Autor: Contreras, Lorenzo. 
   Sindicatos y organizaciones profesionales, nuevo tema de debate     
 
 Informaciones.    30/10/1970.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

Sindicatos y organizaciones profesionales, nuevo tema de debate Por Lorenzo CONTRERAS (Cronista parlamentario de INFORMACIÓN ES.)

MADRID, 30.

DURAiNTE cinco horas, tos procuradores que intervienen en el dictamen de la ley Sindical estuvieron ayer discutiendo sobre la estructura de la Organización. Sindical fKfMÜola. El artículo segundo del informe ofrecido por la ponencia es rigurosamente nuevo —no figuraba en el proyecto del Gobierno— y su contenido es el siguiente: «La Organización Sindical española está constituida por: 1," Organizaciones profesionales. 2.° Sindicatos y órganos de composición. 3." Administración y servicios sindicales.»

Ante la actitud de aurnero-sos procuradores sindicales que están disconformes con la colocación de ios Sindicatos en el segundo lugar de este orden —que presumen jerarqui, co— y no parecen dispuestos a aceptar buenamente una potenciación y autonomía de las organizaciones profesionales, la ponencia dio un rodeo y ofreció esta otra redacción: «La Organización Sindical, constituida en un orden de Sindicatos, está integrada por:

— Organizaciones profesionales.

— Organismos de composición y coordinación.

Para el cumplimiento de sus fines específicos, la Organización Sindical dispondrá de tos servicios sindicales necesarios y de su propia administración»

SOLIS: MENCIÓN DE SINDICATOS Eíí PRIMER LUGAR

Pero tampoco con este texto se ponían eje acuerdo las distintas posiciones, y desde luego, no acababan de avenirse entre si los mandas sindicales y los representantes del mismo estamento. El señor SOLIS, que no es procurador sindical, sino consejero nacional d* designación directa, encabezó las actitudes en favor (Je que la mención «JeTOS Sindicatos se haga en primer Insrar, a los electos tíe enmarcar en ellos y someter a su disciplina cualquier uaovüMien-to asociativo. En cambio, el procurador monseñor CANTERO alzó su voz en favor de dar prioridad a las organizaciones profesionales.

Los señores VILLEGAS, PALOMARES, MARTIN SANZ, MARCOS CHACÓN y ALVAREZ MOLINA se pronunciaron por la colocación de los Sindicatos en primer término. El señor IGLESIAS SELGAS, inspector asesor de la O. S., advirtió a los «obje-tores» que el artículo es puramente técnico, pero no logró abatir los recelos de que la ponencia está intentando lo que el señor MARTÍNEZ ESTENAGA, representante de la parte- social, llamo «colar las organizaciones proíesionales para que no puedan estar controladas por los ´Sindicatos».

DOS CLASES DE ENTIDADES SINDICALES.Don Rodolfo

Martin Villa secretario de la Organización Sindical, apoyó el texto ofrecido >en la segunda versión de la ponencia. «No se disminuye --advirtió— la importancia de Jos Sindicatos. Lo que quiere decir la ponencia, y con ello se apunta un gran acierto, es que la Organización Sindical alberga en su seno dos clases de en-´ tidades: las representativas de empresarios, técnicos y trabajadores, y las mixtas, de las cuales los Sindicatos son las más importantes. En éstos se Integran algunas de las organizaciones profesionales Casi todas, menos los Consejos de Trabajadores y de Empresarios, que no pueden integrase por no ser órganos mixtos. Es decir, que con toda evidencia en la Organización Sindical hay dos clases de entidades sindicales: unas que representan a los empresarios y a los trabajadores (por separado), y otras mixtas, que son los Sindicatos.»

E) señor GARCÍA CARRE-RO manifestó que la fórmula de la ponencia «no debe dejar ninguna clase de resquemor o resentimiento». El sin dical señor GARCÍA V ALDES abogó por una fórmula meaos equivoca y dijo: «El cesto no sólo debe ser bueno, sl-r que. adem&s, ha de pare-cerlo.» Y el señor Solis. comentando las palabras del señor MARTIN VILLA, manifestó estar de acuerdo con él en todo. «Le que no está de acuerdo con el secretario es la ponencia, que dice lo contrario, pues, seamos sinceros, los Sindicatos quedan en este texto • segundo lugar.»

«TORMENTA EN UN VASO DE AGUA»

El señor ESPERABE había terciado eo el debate. Para eJ representante femiliar por Sa lamanca toda la discusión era «una tormenta en un va s> de aguas. La confusión —según dij«>— no existe. Si no se nstituye «un orden de Sindicatos», no habrá Organización Sindical.

El señor ESCUDERO RUEDA, familiar por San Sebastián, no salía de su perplejidad ante La ausencia de un nítido organigrama sin dical

Don JOAQUÍN BAU, presl-deate de la Comisión de Leyes Fundamentales, que estudia el proyecto >ie ley Sin dical, levantó la sesión sin que´ el texto del articulo 2.» fuese sometido a rotación. Eran ya las diez de la noche. En el ambiente de las Cortes se abre paso la impresión de que esta legislatura —en su último año dé vida— se va a caracteriza) por la lentitud de los trabajos.

 

< Volver