Nada de posturas catastróficas     
 
 Ya.    08/05/1973.  Página: 17. Páginas: 1. Párrafos: 3. 

Nada de posturas catastróficas

De "Informaciones":

"Parece inevitable en todo el mundo el que un cierto grado de violencia sea el peaje del desarrollo y el bienestar material. Por doloroso que resulte aceptarlo, la realidad enseña que, a excepción de regímenes que practican la autocracia d& un grupo o un partido (y que ejercen su particular violencia "desde arriba"), no hay democracia libre de un cierto nivel de agresividad civil. Ahí tenemos a Gran Bretaña hilando huelga tras huelga y con la sangría del Ulster; ahí está Italia, con un índice de extrema violencia callejera; o Estados Unidos, con su intolerable tasa de criminalidad, sus recientes diferencias civiles a cuenta de Indochina o el último escándalo político del hotel Watergate.

Serían innúmera bles los ejemplos, y de todos ellos sacaríamos la misma conclusión; pese a los problemas que azotan a esas democracias, no cabe en ellas ningún pronóstico cato de la emotividad política.

San países cuya convivencia —pese a los graves fallos que puedan registrarse—se basa sobre unas instituciones popularmente respaldadas y que ningún "affaire", aunque sea desdichadamente sangriento, puede hacer tambalear.

En nuestro caso aún hay mayor motivo para remitirse confiadamente al funcionamiento de las instituciones y a la garantía de un futuro político que promete firmemente la continuidad de la paz y el desarrollo político y social. Creemos que es un error estimar que el orden público se está deteriorando en demasía o confundir el inevitable incremento de los índices de violencia con la proximidad de la subversión. La paz de este país, en relación con su grado de desarrollo material y comparativamente con la de otros países occidentales, es envidiable. Máxime cuando, como recuerda el Gobierno, hechos lamentables comió el del 1 de mayo son fruto de la acción Irresponsable de una minoría y no tienen el menor asiento popular."

 

< Volver