El señor Solís aboga por un sistema más justo de convivencia  :   
 Aspiramos-dijo en una conferencia de Prensa- a una revisión periódica de salarios hasta llegar a los de otros países. 
 ABC.    17/03/1964.  Página: 57. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

EL SEÑOR SOLIS ABOGA POR UN SISTEMA HAS JUSTO DE CONVIVENCIA

Aspiramos—dijo en una conferencia de Prensa—a una revisión periódica de salarios hasta llegar a los de otros países

El ministro secretario general del Movimiento y delegado nacional de Sindicatos, don José Solís Ruiz, ha recibido ayer, en una conferencia de Prensa, a los corresponsales f extranjeros y periodistas españoles.

Hafeló en tornoo al Congreso sindical recientemente celebrado.

El presidente del Club, señor Tieteman, saludó al ministro en nombre de la directiva, y el señor Solís invitó a los periodistas a formular las preguntas que desearan. El ministro contestó a todas ellas con claridad y precisión.

"Si el mundo quiere llegar a un porvenir

más justo, déte procurar na mejor entendimiento enn-e -el capital que el trabajo re-presenta y el capital que representa la empresa—dijo—. Fundamentalmente existe un problema de falta de diálogo sincero, de comprensión."

Añadió que uno de los mayores aciertos del III Congreso sindical ha sido, a su juicio, el acuerdo unánime de que el concepto de empresa ha de ser revisado. La raíz de muchos conflictos está en la empresa, y la única forma de evitarlos es haciendo que los trabajadores se sientan auténticamente vinculados a la misma., dentro de un sistema más justo, más perfecto.

Refiriéndose al problema de las huelgas, dijo que éstas eran un mal menor para los sindicalismos de todo el mundo, que preferirían seguramente llegar a acuerdos entre obreros y empresarios sin recurrir a ellas. Pero la huelga no basta con suprimirla, hay que superarla con tm sistema, más justo de convivencia, de diálogo, entre la empresa y el trabajador, Nosotros buscamos las fórmulas precisas para que la huelga deje de ser necesaria. No hemos llegado aún a un sistema perfecto, pero aspiramos a conseguirlo.

Un cprresp_onsal alemán preguntó al ministro si consideraba oportuno ei actual momento económico del país para intentar po-, ner en práctica la. conclusión aprobada en el Congreso sindical sobre el accíonariado obrero,

"En muchos años de entrega áhsi´ndicalás-tno no he encontrado nunca el mámenlo que pareciera propicio para lograr la participación del obrero en la empresa—respondió—•. Siempre hay dificultades. Ahí está, en la falta de entendimiento, el primer problema. Insisto, señores: solamente en el perfeccionamiento de la empresa está la base para ícgrar ese enten>íími>ítito."

Dijo luego, refiriéndose a la presencia de más de medio centenar de observadores extranjeros en el Congreso, que le agradaba que vengan a informarse abiertamerfte de Jas particuJaridades de nuestro sindicalismo nacional. "A nosotros nos agradará mucho también—agregó—conocer sus organizaciones".

En cuanto a la reunión celebrada recientemente en París por las centrales sindicales internacionales, el ministro aseguró que sus decisiones aislacionistas respecto a España "nos van preocupando cada vez menos. ¿ Qué quieren ? ¿ Libertad para ellos solos? Parece como si al grito de "nosotros solos" quisieran vernos reducidos al pastoreo".

Manifestó el señor Solís que el Congreso ha solicitado la revisión periódica de los salario;. "Aspiramos como objetivo al mismo salario que puedan tener los trabajadores ce cualquier ctro país, y llegar a rendimieji-tos iguales, coa empresas adecuadamente instaladas. Hay que ir con paso adecuado a las circunstancias; queremos empresas fuertes que puedan retribuir bien a su^ trabajadores."

En relación con la creación d? un Banco sindical y cooperativo solicitada por el Congreso, dijo el ministro que en !as conclusiones adoptarías al respecto se pedía para la Organización sindical la posibilidad.de terier un banco oue, sin ánimo de lucro, sea ejemplo de agilidad en la íunción- crediticia, sin interferir en la esfera normal de actividad de la Banca oficial ó privada.

 

< Volver