López Bravo, en las Cortes     
 
 Informaciones.    19/05/1973.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

LÓPEZ BRAVO, EN LAS CORTES

DON Gregorio López Bravo se reunió con los procuradores en Cortes para celebrar «a puerta cerrada» ana sesión informativa sobre la política exterior de nuestro país. Se esperaba con expectación esta reunión, dados los últimos acontecimientos Que han rodeado nuestras relaciones exteriores —Marruecos, Gibraltar, reconocimiento de China Popular y negociaciones con la C.E.E.—. A tenor de la nota oficial, el interés de los procuradores sobre estos acontecimientos ha quedado patente en las numerosas preguntas —más de un centenar— lechas «sobre la marcha» y en el «animado diálogo», que se prolongó durante dos horas y diez minutos.

El jefe de la diplomacia española comenzó so exposición afirmando que «España, por su entidad nacional, histórica y política, y por sus recursos naturales y humanos, está obligada a tener una política internacional, universal, dinámica e independiente». Tras resaltar que España ocupa el quinto lugar en el «ranking» económico europeo; que tiene una envidiable situación estratégica y que es el país más joven de Europa, con un gran futuro como nación industrial y de agricultura especializada, el señor López Bravo analizó nuestra política exterior en seis vertientes fundamentales:

* Relaciones con el mundo occidental: El único problema espinoso en nuestra política de estrechar lazos con los países occidentales es el planteado en las relaciones hispano-británicas tras la suspensión de las conversaciones sobre Gibraltar, dada la postura británica.

* Conferencia de Seguridad europea: España considera que el Mediterráneo es esencial para la segundad europea y que deben arbitrarse fórmulas para tener en cuenta los intereses de países de la orilla Sur.

* Negociaciones con la C.E.E.: El Gobierno se ha fijado el objetivo de la integración de España en Europa, y el primer jalón en ese camino es el acuerdo preferencial de 1970, cuya renovación se está negociando cara a un nuevo acuerdo para 1974.

* Relaciones con Marruecos: El Gobierno dedica especial atención a los problemas planteados por la decisión marroquí de ampliar sus aguas jurisdiccionales, teniendo en cuenta la doctrina de un reconocimiento de «interés especial» del Estado ribereño en materia de recursos de la mar,

* Relaciones con Iberoamérica: A excepción de Méjico, España mantiene buenas relaciones con este área, «sin excepción de países ni de sistemas políticos», como lo demuestra el creciente intercambio económico, comercial, cultural, técnico y artístico.

* Relaciones con los países del Este: De acuerdo con el proclamado principio de una «política exterior, universal, dinámica e independiente», las relaciones con Pekín completan el horizonte de apertura diplomática hacia el Este, «determinada por el Gobierno y conocida y autorizada, en su caso, por las Cortes».

 

< Volver