Autor: Olano, Antonio D.. 
   Grasas y azúcar, no; proteínas y vitaminas, sí     
 
 Ya.    08/05/1973.  Página: 17. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Grasas y azúcar, no; proteínas y vitaminas, sí

"Sábado Gráfico" publica una entrevista de Antonio D. Olano con la doctora Ana Asían, directora del Instituto de Gerontología de Bucarest, durante su estancia en Hispana:

"—¿Es cierto que los contactos, las relaciones, la amistad con los jóvenes proporciona juventud a los mayores?

—¡Efectivamente! Así es. Pero la condición es que las personas mayores que se relacionen con tos jóvenes sean optimistas. Si, por el contrario, son pesimistas, los efectos serán negativos. Porque establecen comparaciones y se acomplejan. Si son optimistas, si aman de verdad a la juventud y al progreso, podrán aprovecharse de la juventud de los demás.

—¿Vivir largo tiempo es, en definitiva, cuestión de desearlo?

—En gran parte, sí. Pero no debemos descartar la gran importancia de la cuestión genética, hereditaria. El vivir muchos años depende, de la edad que hayan alcanzado los padres del Individuo. Y es muy importante también la edad de los progenitores en el momento de la concepción. Si los padres, en ese momento, son jóvenes, el hijo tiene unas grandes posibilidades dt heredar una gran vitalidad. Yo he tratado con gerovital a futuros padres y los resultados fueron una mayor vitalidad en su descendencia. Es importantísima la influencia de la resistencia de los padres, que se transmite. Otra de las cosas demostradas es que si a los padres se les inocula un virus determinado, sus hijos futuros serán resistentes a esa toxina. Si los padres están sanos, los descendientes tienen todas las posibilidades de vivir muchos años.

—¿Es importante la dieta?

—Naturalmente que sí. Es preciso equilibrar la cantidad de calorías que adquirimos y las que gastamos al cabo del día. Hay que evitar la grasa y el azúcar, que son cosas que predisponen a la arteriosclerosis. Es muy importante en una buena alimentación la carne. Y las proteínas vegetales. Las proteínas significan la regeneración de las células. Tampoco hay que olvidar una cosa muy importante: las vitaminas. Lo que sucede es que, tanto en una cosa como en otra, no se debe generalizar. La dieta ha de ser aplicada de acuerdo con las características de cada individuo."

 

< Volver