Según el I. N. P., la situación dista muchisimo de ser caótica     
 
 Informaciones.    22/04/1977.  Página: 20. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

SEGÚN EL I.N.P., LA SITUACIÓN ACTUAL DISTA MUCHÍSIMO DE SER CAÓTICA

«LOS PROBLEMAS SON LOS DERIVADOS DEL RAPIDÍSIMO CRECIMIENTO»

í.SE HAN TOMADO TODAS LAS MEDIDAS PARA CORREGIR SITUACIONES DE ACUMULACIÓN»

El Instituto Nacional- de Previsión considera que. la actual situación hospitalaria en Madrid ídista muchísimo de ser caótica», como acusaba ayer el Colegio Oficial de Médicos en una extensa nota (ver INFORMACIONES de ayer), en relcxión con Ja situación conflictiva y de saturación por la Htte atraviesan actualmente algunos centras sanitarios madrileños.

La nota remitida anoche jor eJ Instituto Nacional de Previsión, dice asi:

«Ante Ja noticia divulgada sor tí Colegio Oficial de Mélicos dfl Madrid en relación ^on la supuesta si Guación rte iéficit hospitalario en esta provincia, esle Instituto se ve en la obligación de salir al paso de esta y otras iaíorznaaones, que colocan a la opinión publica en ana auténtica deformación de la realidad. ct todo ello desea informar ie lo siguiente:

1.° E3 Instituto Nacional de Previsión no niega que en de-Eerinins.díis especialidades y sa determijiados hospitales 1:0 sKista alguna vea y en ciertos momentos una plétora de enfermos; pero, desde luego, de, ninguna manera tal y como se quiere presentar.

2,° Que los nuevos colectivos que se incorporan a Ja Seguridad Social responden a las exigencias básicas de 3a población, que desean integrarse en el sistema de la Seguridad Social y en su asistencia sanitaria, y que, ade-Eriás, a medida «Je las posibilidades económica e-ste Instituto está creando incesantemente consultorios, adaptando nuevos hospitales y poniendo en marcha otros, así como gestionando nuevos medios asistenciales en virtud de conciertos con entidades y particulares, y esto no ´o en Madrid, sino en toda la geografía nacional. Esta exigencia en pos de üa asistencia sanitaria contrasta enormemente con la imagen caótica con que se le quiere presentar.

3.° Que en su marcha hacia una buena asistencia sanitaria, este organismo tropieza precisamente con quienes aparentemente deílenden de forma paradójica el mismo deseo de una mayor perfección sanitaria.

4.° Que la situación hospitalaria, anaimada frecuentemente con poca objetividad y escaso conocimiento, dista muchísima de ser caótica y que los problemas que afrontan son los derivados de su rapidísimo crecimiento.

5.° Que el Instituto Nacional de Previsión no adopta ningún tipo de política particular que na sea la defensa del bien común y la tarea Que tiene encomendada respecto a la mejor prestación de la asistencia sanitaria, y todo ello sin atender ningún tipo de intereses, ni de categorías, ni de clases.

6." Que rechaza enérgicamente le.t Unputasicnes gratuitas que se vienen haciendo, ilustradas de una tipografía excesivamente clara, na-ra pensar en su espontaneidad, y se remite a las pruebas de 3a enorme cantidad cte actos asistenciales realizados en Madrid y en toflo el raís, y que intencioitadamente siempre se silencian,

7.´ Que a pesar de todo ello na tomado todas las medidas necesarias para corregir situaciones de acumulación, procediendo a la sectorización de las urgencias en Madrid, la ptiesta a punto de diversos hospitales que acaba de recibir hace pocos meses para su administración, ía inauguración del centro Ramón y Cajal, la estructuración de una comisión permanente de vigilancia de las urgencias y la adopción de los soportes administrativos que todo esto pueda conllexar.

8." Finalmente, este Instituto pide a todos los sectores implicados en esta tarea común de prestar la mejor asístesela, la máxima colaboración, siendo además firme propósito no cejar en cuantas necesidades de reforma asistencia! sean necesarias, sobre todo en la medicina consultoriat y ambulatoria hasta llegar al óptimo deseable.»

 

< Volver