Fines políticos del sindicalismo     
 
 ABC.    14/03/1961.  Página: 54. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

FINES POLÍTICOS DEL SINDICALISMO

El texto de la ponencia sobre Representación Sindical, aprobada en el I Congreso de los Sindicatos, enjuicia la idea originaria de éstos y su misión política como institución permanente y necesaria llamada a asumir o compartir funciones o responsabilidades públicas.

A lo largo de una serie de proclamaciones de carácter general sé expone la interinización. política, enfermedad ende-mica en que ha vivido España, debida a vicios de la democracia liberal, a la incapacidad de los partidos y a los fraudes del sufragio universal. Frente a las desdichadas consecuencias de un largo y di ficil período histórico, el sindicalismo aparece como fuerza nueva. Comprende al pueblo como comunidad nacional, articulada orgánicamente mediante un conjunto de instituciones naturales dende la voluntad del hombre tiene naturaleza social". Se declara respetuoso para los derechos de la_ persona, en el grupo social, donde el principio de representación se ejerce a través de aquéllas mismas entidades naturales. Es una nueva forma de democracia social orgánica, en la cual los grupos sociales se organizan para la representación de sus intereses individuales y colectivos.

Esta democracia social se funda en el encuadrarniento de toda la población productora, asalariados y empresarios, en entidades sindicales únicas,´ con función cada una diferenciada,, pero reunidas por intereses comunes, con libertad de opinión y de votó, autenticidad ´ sin´ intér-mediarios y exclusividad en la representacion que ostentan,

El sindicalismo así. organizado aspira a estar presente en todas las entidades rectoras,, "desde las que se dirige la vida del pueblo", a ordenar la profesión, "y aun a toda una nueva ordenación de la sociedad,,y a la verdadera "constitución de la misma, en la que el propio Sindicato resulta y está llamado a ser factor integrante y básico". Con respecto a este último propósito, se recuerda que el Sindicato, por declaración de las Leyes Fundamentales, es con la familia y el municipio uno de los tres pilares en que sé apoya el Estado.

La gestión y defensa de tos intereses del mundo del trabajo constituyen los fines del sindicafismOi llamado a ser eíe-mento fundamental de representación política y social en los órganos legislativos, consultivos y administrativos de todo orden. El Sindicato tiene plena autonomía funcional, patrimonio y recursos económicos propios, y es reconocido en el derecho positivo totalmente separado y aparte del régimen del Estado, y distinto también del de las entidades estatales autónomas.

La continuidad del Sindicato la asegura la línea política del mando, a la que incumbe el servicio a lo invariable y permanente del sistema, en tanto que la linea de representación sirve a las necesi-des colectivas de acuerdo con las variaciones circunstanciales y temporalles. Por éso sus Estatutos no serán rígidos, sino flexibles y adaptables a las realidades.

El carácter representativo del sindicalismo está reconocido y regulado en toda la legislación fundamental del Estado, desde el Fuero de los Españoles y Ley de Sucesión hasta el Fuero del Trabajo y Principios del Movimiento. En todos se proclama el derecho de las entidades naturales- de la vida social—entre ellas el

Sindicato—a ´´participar eficazmente en el perfeccionamiento de los fines de la comunidad nacional". Por eso, la acción del Sindicato no se circunscribe a funciones puramente profesionales, sino que afecta a las tareas legislativas, perfeccionamiento de los fines de la comunidad nacional, ejercicio de deberes y derechos del hombre y participación en las tareas del Estado".

La unidad sindical se desprende de la necesidad y obligación de pertenecer-a unas instituciones de defensa de los intereses que se derivan del mundo del trabajo. "La unidad sindical es un orden eficaz de encuadramiento, pero la Constitución del sindicalismo unitario, registra la Variedad sindical". La nueva estructura fundamental de la Organización. Sindical exige la reforma del concepto de Empresa, acorde con -el pensamiento da la doctrina cristiana y del resto de las leyes fundamentales, que tratan de impedir las injusticias subsistentes de los sistemas capitalista y socialista".

Las recomendaciones que a Continuación se hacen en. la ponencia vienen a ser consecuencia de las proclamaciones generales y la aplicación a la. práctica dé las exposiciones hechas como resumen del examen y análisis de los distintos problemas. Se propone que una Junta o Comité donde estén representados todos los intereses estudie la reforma de la empresa, "meta fundamental de la nueva conciencia social española".

Se considera apremiante el reconocimiento al Sindicato de las facultades re- , glamentarias precisas para poder actuar en ias esferas económicas y sociales cotí responsabilidad y eficacia, y su presencia en Diputaciones Provinciales, Forales y Cabildos Insulares, Comisiones y Ponencías de las Cortes, empresas.del Estado, organismos internacionales en los que intervenga.la representación oficial españóla, y entidades culturales, económicas, laborales, asistenciales, profesionales y políticas de la comunidad. Considera imprescindible para los fines del sindicalismo impedir o eliminar la posibilidad de que la representación de intereses económico-sociales y profesionales "sea ejercida a través de vehículos distintos a los de las entidades sindicales". :

Se Harria la atención del Estado para que provea a la Organización Sindical de los recursos precisos para llegar a los más ambiciosos fines asistenciales, y sí exige un clima, de libertad de expresión en la medida de lo conveniente y dentro del marco de la defensa del interés común . o del legítimo interés del grupo que respalda la Organización Sindical en su conjunto".

Tales son los fines sociales y políticos del sindicalismo y su programa de acción para llevarlos a la práctica.

 

< Volver