Autor: Sebastián Bueno, Pablo. 
 Declaraciones de Fernando Sordo a "La libre Belgique". 
 Las asociaciones sindicales serán totalmente distintas para obreros y empresarios  :   
 Independientes del Estado, nacerán de la iniciativa de los diversos sectores profesionales. 
 ABC.    22/02/1974.  Página: 29. Páginas: 1. Párrafos: 17. 

DECLARACIONES DE FERNANDEZ SORDO A «LA LIBRE BELGIQUE»

LAS ASOCIACIONES SINDICALES SERÁN TOTALMENTE DISTINTAS PARA OBREROS Y EMPRESARIOS

Independientes del Estado, nacerás de la iniciativa de los diversos sectores profesionales

VENDRÁN A PERFECCIONAR EL SISTEMA SINDICAL, DÁNDOLE DIMENSIONES

HORIZONTALES SIN COMPROMETER LA UNIDAD DE LOS TRABAJADORES

Bruselas 21. fServicio especial. Par telen. «Z.frj asociaciones sindicales serán completamente independientes del Estado, nacerán ds la iiticta-tiva de las iivcrfos setíoreá t>ro-jesioHalfs V serán totalmente distintas para los obreros "i ios patronos»¡ afirma el ministro español de Relaciones Sindicales, don Alejandro Fernández Sordo, en el curso de una entrevista que ho\ publica el diario cfliiscrvador de tíraselas «La Libre Belgique..

La conversación cotí el señor Fernández Sordo jornia parte de una serie de artículos que sobre la España política de hoy realisa Jean Marie- Van der Dussen de Kestergat, enviado especial a Madrid del citado periódico. Los trabajos de este periodista, de ascendencia noble, están teniendo un amplio eco, tanto en los medios Políticos belgas como en los comunitarios.

En el artículo que hoy aparece en la Primera página del rotativo de Bruselas destaca una eníradilla, en la que el periodista escribe: «.Entre los nuevos ministros calificados liberales del Gobierno de Madrid, el señor Fernández Sordo ocupa una de las posiciones claves.-» He aquí las Principales palabras del ministro español:

El sindicalismo español es un gran desconocido. En realidad, el Poder no controla los Sindicatos. Más bien ocurre lo contret-rio. Un tercio de tos ´miembros de las Cortes representan a los Sindicatos. Hay 150 procuradores escogidos Por los sindicalistas: seis son nombrados Por el ministro, y 144 son elegidos. La representación sindical tiene la misma importancia en los Consejos municipales y een los Consejos provinciales.

«Cono toda persona responsable en el aparato del Estado, los delectados sindicales deben, anícs de entrar en funciones, prestar juramento de -fidelidad a la Constitución y a los Principios del Movimiento. Pero estos Principios son tan vagos y (¡onerosos, que no pueden plantear ningún problema moral a quien tenga que suscribirlos.»

Sobre las asociaciones sindicales dice el ministro:

«Estas asociaciones serán completamente independientes del Estado; nacerán de la iniciativa de los diversos sectores profesionales •y serán toialmenie distintas -para los obreros \r los Patronos. Vendrán a perfeccionar el sistema sindical, dándole dimensiones horizontales sin comprometer la unidad de los trabajadores ante el empresario. La^ gran fuerza de los trabajadores es la unidad. En Espqña están unidos.»

¿Las Comisiones obreras serán legales?, pregunta De Kestergat.

«No. El Estatuto de las asociaciones será definido por las Cortes, al igual que el de ?-aí asociaciones ideológieas prometidas por la declaración^ gubernamental. Pero estas asociaciones sindicales deberán ocuparse solamente de tttesiiones sindícales, can exclusión de iojla cuestión política. Las Comisiones (obreras tienen objetivas políticos: -6«í-can la- subversion t 1-3 maditkacióx de las

las instituciones por la violencia, contó lo ha reconocido Santiago Carrillo, secretario general del Partida comunista en el exiho.>

¿Los conflictos sociales fon en su origen camffeiSMSHtt profesicuálesf triunfa De Kestsrgat.

^Digamos que los recientes conflictos sociales fueron en su 40 por 100 políticos o politizados. Pero en este momento, de 12 conflictos que conocemos, sólo uno afecta a una empresa de más de 1.000 obreros, tres. a empresas de más de 50 obreros, v ocho, a empresas más pequeñas aún.»

Sobre el progreso social dice el señor Fernández Sordo:

«£/ mejor argumento en favor del Régimen ka podido tisted verlo la semana Pasada en Barcelotta: hubo una aran manifestación de esposas de trabajadores. ¿Qué pedían? Más plazas en las escuelas secundarias.

Hace veinte años habrían reclamado Pan. Esto es la prvebii de que bajo el ´Regimen el nivel de la vida aumentó sensiblemente, v sobre (oda, el nivel cultural.*

El periodista interroga al ministro sobre la emigración de españoles al Mercado Común, v el señor Fernández Sordo responde:

«Él -fenómeno de la emigración desciende acusadamente, v la mayor parte de los emigrantes vuelven. Y volverán cada ves más, gracias a nuesfra política de empleo. Desarrollamos ahora te siderurgia y la construcción de automóviles en Valencia-: ello proporcionará 22.000 empleos nuevos en esta región. En su conjunto, las salarios españoles se aproximan r&pida-tucnif a !cs fe Í0J otros países de Europa. Existe cada ves más trabajo: los moíiz´as de emigrar están a Punto de desaparecer,-»

Por último, el ministro responde a la pregunta favorita de De Kestergat: ¿Cómo ve el ministro «aperturista» el porvenir?

€Lc voy a decir dos cosas: en primer lugar, welvct -v usted verá: en seaimda luaar.

 

< Volver