Autor: Pérez Fernández, Herminio. 
   Aprobado el artículo primero del proyecto de Ley Sindical  :   
 El texto ofrecido por la Ponencia tuvo cuarenta votos a favor y sólo uno en contra y una abstención. 
 ABC.    29/10/1970.  Página: 24. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

CORTES ESPAÑOLAS APROBADO Ei ARTICULO PRIMERO DEL PROYECTO DE LEY SINDICAL

El texto ofrecido por la Ponencia obtuvo cuarenta votos a favor y sólo uno en contra y una abstención

Madrid. >De nuestro redactor en las Cortes, Herminio Perez Fernandez.) Parecía >iae todos los argumentos estaban, agotadas y, efectivamente, lo estaban. Parecía que todos los procuradores estaban conformes en «ue ía Ponencia había daüo evidentes muestras de perDieabaidaó. aceptando no pocas encuendas ícimvüadas al texto del artículo primero del proyecto de ley Sindical. Y también lo estaban, en efecto. Lo eue pasafcí» es que otros procuradores, cuyas enmiendas no fueron recogidas, se esforzaban en Insistí! sobt-e la conveniencia, la necastáad y casi, casi, la obligación de Q>J£ !a Ponencia los reco¿l-sra también.

El presidente de la Comisión de Leyes Fundamentales y Presidencia del Gobierno, don Joaquín Bau, pidió a todos, insistentemente, brevedad y concisión. "Tenemos mucha, tarea w>r delante, ya que, con la aynáa *s Dios. la ley Sindical será un techo, aunque «.nanos T chatos de la política deseen lo contrario; no nos de Jai fimos impresionar por tos ataqnes «ue desde fuera, puedan dirigirnos; pero no seamos nosotros mismos causa de nue los debates languidezcan y mueran."

Fue atendido, en general, en cuanto a la. brevedad. Pero en la sesión de ayer, Iniciada a las cinco y cinco de la tarde, intervinieron veintitrés enmendantes para reiterar puntos de vista, razonamientos y argumentaciones, que ya habíanlos escuchado.

La petición mis concreta fue formulada, escuetamente y con toda claridad, por don Carlos Mendoza Gimeno, en el sentido de añadir, tras la representación exclusiva GVW se tecoTioce a \a Org9Tilsa>á.ón Sindical, la frase siguiente: "Siu perjuicio de la representación que corresponde a las entidades comprendidas en el apartado I, de3 artículo segundo de la ley de Cortes." Es óecfcr. qiie volvió a plantearse }a, petición de une se exceptuaran, claramente, en el artículo primero, los Colegios Profesionales y las Cámaras de Comercio. Apoyaron al señor Mendoza en esta petición, con una redacción Igual o semejante, don José María de Muller y de Abadal. don Rafael Díaz llanos, don Manuel Rívas Guadilla, don Salvador Serrat Urquiza y don José María Oriol y Urquijo. Se opusieron en cambio, rotundamente a esta excepción, por car.sitíararla innecesaria, los señores Solís Ruiz {don José). Navarro Velasco, Villegas Giron, Martínez Estenaga (que fue aplaudido en una apasionada Intervención, llena de espontaneidad y llaneza! y Palomares Díaz,

LLEGO LA VOTACIÓN

Puesto que la mayoría de los procuradores Que intervinieron ayer habían repetida peticiones y argumentos, la Ponencia representada de nuevo por don Fernando Herrero Tejedor—con la misma brillan tea que en 1» (ornada anterior—hubo de repetir también sus rabones. Respondió a todos los enmendantes:

subrayó aue ej no aceptar algunas enmiendas no significa que la Ponencia sea contraria a ellas, sino que las considera Innecesarias o que no estima conveniente ni oportuno recogerlas en el ar-tfoilo -orimero fie la ley. Afirmó eme la redacción dada a este precepto deja perfectamente claro que la exclusividad, sólo se refiere al ámbito sindical, con lo eme Colegios Profesionales y Cámaras de Comercio (jaedati perfectamente escluidas, sin necesidad de decirte así, arLadSend:!} (fue sí se irmrtjoHt la excepción, tal como había sido pedida, la única representación que se reconocería a tales corporaciones serla la de la ley d-e Cortes. Prome-tíó, aáemás, que en otro artículo podrá especificarse, con toda la claridad que se considere necesaria, esta •exeepelonaJJdad.

A las ocho y diez de la noche el presidente sometió a votación el nuevo texto de la Ponencia, cjue ha suprimido—en el eme publicábamos ayer—las palabras "5a contribución" y "ai servicio del bien común" en el apartado tercsío.

El texto fue aprobado con cuarenta votos a favor, uno en contra y una abstención. JLas enmiendas del señor Escudero Rueda y fiel señor Merino García tuvieron sólo tres votos favo-iatilps

 

< Volver