Diversas reacciones ante el secreto sindical     
 
 Madrid.    05/09/1969.  Páginas: 1. Párrafos: 3. 

Diversas reacciones ante el secreto sindical

Prosigue y esperamos que no decaiga la euforia Informativa sobre el "affaire" Matesa. La Prensa ha podido llegar hasta el limite de la escalada en la exigencia de responsabilidades jurídicas, administrativas y políticas. Las peticiones de dimisión expresas a varios ministros y las apelaciones al pretendido papel fiscalizado* de las Cortes han reconfortado el ánimo de los observadores más escépticos y parecen abrir un camino de apertura reconfortante. Se trata de tina conquista de la opinión pública que a todos pertenece y de la que todos nos debemos felicitar.

A todos concierne el deber de consolidar y ampliar estas nuevas conquistas en el ámbito de la opinión pública. Por eso eonviene resaltar el efecto que ha tenido en Jos medios políticos y de la opinión publica la declaración del proyecto de ley Sindical "como materia clasificada con la calificación de "secreto", efectuada por el ministro secretario general del Movimiento, señor Salís Ruis. Ante este hecho, en medio de los errores que el caso Matesa Haga puesto de manifiesto en el proceder de los ministros afecta-

dos por el mismo, hay que reconocer que les honra su aceptación del libre juego de la ofiinión pública, vistas las posibilidades que la ley de Secretos Oficiales les atribuye.

Resulta verdaderamente significativa y reveladora la actitud que, ante la declaración de secreto oficial con que ha sido calificado el proyecto de ley Sindical, han adoptado los diversos diarios madrileños.

MADRID e "Informaciones" informaron a sus lectores en su edición del día 3 de septiembre; "ABC", "Ya" y "Nuevo Diario" lo hicieron al día siguiente, y "Arriba", en la escueta noticia, de Pyresa con que da cuenta del acontecimiento omite que la declaración de secreto haya sido establecida por el ministro secretario general del Movimiento; "Pueblo", diarto de los Sindicatos, y "El Alcázar", no informaron de esta medida a sus lectores. ¿Estamos ante un caso como el míe ayer denunciaba en un articulo ibérico un colee/a de la tarde, de periódicos expuestos a grupos de presión que los financian "a cambio d"e camrmñas, "silencios" o valoraciones dictadas por intereses desconocidos"?

 

< Volver