Homenaje de los sindicatos sevillanos al doctor Bueno Monreal  :   
 "El trabajador- dijo el prelado- debe tener un salario vital que baste para las necesidades de su familia". 
 ABC.    18/03/1962.  Página: 99. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

HOMENAJE DE LOS SINDICATOS SEVILLA-NOS AL DOCTOR BUENO MONREAL

"El trabajador—dijo el prelado—debe tener un salario vital que baste para las necesidades de su familia"

Sevilla 17. La Organización Sindica! de Sevilla, con- las autoridades civiles al frente, ha rendido un cálido homenaje al cardenal arzobispo, doctor D. José María Bueno Monreal, con motivo de su reciente carta pastoral sobre los problemas sociales de la archidiócesis.

El delegado .provincial de_ Sindicatos, señor Zarza del Valle, ofreció el homenaje. En su discurso, tras poner de relieve la trascendencia del citado documento pastoral, no ya en el ámbito de la archidiócesis, sino en todo el ámbito nacional e incluso internacional, dijo que la Organización Sindical y todos los hombres encuadrados por ella han sentido muy viva emoción ante los conceptos de justicia social cristiana en ella vertidos.

A continuación hizo uso de la palabra del gobernador civil, quien destacar que la Organización Sindical, sin reservas de ninguna clase, había acudido a exteriorizarle al cardenal arzobispo su gratitud. "Yo me atrevo a decir—añadió—que junto «m esta Organización Sindical, es Sevilla entera, la provincia de Sevilla, la que comparte los mismos sentimientos."

Finalmente habló el doctor Bueno Monreal. Dijo,_en primer término, qué aceptaba el homenaje, precisamente porque no podía entenderse que fuera dirigido a él personalmente, _ya que en su carta pastoral sólo se había limitado a transcribir las ideas clave de la doctrina social de la Iglesia, particularmente en aquellos puntos que más afectan a la situación social de la archidiócesis, "e incluso añadió—el documento no ha sido producto de mi preparación personal, puesto que me lo habéis dado vosotros hecho a lo largo de los años que llevamos " juntos, después de mantener contactos con patronos, con obreros, con técnicos.

"Es la sociedad civil la que ha de poner en práctica los procedimientos para que la justicia social se cumpla y todo se encamine hacia el bien común, pero incluso esta labor técnica es eminentemente una labor de hombres, y que como tales, son seres redimidos por Cristo, que están entroncados con Cristo en la unidad orgánica del Cuerpo Místico."

"En la Pastoral he tratado de no meterme en terreno ajeno. Sin embargo, muchas veces la Iglesia es objeto de una doble incomprensión, esta flanqueada por ataques por todos los lados. Según unos, se inclina hacia los ricos; según otros, se extralimita en la consideración de determinados problemas. Pero- la Iglesia está fundada sobre roca, y el poder de la malicia no prevalecerá sobre Ella. La Iglesia sigue ade-larte, brindando a todo el mundo una autén-tica doctrina social, empapada en la caridad de Cristo y dentro del sagrado marco de la justicia." .

"La Pastoral no ofrece soluciones prácticas. No puede ofrecerlas. Ni en orden a salarios, ni al número de viviendas, ni de escuelas, ni a la estructuración jurídica de la economía. Tiende a operar en nuestra archidiócesis un cambio de mentalidad _he-redado del gran capitalismo liberal del siglo pasado."

Añadió que los patronos, los empresarios, los propietarios agrícolas deben estudiar y conocer la situación social de sus empresas; deben estudiar el valor real de sus fincas, no el ficticio o aleatorio, y deben saber cuál es la cantidad que en la producción corresponde al interés legítimo de ese capital va la masa para la conservación y mejora del mismo, así como a la participación que en ese capital deben tener los elementos humanos que intervienen en la empresa. Y _aña-dió "El trabajador medio, con su régimen normal de trabajo, con su rendimiento normal, debe tener un salario vital´que al menos baste para las necesidades suyas. de_ la muier v de sus hijos, en una familia bien constituida."—Cifra.

 

< Volver