Es artificial la separación de Técnicos y trabajadores     
 
 Madrid.    10/02/1970.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Es artificial la separación de técnicos y trabajadores .

(Profesionales de Gibbs Hill E.)

La puesta en marcha de Ja nueva, ley Sindical exigiría la concesión de amnistía para todos los trabajadores separados de sus puestos por motivos laborales y la celebración de Asambleas i todos los niveles que sienten las bases de esta ley y nombren a los representantes de un Congreso general de trabajadores para establecer los puntos de un Sindicato democrático y representativo, según afirman unos cincuenta trabajadores de Gibbs Hill Española, S. A., la mayoría de ellos ingenieros, delineantes y administrativos. La plantilla de la Empresa consta de setenta empleados.

Señalan que, como técnicos y profesionales de una Empresa social y tecnológicamente muy avanzada, son particularmente sensibles a las graves con-cuencias que en orden a la convivencia y ai desarrollo podría tener una institueionalizacion de las relaciones laborales que, como la sometida a la consideración de las Cortes, Ignora requisitos básicos de la dignidad humana, de los trabajadores. Sólo una paz asentada en la justicia y en el respeto a los valores trascendentes de la persona humana —explican—puede servir de medio para el desarrollo ordenada de la sociedad y de los hombres.

Por ello, los firmantes, además de otras consideraciones,observan que resulta artificial la separación que en el proyecto se hace entre técnicos y trabajadores, ya que ambos toman parte en la tarea productiva en concepto de asalariados. Esta argumentación se refuerza en la actualidad debido a los avances tecnológicos, la masificaclón de los técnicos y su aumento porcentual respecto al total de los trabajadores.

A la vista de todo lo anteriormente expuesto, los firmantes consideran que la defensa de los trabajadores sólo es posible a través de un Sindicato democrático, representativo a todos sus niveles, independiente.

Este Sindicato deberá ser antosuficiente y administrar con autonomía su propio patrimonio. A] mismo tiempo, sus representantes deberán gozar de garantías para el ejercicio de sus funciones y debería reconocerse el derecho a medios de defensa apropiados y a las libertades fundamentales de reunión, asociación y expresión, que los firmantes consideran imprescindibles no sólo para la promoción de los trabajadores, sino también para el progreso económico y tecnológico cié la nación.

Por último, los firmantes estiman que_ las negociaciones entre trabajadores y empresarios deberían llevarse a cabo sin interferencias de la Administración.

 

< Volver