Autor: Calvo, Tucho. 
   Contactos en Galicia del secretario general del Partido Socialista Democrático Español (PSDE), señor Gómez Reino     
 
 La Voz de Galicia.    11/03/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

La voz de Galicia.

Jueves, 11 de marzo de 1976.

Contactos en Galicia del secretario general

del Partido Socialista Democrático Español

(P.S.D.E.), señor Gómez Reino

«El P.S.D.E. nadó con el objetivo de un Estado

federal capaz de resolver el problema

de las nacionalidades.

SANTIAGO. — (De nuestra Delegación, por TUCHO CALVO).

Estuvo en Santiago el´ señor Gómez Reino, secretario general adjunto del Partido Socialista Democrático

Español (P.S.D.E.), que se dice emigrado gallego, compostelano ea concreto, en Madrid. Su visita

correspondió a la necesidad «de mantener contactos con los grupos socialistas, amigos y compañeros, en

un momento suficientemente serio como para que todos nos preocupemos de lo que pasa aquí y en todos

los sitios. En un momento en que es necesario movilizar» se de cara a los próximos meses que van a ser

muy difíciles». Gómez Reino, que ini-cialmente ha mantenido contactos con el P.S.P. de Galicia,

pretende visitar también La Coruña, Pontevedra y Vigo «n días próximos.

Al referirse a las diversas ramas que presente el socialismo y a las posibles alianzas, dijo:

«Yo creo que el problema hay que verlo desde dos perspectivas diferentes: como corriente de actuación

socialista que está en el pueblo y como la actuación de cada uno de los grupos. No existe posibilidad de

llegar a un acuerdo sin unos objetivos conjuntos. En casi todos los países las alianzas son fruto de unas

elecciones. Las distintas posiciones, en abstracto, en la pura utopia, hacen imposible el acuerdo entre

varios grupos. Sólo es factible éste en concreto, de cara • a unos elecciones. Cuando se pueda mantener

una relación pública abierta se pensará en alianzas, pero mientras tanto lo importante son. las buenas

relaciones.

LA LÓGICA DIVISIÓN DEL SOCIALISMO ESPAÑOL

Según las palabras de su secretario, el P.S.D.E .«nació con el objetivo de un Estado federal capaz de

resolver el problema dentro de una línea social-demócrata».

Para Gómez Reino el socialismo español no puede por menos que estar dividido, en principio, como fruto

de cuarenta años de régimen, y «lo positivo es que surja este mundo socialista pluralista con deseo de

aglutinar posiciones».

«Los personalismos de la clandestinidad— nos diría "en otro momento de la entrevista— tienen que

desaparecer. Con la vida pública política el protagonista será e.1 pueblo con un socialismo coherente a ni-

vel de las hacionalidades». «Existe el problema de que mientras no haya un programa, claro desde e.1

Gobierno, no se podrá en la oposición elaborar otro que pueda motivar la con. fluencia de grupos. Así se

está llegando a los extremos maximalistas de uno y otro signo. .Creo Que si el Gobierno no ofrece una

solución clara de un proceso electora] que permita conocer cuál es una situación de las fuerzas políticas

del país, estaremos en una situación como la actual de un excesivo protagonismo político

sin auténticos líderes que representen la voluntad popular».

ESCASA PRESENTÍA GALLEGA

Dentro de Galicia, afirmó que Ja presencia del P.S.D.E. era escasa, como lo es en Cataluña en donde se

identifica más o menos con la R.S.D.C., tratando de fomentar los contactos con grupos de presencia

mayoritaria que se mueven dentro de un contexto ideológico igual que el suyo.

Al preguntar por los grupos socialistas con ¡os que se identificaba en mayor medida la línea del P.S.D.E.,

respondió que salvo en el problema de las nacionalidades era con el P.S.P. y el P.S.D. A nivel in-

ternacional, manifestó seguir

el programa de la «Bad Go-desberg» en sus líneas generales, si bien puntualizó que la actuación en el

Estado español es normalmente más radicalizada, más de izquierdas. En otro momento Gómez Reino se

definió partidario de «un Estado débil y una sociedad fuerte. «Como talante personal estoy, en realidad,

muy cerca del anarquismo».

REPRESENTANTES PROVISIONALES

Damos, por último, retazos de la conversación que por su extensión sería imposible reproducir

íntegramente: «Aquí los millonarios son marxistas-leninistas en tan lo no exista la posibilidad de una

política pública que los obligue a actuar en consecuencia». «Yo digo que hay que legalizar el P.C., pero

no por eso estar en alianza con él». «Muchos que huyen de la dictadura quieren actualizar la social-

democracia como salvavidas».

«Antes de fin de año todos los partidos que quieran figurar como tales habían de hacer un gran congreso».

«Creo que tocios los que eslamos en la aventura de conseguir un Estado democrático estamos de modo

provisional, sin podernos ´considerar representantes».

 

< Volver