Líneas generales del tercer plan     
 
 ABC.    02/07/1970.  Página: 18. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Líneas generales del tercer Plan

Barcelona 1. Las líneas en que se basará el m Plan de Desaxrollo Económico y Social fueron anunciadas hoy ante el Consejo Económico Sindical de Cataluña por el ministro Comisarlo del Plan de Desarrollo, don Laureano López Rodó.

La primera parte de dicho Plan, dijo el señor López Rodó, se abre con una exposición de los motivos del mismo y un estudio de la economía y la sociedad española de 1970, para pasar seguidamente a establecer un "horizonte 1980", ya aue. aun cuando el HI Plan concluye en 1975, solamente estableciendo unos objetivos muy amplios—que el ministro calificó como "ambiciones sociales"—para alcanzar la solución de los problemas clave. Al final de esta primera parte, se fijan la estrategia política del desarrollo y se concretan las directrices políticas, económicas y sociales en cada uno de estos grandes temas a resolver.

La segunda parte del m Plan de Desarrollo—dijo después el señor López Rodó— es la que tiene carácter claramente ejecutivo, y se abre con un análisis de la evolución del n Plan, para conocer sus resultado, con los aspectos negativos y positivos de su aplicación. Inmediatamente después ee establecen los cuadros macroeconómico y macrosocial, que establecerán los límites de incremento del nivel de vida, y de una Justa participación de los Incrementos económicos obtenidos, al tiempo que se exponen, de manera clara, su traducción en hechos tangibles, para que el pueblo pueda apreciar los resultados de este trabajo, al tiempo que se va a una potenciación del marco en que se desenvuelve la vida del pueblo español.

En su enunciado final, el Plan comprende la exposición de los programas del sector público, no sólo en cifras, sino en relación de actuaciones, a las aue se obligan los respectivos organismos, con carácter imperativo; la política de desarrollo regional, con unos objetivos de nivelación entre desigualdades de renta, que redunde en bien a la prosperidad de toda España, y, por último, . un programa de descentralización industrial, que beneficie lo mismo a las grandes zonas urbanas, que mejorarán sus condiciones naturales y a las zonas en que la industria encuentre nuevo asentamiento.

 

< Volver