Autor: F. Y.. 
 La vida política. 
 Estabilidad en los escaños sindicales     
 
 Madrid.    22/10/1971.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

La vida política

Eslobilidod en los escolios sindicóles

Durante la semana que termina han llegado prácticamente a término las elecciones sindícales a nivel nacional, que llevan a las Cortes a los representantes de las uniones, empresarios, técnicos y trabajadores.

La tónica dominante ha sido la continuidad en las personas. Las tres cuartas partes de los elegidos desempeñaban ya el respectivo escaño durante la legislatura que termina. ¿Cabe sacar alguna interpretación de los hechos?

A primera vista podría pensarse en que la representación sindical en las Cortes no tiene los suficientes atractivos para el mundo del trabajo, por las razones que fuere. Dicha hipótesis no parece verosímil a priori, si no se ocultan razones que la abonen. En el terreno de los empresarios fundamentalmente no parece comprensible. Las Cortes, evidentemente, son el terreno apropiado para la manifestación de intereses.

Los escaños sindicales han estado cubiertos en los cuatro últimos años por hombres vinculados tradicionalmente a la estructura sindical, notablemente evolucionada desde las leyes originarias del 40 a la puesta en vigor de la nueva normativa este mismo año. El respeto por las personas, puesto de manifiesto con esta ocasión—a una estructura como la Organización Sindical no debe serle difícil orientar en determinada dirección a sus hombres—, puede ser síntoma de un deseo continuista, según el cual serían los dirigentes del viejo sistema los encargados de encauzar el desarrollo de la nueva ley.

F. Y.

 

< Volver