inconveniente en señalar su reparto entre los miembros del Congreso como uno de los más felices momentos del Pleno, "En síntesis—escribe el señor Argamentería—, el año 1963 ha sido un ano expansivo, un año de expectativas y de esperanza ante la nueva etapa que se avecina, un año de inquietudes en algunos sectores, y en especial en el agrícola, y al mismo tiempo, un año que sin duda habrá asentado las bases para el primer Plan de Desarrollo Económico y Social de España, que si tiene errores, habrán de irse rectificando, pero que supone indiscutiblemente, una ordenación de necesidades, una ordenación de medios para conseguir la satisfacción de las mismas y, por ende, un año que en la perspectiva histórica, hay que calificarlo de positivo y de promesa".

El resumen es bueno y está abundantementemente sostenido por una documentación que se interpreta con valentía y con rigor, Gran documento de síntesis entre otras muchas intervenciones del excesivo análisis y de minuciosa prolijidad. En el resumen del informe que realizó el señor Argamenteria ante el III Pleno, se recogen las grandes características de la economía nacional, dando tanto a los favorables como a los negativos su justo valor.

El aumento de la renta nacional por un lado, y el aumento de los precios por el otro; el ritmo progresivo de las inversiones y la escasa cuantía del ahorro; el crecimiento de la producción agrícola en muchos sectores y la creciente disparidad entre el índice del nivel de vida del sector rural y del sector industrial; la excelente situación de la Balanza de Pagos, equilibrada gracias al turismo y la precaria situación correspondiente de la Balanza Comercial; el buen nivel del empleo y la penosa realidad de una emigración, tanto desde España hacia el extranjero, como entre las zonas subdesarrolladas de nuestro país hacia los puntos de crecimiento industrial; el espléndido progreso del sector industrial y las dificultades de financiación de la pequeña y la media empresa; las ilusiones que ha levantado en algunos sectores de la patria ante la publicación del Plan de Desarrollo y los temores que provoca esa distribución de "polos" y "polígonos" que han tatuado de esperanzas el mapa de España. Los dos aspectos—positivo y negativo—de toda marcha económica, se tratan en el Informe con una precisión y, sobre todo, una claridad que le convierten en uno de los documentos disponibles más interesantes para estudiar el momento español contemporáneo tal como es en realidad. Sin concesiones al optimismo que desdichadamente se emplea en algunos textos de análisis, ni ensombrecer el panorama con pesimismos tendenciosos.

La Vicesecretario de Ordenación Económica, tija la realidad con su compuesta de luces y sombras, exactamente igual que el informe de la O. C. D. E. del último año lo hada muy certeramente:

"El potencial de desarrollo económico del país es muy grande y se adoptan y aplican las medidas apropiadas, el nivel de vida del pueblo español podrá elevarse en gran medida en pocos años". Nadie discute, ni dentro ni fuera, que la economía española tiene posibilidades excelentes de mejor crecimiento. Pero nadie cree tampoco, ni dentro ni fuera, que esta positiva realidad pueda conseguirse sin las "medidas apropiadas", como dice la O. C. D. E.

 

< Volver