La Magistratura aplica las garantías de cargos sindicales     
 
 Informaciones.    15/02/1972.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

TRIBUNALES

LA MAGISTRATURA APLICA LAS GARANTÍAS DE LG´S GARBOS SINDICALES

MA D R ID, 15. (INFORMACIONES.) — La Magistratura de Trabajo número 8 de Madrid ha resuelto un nuevo caso de aplicación del decreto de garantías de cargos sindicales. Se recordará que muy recientemente se invocó este decreto en un incidente ante Magistratura. INFORMACIONES dio la noticia que terminó con fallo el magistrado en contra del trabajador y a favor de la empresa. Posiblemente era la primera vez que se aplicaba el decreto de garantías de cargos sindicales, norma recientísica que lleva fecha del 23 de julio de 1971. Ahora ha vuelto a plantearse un caso similar, pero la Magistratura número 8 ha dado razón al trabajador.

El decreto de garantías de cargos sindicales iré vé un sistema para mantener al trabajador que es enlace sindical en sus derechos, mientras dura la tramitación de cualquier expediente incoado contra él por la empresa. En el caso a que nos referimos, el trabajador, don Antonio Me-jías Fernández, vocal del Jurado de empresa desde las últimas elecciones sindica les, represntante en dicho Jurado de los trabajadores no cualificados, prestaba sus servicios en la empresa Bimbo, S. A. Según exnuso en su demanda el señor Mejías, se produjo oti Bimbo una situación de tensión, porque la dirección Intentó imponer a los trabajadores unas nuevas tablas de rendimiento en las que se aumentaba el ritmo de trábalo en un veinte por ciento. Aumentó la tensión con el despido de un trabajador míe no había alcanzado el rendimiento exigido. Y entonces el señor Mejías, con otros compañeros de trábalo, se personó en la Delegación de Trábalo para exponer lo que sucedía y solicitar una visita de inspección. La Delegación dirigió oficio a la direción de la empresa, en el que se anunciaba la visita de un inspector, y se le requería para que no tomara medida alguna hasta que se produjera dicha visita. Al recibir este oficio, según la demanda del señor Mejías, la empresa despidió a 33 trabajadores y se le anunció al señor Mejías la apertura del oportuno expediente disciplinario, pues al ser enlace ; sindical no puede precederse al despido sin expediente. Mientras duraba la tramitación de dicho expediente, la empresa le comunicaba que quedaba suspendido de emnleo y sueldo. Amparándose en el decreto de grarntías de los cargos sindicales, el señor Mejías acudió a la Magistratura. S« celebró la eomnareceneia de las diferentes partes, tal como determina el decreto. Cuatro horas duró el examen del caso ante el m a g i s t rado. V al final siempre sesrún ordena el decreto, el magistrado dictó sentencia sin voce». Di.io, en resumen, el magistrado: «¡Las garantías del cargo sindical sólo pueden limitarse, con carácter cautelar, en tanto se tramita el excediente disciplinario, cuando concurran imperiosas razones de seguridad o disciplina colectiva. Está probado que existe una situación de tensión, en la que el señor Metías actuó en representación de los trabajores de las cadenas productivas, impidiendo quee éstas plantearan una situación de paro ilegal, v acudió a la Delegación de Trabajo para míe ésta resolviera. No está probado ane hubiera tenido otra actuación distinta. por lo que. sin per-juicio"in fie Jo que §e decida en su día en el «"^«diente, se revoca la medida cautelar (suspensión de empleo y suel-do adentada».

Defunció al trabajador la letrado doña Elvira Posada.

 

< Volver