Segunda sesión plenaria del Congreso Sindical. 
 Se pide una ordenanza general laboral que señale derechos y obligaciones comunes a todos los trabajadores  :   
 Solís destacó la escrupulosidad con que es administrada la Organización Sindical. 
 ABC.    13/03/1964.  Página: 53-55. Páginas: 3. Párrafos: 33. 

ABC. VIERNES 13 DE MARZO DE 1964, EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 53.

SEGUNDA SESIÓN PLENARIA DEL CONGRESO SINDICAL SE PIDE UNA ORDENANZA GENERAL LABORAL QUE SEÑALE DERECHOS Y OBLIGACIONES COMUNES A TODOS LOS TRABAJADORES

Solís destacó la escrupulosidad con que es administrada la Organización

Sindical

La segunda sesión plenaria del III Congreso Sindical dio comienzo ayer a las diez de la mañana, bajo la presidencia de don José Solís Ruiz. Con el ministro secretario general, tomaron asiento, entre otros dirigentes, el secretario general de la Organización Sindical, señor Lamata; el vicesecretario de Ordenación Económica, señor Argamentería, y el inspector asesor nacional de la Organización Sindical, señor Marcos Chacón.

El vicesecretario de Ordenación Administrativa, señor Cortés, dio lectura al informe sobre presupuestos e inversiones sindicales, donde se proyectan modificaciones sustanciales en el sistema económico administrativo resumidas en los siguientes puntos: Sustitución del actual sistema presupuestario por otro de asignaciones globales de la cuota sindical y demás recursos generales fijados conforme a criterios subjetivos por los órganos delegados del Congreso Sindical, con participación de representantes de empresarios y trabajadores. Formulación por los órganos de gobierno de las entidades de planes financieros en base a las citadas asignaciones globales y de recursos propios de cada entidad u organismo, facultándose a aquéllos para las modificaciones cuantitativas que procedan en su distribución.

Diferenciación del patrimonio de la Organización Sindical en patrimonio centralizado, para el cumplimiento de fines generales del patrimonio específico de cada Sindicato o entidad sindical, consecuencia del reconocimiento de su personalidad jurídica. Jerarquización de los órganos de gobierno para la necesaria división de facultades, con participación en todos ellos de representarles de empresarios y trabajadores. Constitución y funcionamiento de la Comisión delegada de Administración y finanzas de la Comisión Permanente del Congreso Sindical, prevista en el vigente Reglamento del Congreso.

Revisión de los procedimientos de contratación, simplificando sus trámites y descentralizando competencias, manteniendo los principios que garantizan la administración de los recursos, tanto respecto al acierto de la gestión como a las garantías de los licitadores. Revisión conveniente del montaje administrativo para alcanzar la máxima economicidad en la gestión y supresión de los trámites que se estimen innecesarios.

PALABRAS DE SOLÍS RUIZ SOBRE LA ADMINISTRACIÓN SINDICAL

Terminada la lectura del informe, que fue aprobado, hubo dos intervenciones, y a continuación habló el señor Solís, que dijo, entre otras cosas:

"Me interesa hacer resaltar dos cosas. Primero, la Organización Sindical tiene la enorme satisfacción de ser posiblemente, uno de los Organismos que más rigurosamente y con más honestidad administra.

Fijaos bien que cuatro mil representantes sociales económicos constituyen las Juntas que intervienen en la administración de los fondos. Estoy seguro que en ninguna parte existe tina, mas completa participación del pueblo que trabaja en la administración de sus fondos. Segundo, la cuota sindical es muy corta. Tenemos muy pocos recursos para toda la función que necesitamos realizar para el sostenimiento y financiación de infinidad de entidades asociativas que tendremos que montar.

La cuota sindical importa únicamente dos mil millones de pesetas. Parecen bastante, pero comparados con los presupuestos de cualquier otra institución que tenga un campo de aplicación mucho más pequeña que la nuestra, resultan mínimos. Cualquier Ayuntamiento de capital importante, Madrid o Barcelona, tiene mucho más presupuesto que la Organización Sindical para toda España, y nosotros tenemos que tener en cada pueblo, mejor o peor atendido, an local, unas instalaciones, un ordenanza, na escribiente y todos nuestros órganos de trabajo. Sin embargo, esas cuotas sindicales vemos que se duplican y se transforman en cuatro mil millones de pesetas, porque la Organización Sindical se ha preocupado de ir buscando sus propios recursos.

La labor asistencias que recae totalmente sobre la cuota sindical se ha ido multiplicando hasta el punto de que sólo un por 100 hoy dia recae sobre la cuota El resto son recursos propios procedentes de nuestra buena administración, de los parques sindicales o de nuestras propias residencias de trabajo o de nuestros sanatorios, etc.

Se ha indicado, y es importante hacerlo resaltar, que la aportación del trabajador es un día de salario base al año. En ningún sindicalismo de mundo se paga una cuota tan pequeña. Por lo menos representan tres o cuatro veces el salario base diario. La Organización Sindical invierte 621 millones de pesetas en formación profesional.

Nosotros no tenemos por qué resolver el problema total de la formación profesional de España.

Hemos sido los pioneros y lo que necesitamos es que nuestras instalaciones sean las mejores. Yo no estoy de acuerdo con muchos criterios que se siguen en algunas provincias de que la formación profesional debe estar absolutamente a nuestro cargo. Esta labor le corresponde al Estado.

En la labor asistencial se invierten 1,500 millones, lo cual es importante. Por cada peseta que entrega en cuotas el trabajador recibe tres a través de la labor asistencia!. Por lo tanto, yo considero como presidente, con la responsabilidad que me da el cargo, que la Organización Sindical que nosotros lleváis tiene una escrupulosa, extraordinaria escrupulosa, administración.

PETICIÓN DE LAS PROVINCIAS ESPAÑOLAS ECUATORIALES

A continuación intervinieron los congresistas de Huelva, señores Blanco y Figueroa. El primero, para solicitar una mayor retribución del personal sindical, y el segundo, con la petición de que se abra en Huelva un Centro de Formación Profesional Acelerada.

Seguidamente, la presidencia informó que se habían presentado dieciséis mociones, una de ellas por las provincias españolas de Fernando Poo y .Río Muni. El jefe regional de la Obra Sindical de Cooperación de la Guinea Ecuatorial, don Antonio Ribeiro Ebuera, dio lectura a la correspondiente moción, expresada parcialmente en síntesis en estos términos:

"Concedido por Su Excelencia el Jefe del Estado la autonomía económico-administrativa a estas provincias de Fernando Poo y "Río Muni, y aprobado el Plan de Desarrollo para las mismas, entendemos llegada la hora en que la Organización Sindical española tenga en las mismas la realidad de aquellas actividades que le son peculiares y puedan encajar dentro de las características y peculiaridades de nuestras provincias, siendo a la vez elemento activo que influya en el desarrollo de la vida económico social ríe nuestra región de igual forma que lo es en el resto de las provincias.

Entendemos que en el régimen laboral que tan directamente afecta no solamente a los trabajadores nativos de aquellas provincias, sino a los que habiendo nacido en otra de la Península están allí desplazados, debe la Organización Sindical intervenir de la manera y forma más conveniente y oportuna para que los beneficios de una legislación social que asombra al mundo les llegue también a ellos como elementos integrantes de la misma comunidad nacional y en donde la citada legislación tiene vigencia, dejando de constituir, como lo es en estos momentos, una excepción."

Después de esta comunicación, el señor Ribeiro se dirigió al señor Solís, y le dijo: "En nombre y cumpliendo órdenes de nuestros representados de aquella región, os rogamos o suplicamos humildemente aceptáis la invitación de visitar nuestras provincias ecuatoriales para que recibáis allí en vuestra persona el testimonio de amor que se siente por España y su Caudillo, y comprobéis que cuanto pedimos en la moción que acabamos de leer se ajusta a una exigencia de realidad y verdad,"

Don José Solís, en respuesta al señor Ribeiro, dijo: "La presidencia también, con emoción, como el Congreso, recoge estas palabras sinceras, afectuosas, patrióticas, del representante de estas provincias españolas.

ABC. VIERNES 13 DE MARZO DE 1964. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 54.

La Organización Sindical mandó allí a uno de sus hombres más representativos: Elíseo Sastre, nuestro veterano luchador sindical en varias provincias, entre ellas Zaragoza y Asturias, y hombre que en contacto con los representantes sindícales de estas provincias ha llevado a cabo el montaje de las veintitantas Cooperativas que se nos acaba de indicar.

En este momento, Sastre, recogiendo el sentir de este Congreso, recibe una orden más: poner al día totalmente la Organización Sindical en aquellas provincias, y al mismo tiempo tenernos al tanto de todo cuanto necesiten para su perfeccionamiento sindical. Si mis ocupaciones me lo permiten y acompañado de algunos de los congresistas aquí presentes, visitaré aquellas provincias para conocer sus realizaciones.

MOCIÓN SOBRE DIFERENCIA DE PRECIOS

Inmediatamente el señor Solís concedió 3a palabra al señor Llera, procurador en Cortes, para dar lectura a la moción presentada al Congreso sobre "Diferencia de precios", cuyo texto es el siguiente:

"La Asamblea Nacional de Hermandades acaba de poner de manifiesto, entre otras verdades y defectos, el exagerado escalón de diferencias existentes entre los precios de los productos agrícolas en origen y los que se imponen a los consumidores individuales en los mercados por causas y trámites no siempre justificados.

El problema es común en otros sectores de la producción, y ante las perspectivas que ofrece el Plan de Desarrollo Nacional en los sectores industriales, se pide al Congreso Sindical que adopte una recomendación ante el Gobierno para que se extreme el estudio de todas y cada una de las medidas que puedan salir al paso de esta anomalía en defensa precisamente del aspecto social del Plan de Desarrollo nacional." La moción fue aprobada por aclamación, y seguidamente comenzó el dictamen de la Comisión I, "Desarrollo Sindical".

El presidente de la Comisión, don Gonzalo Marcos Chacón, destacó los puntos más sobresalientes, con alusión especial a la enmienda presentada por el señor Galdós. Fueron catorce las boras de trabajo, y cuatrocientas las intervenciones. La unidad sindical y la transformación de la empresa han sido extremos que acapararon la atención de los congresistas. Habló también el señor Marcos Chacón de la creación de una Comisión especializada de rentas y precios para estudiar estas cuestiones tan esenciales en cuanto al Plan de Desarrollo y a la aspiración de que los planes de desarrollo pasen a informe preceptivo del Congreso Sindical.

INTERVENCIONES DE OBSERVADORES EXTRANJEROS

Intervino en este momento el vicepresidente del Sindicato de Funcionarios de la Alemania Federal, quien declaró que España cuenta con el apoyo de Alemania al intervenir en el concierto de los pueblos de Europa.

A continuación, un representante sindical argentino expresó el saludo de sus compatriotas a España. Entre los fraternales conceptos vertidos, dijo que traía un saludo cordial y muy cariñoso para el pueblo español, que defiende su autodeterminación en el concierto de las naciones del mundo. "Estamos identificados totalmente con el deseo de este Congreso de hacer una España justa para el bienestar de todos los españoles, y con el deseo de ustedes de la libre determinación de los asuntos internos, como corresponde a una nación soberana que está en la faz de la tierra para cumplir los altos designios que le ha asignado Dios, y que a través de esta Organización Sindical asi lo ha de cumplir."

Aludió a la "magnífica historia de España" y rindió homenaje a las representaciones femeninas del Congreso y a todas las mujeres españolas en nombre de las mujeres de la República argentina. Terminó so discurso, de cálidas términos hispanófilos, diciendo: "Tened presente siempre que en la Argentina está en nuestro corazón un logar de preferencia para España, porque hemos recibido de vosotros enseñanzas que hemos sabido aquilatar en el tiempo, y que hoy en esta visita a través de vuestros hombres, a través de vuestros lugares históricos, a través de estos días de convivencia con los delegados* y organizadores del Movimiento, hemos sabido sustanciar en el estrecho abrazo que dejo a todos los españoles de parte de los argentinos."

Acallados los aplausos con que fueron acogidas las palabras del observador argentino, el presidente le dio las gracias, lo mismo que al representante, y siguió el debate con diversas intervenciones españolas. Poco después un observador belga destacó que su país se siente unido a España, no solamente por ser española la Reina Fabiola, sino también por lazos históricos y culturales. Por su parte, un observador brasileño tuvo igualmente palabras de elogio para el Congreso y para España, con la que—dijo—se siente compenetrado el Brasil.

UN SINDICATO NACIONAL DE ACTIVIDADES SANITARIAS

Tras estas nuevas intervenciones de observadores extranjeros, recibidas, como las anteriores, con grandes aplausos, el señor Jiménez Jiménez intervino para destacar la necesidad de un encuadramiento sindical específico de los sanitarios. El señor Sánchez García agradeció en nombre de estos profesionales que sus intereses estén tan bien representados en el Congreso, y consideró que una meta a alcanzar por los mismos es la constitución de un Sindicato Nacional de Actividades Sanitarias. "Queremos declaró—personalidad jurídica independiente." Elogió a! presidente del Sindicato de Actividades Diversas, Sr. Sabador, y se congratuló de que se pensara en este Sindicato, que agruparía a 125.000 productores, sin incluir las empresas. El señor Corrachan consideró innecesaria la moción, a la cual se unió el Sr. Figueroa. Minutos después levantaba el presidente el segundo Pleno del Congreso.

LOS TRABAJADORES Y EL PLAN DE DESARROLLO

La Comisión encargada de la ponencia "Participación de los trabajadores en la responsabilidad y beneficios del Plan de Desarrollo reanudó ayer sus deliberaciones a las cuatro de la tarde.

El problema de las nuevas técnicas y métodos que deben servir de base a la discusión de los convenios colectivos sindicales suscitó un amplio debate, en el que intervinieron numerosos congresistas.

Las mejoras salariales, tanto individuales como colectivas, que se deriven de dichos convenios no deben hacerlas posible sólo el aumento de la productividad de los trabajadores, sino también el incremento de la producción conseguida sobre una adecuada y moderna racionalización de métodos de trabajo y sobre una renovación de utillaje e instalaciones.

Se abogó por una urgente revisión de las normas reguladoras de los Jurados de Empresa, de modo que pueda alcanzarse una auténtica congestión de la empresa. Se consideró necesario que dichos Jurados actúen con una mayor eficacia y actividad. Fue discutida también la necesidad de que éstos se constituyan en muchas empresas estatales que hoy no cuentan con ellos. En el caso de las pequeñas empresas que por razón del número de trabajadores de su censo no están obligadas a constituir Jurados de Empresa, se propuso que los enlaces sindicales actúen colegiadamente en su sustitución.

La conclusión undécima sobre aquellas empresas que se acojan a los beneficios del Plan de Desarrollo Económico-social u otros que se deriven de la política general de desarrollo económico, dio base a un debate que duró dos horas y media, en el que intervinieron 23 congresistas. Fueron aprobados, mediante votación, criterios que abogan abiertamente porque las subvenciones y ayudas económicas a fondo perdido concedidas por el Estado para la instalación de estas nuevas empresas previstas en el Plan de Desarrollo repercutan en un sistema de accionarado obrero.

La señorita Ana Justa Vicente, congresista de Barcelona, se refirió a la necesidad fundamental de llegar a un salario justo y a que se supere definitivamente el sentido paternalista que, dijo, aún perdura en muchas empresas españolas.

Se inclinó la Comisión por la promulgación de una Ordenanza general laboral que señalo condiciones mínimas, derechos y obligaciones básicas comunes a todos los trabajadores. Entre esas condiciones mínimas figurarán ineludiblemente el salario base revisable, a iniciativa de la Organización Sindical, cuando lo aconsejen los índices ascentes del nivel de vida.

La congresista señorita María Cruz Cañamero señaló la conveniencia de llegar a la instauración de la jornada continuada de trabajo en aquellas empresas en las que sea factible, y pidió que sea la Organización Sindical la que apoye con mayor calor esta mejora, especialmente de la mujer trabajadora y muy singularmente de la casada, pues con ello—afirmó—podrá dedicar mayor atención y cuidado a la educación de sus hijos.

Cerca de las nueve de la noche terminaron las discusiones de esta ponencia, que registró más de 200 intervenciones en los distintos debates.

LOS DEBATES DE LA COMISIÓN III

La Comisión III terminó ayer sus debates sobre la ponencia "Financiación de la pequeña y mediana empresa". Esta segunda y última sesión comenzó con el análisis del punto cuarto, relativo a los plazos de amortización de los créditos: de dieciocho meses a tres años, para los que tengan por finalidad proveer de capital circulante a las empresas, y de cinco a diez años para los que se destinen a inmovilización a largo plazo.

El volumen de, financiación a cada una de ellas, y el módulo de garantía de que se puede dotar a las que no puedan ofrecer, por sí mismas, las que son habituales en la práctica bancaria, se desarrollan en las recomendaciones quinta, sexta y séptima.

La octava, sobre derecho de prelación de solicitudes de crédito según las finalidades que se persigan por los peticionarios, dio lugar a un largo y apasionado debate, pues duró más de una hora. Fueron tantas y tan interesantes las observaciones y sugerencias, que ha habido necesidad de dar nueva redacción al texto original. Hubo acertadas puntualizacion es sobre la financiación de "stocks" de productos o materias primas, bien entendido que éstos deben referirse a los que son considerados como necesarios para el funcionamiento normal de la industria de que se trate, y no a los que pudieran establecerse con fines de especulación.

Tuvo fuerte resonancia en la sala la intervención de un congresista de Murcia que formuló consideraciones sobre un hecho de alto significado económico-social que no figura en la ponencia.

Se refiere ese caso a las provincias o zonas subdesarrolladas que han quedado fuera de las previsiones de los planes de desarrollo. Esta circunstancia —vino a decir el representante murciano— hace más imperiosa la necesidad de fomentar la pequeña empresa en aquellos espacios con objeto de redimirlos de su situación actual y promover la elevación de la renta de sus habitantes y la producción, de acuerdo con la trayectoria nacional de estos momentos. Muy acertada fue, al respecto, la observación que hizo un ponente en apoyo de aquella tesis. La observación se refiere al procedimiento seguido por determinado país europeo para ayudar a las regiones menos desarrolladas del mismo: fortalecer a las empresas con menos de cien obreros, mediante la concesión de créditos a interés muy bajo.

Con ligeras modificaciones, fueron aprobadas también las dos últimas recomendaciones, novena y décima, la primera de ellas sobre la manera de justificar la petición de créditos; y la segunda, para proclamar que "la financiación de la pequeña y mediana empresa deberá considerarse pieza básica del sistema crediticio nacional". Hoy en sesión plenaria, serán discutidas las resoluciones adoptadas.

 

< Volver