tres documentos para la historia. 
 El sindicalismo visto por la O. I. T., la Conferencia Episcopal y el proyecto enviado a las Cortes     
 
 Madrid.    04/10/1969.  Páginas: 1. Párrafos: 51. 

El sindicalismo visto por la 0.I. T.. la Conferencia Episcopal y el proyecto enviado a las Cortes

Libertad o arbitrariedad. Unidad o pluralidad Representatividad o autocracia Autonomía o intervencionismo

Participación o absentismo tante documento doctrinal: la organización profesional no alcanzará su.s objetivos si no se apoya en Asociacio es libremente constituidas. Y la O. I. T.. reflejo del ordenamiento sindical en los países libres del Occidente, ha dicho también su palabra: los trabajadores y empleadores tienen el derecho de constituir las organizaciones que estimen convenientes, así como el de afiliarse a ellas...

En la Ley Orgánica de 1966 y en la declaración XIII del Fuero del Trabajo—según la

nueva redacción aprobada junto a la Ley Orgánica—-se contienen los puntos centrales de la doctrina sindical del Estado español.

Las cinco notas claves de un sindicato, como son la libertad, la problemática de la unidad, la representatividad, la autonomía y la participación que a través de los Sindicatos se logra, han sido tocados claramente por la Conferencia Episcopal Española y por la O. I. T. También el proyecto de ley Sindical enviado a, las Cortes contempla estos temas.

La Conferencia Episcopal tiene un claro fundamento para hablar del tema. El articulo II de la Ley de Principios del Movimiento Nacional dice que "la Nación española considera como timbre de honor el acatamiento a la ley de Dios, según la doctrina de la Santa Iglesia Católica, Apostólica y Romana, única, verdadera y fe Inseparable de la conciencia nacional, que inspirará su legislación".

Por su parte, la O. I. T. posee más de cincuenta años de experienica y sabe los beneficios que reporta la sindicación, según el modo como ésta se realice. Ha pasado por las experiencias de sindicatos anclados en los Gobiernos, de los sindicatos nazis y fascistas y de los resultados obtenidos por los sindicatos en los países del mundo libre.

En nuestra información, resumimos en sus líneas generales el contenido del documento de la Conferencia Episcopal, y del informe de la O. I. T. a uno de los principios del sindicalismo y junto a ellos lo que «obre los mismos puntos dice el anteproyecto de ley sindical enviado a las Cortes.

Declaración de la Conferencia Episcopal

Libertad sindical

"La organización profesional no alcanza «u objetivo sino cuando se apoya en asociaciones libremente constituidas, donde las diferentes clases sociales se han agrupado siguiendo sus afinidades y sus intereses propios".

"Uno de los puntos fundamentales es el de la libertad sindical. Esta libertad se contrapone a la voluntad arbitraria del Estado. Supone, además, por parte de los miembros de las asociaciones sindicales el derecho de escoger libremente aquella reglamentación que consideren más a propósito para sus íines. Y ha de tener en cuenta las "características de cada nación, los ensayos hechos y la experiencia adquirida". Pero aquella libertad se vería amenazada si las organizaciones se convirtieran en engranaje político o administrativo del Estado".

Unidad o pluralidad

"Entre los derechos fundamentales de la persona humana debe contarse el derecho de los obreros a fundar libremente asociaciones, así como también el derecho a participar libremente en las actividades de esas asociaciones sin riesgo de represalias.

Aquella libertad se vería amenazada si, dotadas de privilegios abusivos, gozasen de un monopolio único.

Corresponde al Estado, por so función de gestor del bien común, el derecho y el deber de estimular la evolución de las asociaciones puramente sindicales hacia una. integración de orden profesional, procurando respetar su carácter espontáneo.

De la natural sociabilidad de los hombres se derivan el derecho de asociación y d» reunión.»

Representatividad

"Entre los derechos fundamentales de la persona humana debe contarse el derecho de los obreros a fundar libremente asociaciones que representen auténticamente al trabajador. En cuanto a las asociaciones de obreros, "es fin suyo esencial representar y defender los intereses de los trabajado-re»".

"Que tanto las asociaciones sindicales como la organización profesional en que aquéllas se Integran sean verdaderamente representativas «n todos sus grados".

Autonomía

"La estructura sindical en su conjunto ha de gozar de autonomía, sin perjuicio de su necesaria subordinación al bien común.

Recae sobre la autoridad el deber de evitar que su intervención sustituya innecesariamente la libre actividad ejercida a través de dichas asociaciones.

La libertad sindical supone por parte de los miembros de las asociaciones "el derecho de escoger libremente

aquella reglamentación que consideren más a propósito para sus fines.

Sólo cuando fallaren todos los medios, la huelga puede seguir siendo medio necesario aunque extremo para la defensa de los derechos y el logro de las aspiraciones justas de los trabajadores."

..."De la natural sociabilidad de los hombres se deriva el derecho... de dar a las asociaciones que creen la forma más idónea para obtener los fines propuestos"...

Participación

La Empresa constituye la célula básica dse todo el orden económico-social, desde donde deben arrancar las estructuras sindicales. Lo cual exige que se las configure como auténticas comunidades humanas..

Pero no basta participar en la vida de la Empresa. Muchas veces las condiciones generales del orden económico-social de las que depened el porvenir de los trabajadores y de sus hijos se deciden en niveles más altos. Foméntese. pues, su participación activa en paridad de condiciones con cuantos intervienen en la vida económico-social, en aquellas organismos superiores donde se toman las grandes decisiones político-económico-Kociales medante una verdadera representación."

El anteproyecto, presentado a las Cortes

Libertad sindical

"Los empresarios, los técnicos y los trabajadores, Incluidos los autónomos, los artesanos, los socios de cooperativas, los de los grupos sindicales de colonización y cuantos resulten equiparados a ellos con arreglo a las leyes quedarán incorporados, con plenitud de derechos y deberes, al Sindicato de rama o entidad sindical que corresponda, según su actividad y el lugar en que la ejerzan.

Son obligaciones de los Sindicatos: "Contribuir al sostenimiento de la Organización Sindical y de las entidades de que sea, miembro, mediante cuotas establecidas por ley.

Será ilegal toda asociación u organización profesional, laboral o económica, sea cual fuere su forma, que estando comprendida en el ámbito de aplicación de esta ley pretenda constituirse o actuar fuera de la Organización Sindical."

Unidad o pluralidad

"Son principios básicos del Sindicalismo español: el de unidad, en razón de la consideración institucional del Sindicato como entidad natural de I« vida social y estructura básica de la comunidad nacional, integradora de todos los factores de la producción.

En cada ámbito territorial sólo existirá un Sindicato para una misma rama de actividad.

Conforme a los principios básicos del Sindicalismo español, las asociaciones sindicales de empresarios, técnicos y trabajadores, se constituirán dentro de los Sindicatos con carácter único y orgánico en cada uno de ellos y en los distintos ámbitos territoriales."

Representatividad

Los sindicados tienen derecho a ejercer la representación que en cada caso se les confiera.

La composición y funciones del delegado y consejo provincial «e fijarán por el presidente de la Organización Sindical.

La designación de los presidentes de Sindicatos nacionales se hará por el presidente de la Organización

Sindical.

El presidente de la Organización Sindical será designado por el Jefe del Estado."

Autonomía

"Son principios básicos del Sindicalismo español: el de autonomía in s t i t u c ional y funcional de los Sindicatos en sus respectivos ámbitos de competencias, de acuerdo con lo establecido en la presente ley.

La Organización Sindical forma parte del orden institucional español definido en las Leyes undamentales.

El presidente de la Organización Sindical, los miembros del Comité Ejecutivo, los presidentes de los Sindicatos y federaciones nacionales y los delegados provinciales, para el ejercicio de sus cargos, habrán de prestar juramento de fidelidad al Jefe del Estado, a los principios del Movimiento Nacional y demás Leyes Fundamentales del Reino. El Presidente de la Organización Sindical podrá acordar la suspensión o, en su ca. so, la desposesión de la Junta directiva de una asociación sindical cuando resulte probado que realiza actos contrarios a lo establecido en la presente ley."

Participación

"Sor. principias básicos del Sindicalismo español: el de participación en las tareas de la vida política, económica y social, para asegurar la presencia sindical en todos los planos, desde la empresa hasta los de decisión superior.

Para lu coordinación, gestión y representación de intereses económico-sociales comunes... podrán constituirse federaciones sindicales a escala territorial y nacional. Dichas federaciones tendrán la naturaleza de Corporaciones de Derecho Público.

I as disposiciones que el Gobierno haya de dictar como consecuencia de la presente ley lo serán previo informe de la Organización Sindical."

Principios y normas de la 0. I. T.

Libertad sindical

"Los trabajadores y empleadores, sin ninguna distinción y sin autorización previa, tienen el derecho de constituir las organizaciones que estimen conveniente, asi como el afiliarse a ellas con la sola condición de observar los estatutos de las mismas".

Cualquier medida tomada contra los trabajadores por haber tratado de constituir o de reconstituir organizaciones de trabajadores es incompatible con el principio de la O. I. T., antes señalado.

"Una de las condiciones de esta libertad y de esta independencia es que los Sindicatos estén constituidos por el conjunto de miembros, sin consideración de raza, origen na-cada nación, los ensayos hechos y la experiencia adquirida". Pero aquella libertad se vería amenazada si las organizaciones se convirtieran en engranaje político o administrativo del Estado"

Unidad o pluralidad

"La libertad sindical debiera estar garantizada no solamente » los empleadores y trabajadores de las industrias privadas, sino también a los funcionarios, y esto fin distinción o sin discriminación de ninguna clase y en cuanto a ocupación, sexo, color, raza, credo, nacionalidad y opinión política.

Las organizaciones de trabajadores y de empleadores no están sujetas a disolución o suspensión por vía administrativa."

En su ideario doctrinal la Oficina Internacional de 1 Trabajo apenas se refiere * la mudad o pluralidad, tema que queda snbsmnldo en el de libertad.

Representatividad

"Las organizaciones de trabajadores y de empleadores tienen el derecho de redactar sus estatutos y reglamentos administrativos, el de elegir libremente sus representantes. el de organizar su administración y sus actividades y el de formular su programa de acción".

"Las autoridades públicas deberán abstenerse de toda Intervención que tienda a limitar este derecho o a entorpecer su ejercicio legal".

Autonomía

"Es indispensable preservar en cada país la libertad y la independencia del movimiento sindical, a fin de que este último pueda cumplir su misión económica y social independientemente de los cambios políticos que puedan sobrevenir.

Cuando los Gobiernos se esfuercen en obtener la colaboración de los Sindicatos para aplicar su política económica y social deberían tener conciencia de que el valor de esta colaboración depende, en gran parte, de la libertad e independencia del movimiento sindical, y no deberían tratar de transformar el movimiento sindical en un instrumento para alcanzar sus objetivos políticos ni inmiscuirse en las funciones normales del Sindicato pretextando las relaciones libremente establecidas de éste con un partido político.

Se reconoce a los trabajadores y a sus organizaciones el derecho de huelga como medio legítimo de defensa de sus intereses profesionales."

Participación

"Se deberían adoptar medidas apropiadas a las condiciones nacionales para promover de manera efectiva la consulta y la colaboración, en las ramas de actividad económica y en el ámbito nacional, entre las autoridades públicas y- las organizaciones de empleadores y trabajadores, así como entre las propias organizaciones para la realización de los objetivos previstos y para otras cuestiones de interés común que pudieran ser determinadas por las partes."

"La libertad de expresión y de asociación son esenciales para el progreso constante".

 

< Volver