Financiación de la mediana y pequeña empresa     
 
 ABC.    12/03/1964.  Página: 50. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

FINANCIACIÓN DE LA MEDIANA Y PEQUEÑA EMPRESA

Por la tarde se reunió la Comisión III, y bajo la presidencia de D. Luis Mombiedro comenzó a discutir la ponencia "Financiación de la pequeña y mediana empresa", de la que son. ponentes los señores Alba González, Cobos Cárdenas, Del Moral Megido, Fisas Cornelias y Hevia Vázquez.

En la parte expositiva se subraya que hasta la fecha la única alusión directa que se hace en el Plan de Desarrollo a la pequeña y mediana empresa se refiere a la posibilidad de que se unan o asocien.

Los ponentes entienden que en el fondo la idea es buena, pero habrá que tener en cuenta las soluciones dadas en los países más avanzados a los problemas que plantearía esa asociación. En general, su financiación y desarrollo depende, en esencia, de la posibilidad de acceso al crédito, y es evidente que por su peculiar estructura no tienen a su alcance los medios para conseguir capital, con que, por el contrario, cuentan las grandes empresas.

Por otra parte, los problemas no son sólo de orden financiero. Hay otros factores, tales como los de organización, planificación, formación empresarial, etc.

Son diez las recomendaciones formuladas por los ponentes, y fue tan prolijo el estudio de las tres primeras que con ellas se cerraron los debates, que continuarán a las cuatro de la tarde de hoy.

Se trata de definir en la primera a la mediana y a la pequeña empresa, teniendo en cuenta su dimensión y su capital. Tal clasificación resultó en extremo difícil. Hubo numerosas intervenciones y fue aprobada con quince votos en contra.

La segunda recomendación, que se aprobó también con alguna enmienda, se refiere

a la habilitación de una línea de crédito con volumen anual rotatorio y suficiente, del que participarán las pequeñas empresas en un 4o por loo como mínimo, dado el exorbitante número de aquéllas (3.200.000 en toda España), y reservándose el 60 por 100 restante al otro sector empresarial medio.

Al efecto deberá constituirse en el seno del Instituto de Crédito a Medio y Largo Plazo un departamento específico, con representación sindical, encargado de vigilar y regular el plan de financiación correspondiente.

Una discusión particularmente interesante y viva fue suscitada por la tercera recomendación sobre los créditos cuya finalidad sea proveer de capital circulante a esas empresas, y para adquirir equipo, y también acerca del interés máximo que dichos créditos pueden devengar. En este punto fue especialmente activa y razonada la intervención de la representación bancaria, que tuvo adecuada réplica por parte de los portavoces de las entidades empresariales.

Se sustentaron opiniones opuestas sobre el interés máximo —recomendado— del 3,75 anual para crear capital circulante, y del 3,so para el que se destine a la adquisición de equipo. "Los efectos representativos de estos créditos tendrán acceso a la línea especial de redescuento del Banco de España, al interés del 3,25 por 100 y 2,75 anual, respectivamente." La diversidad de opiniones al respecto osciló entre considerar altos o bajos esos intereses, llegándose a expresar por un congresista la opinión de que el dinero barato entraña el peligro de provocar una abrumadora proliferación de empresas.

Otros representantes entienden que ante el Plan de Desarrollo y la prevista integración de nuestro país en determinadas agrupaciones supranacionales exigen la adopción de medidas de emergencia—dinero fácil y barato—para que la pequeña y la mediana empresa se sitúen al nivel necesario en orden a su renovación, modernización y producción.

 

< Volver