Iglesia     
 
 Informaciones.    19/05/1973.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

IGLESIA

CRECE, desgraciadamente, el índice de la agresividad y de las discordias entre grupos, por efectos de injusticia y resentimientos. La reconciliación: sobre bases justas y profundas es un imperativo a escala universal. Lo es también entre nosotros en todos los órdenes de la vida, desda la convivencia cívica hasta la intitimidad familiar». Esta declaración de la Comisión Permanente del Episcopado al término de sus reuniones en El Escorial —y a propósito del Año Santo de la Reconciliación que se celebrará en 1975— puede resumir la opinión de la jerarquía eclesiástica ante las tensiones que se vienen produciendo desde hace tiempo en el seno de nuestra sociedad y refleja la serena postura de la Iglesia española ante los últimos acontecimientos acaecidos en Madrid, en los que se ofendieron de palabra —manifestación de ultraderecha tras el funeral por el policía muerto el 1 de mayo— y de obra —agresión por supuestos miembros de los «Guerrilleros de Cristo Rey» a varios consiliarios y militantes católicos, tras, una misa de los movimientos apostólicos obreros— a las jerarquías eclesiásticas (en particular a los monseñores Enrique y Taracón, Iniesta y Oliver), sacerdotes y seglares.

Los obispos reunidos en El Escorial expresaron su solidaridad con los demás obispos y su personal adhesión al presidente de la Conferencia, monseñor Enrique y Tarancón, con motivo de los recientes sucesos. Tras amplias sesiones de trabajo en las que se han tratado temas tales como la preparación de la próxima Asamblea Plenaria —enriquecida este año con los contactos entre obispos y teólogos—, la formación religiosa en el bachillerato; las Jornadas de reflexión sobre las corrientes marxistas y capitalistas y la Seguridad Social del Clero, tos obispos dirigentes del Episcopado español han hecho público un comunicado en el que piden, en primer lugar, la conversión interior de la Iglesia y en el que se destaca el acuerda de conceder mayar participación a las provincias eclesiásticas en las asambleas plenarias.

Se observa el hecho, y las reuniones de El Escorial parecen confírmalo, de que el Episcopado español esta intentando un replanteamiento de la tarea pastoral en España, de cara al futuro, La decisión de no incluir Madrid en el recorrido que la Virgen de Fátima está realizando por diversas ciudades españolas, representa un Jalón en este nuevo planteamiento mas acorde con la actual evolución de la Iglesia y la sociedad. Máxime si se tiene en cuenta. —tal como declaró en una rueda de Prensa monseñor Estepa, obispo axiliar de Madrid— que «había indicios racionales de que la traída de ana imagen de la Virgen, de Fátima a Madrid iba a ser utilizada con fines extrarreligiosos y hasta políticos».

Estos indicios se han visto confirmados en la campaña orquestada con posterioridad por ciertos grupos políticos que se desplazaron a Toledo y por algunas informaciones calificadas, por monseñor Estepa como «gravemente ofensivas» para el Consejo Episcopal de Madrid.

 

< Volver